Type to search

Glaucoma de ángulo cerrado.

30 diciembre 2021

AUTORES

  1. Ana Rodríguez Maroto. Graduada en Enfermería. Enfermera Consultas Externas en Hospital Clínico Lozano Blesa.
  2. Inés Guíu Cañete. Graduada en Enfermería. Enfermera MI en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.
  3. Andrea Vicente Peinado. Graduada en Enfermería, Escuela Universitaria de Huesca. Experto Universitario en Geriatría y Longevidad para Enfermería. Experto Universitario de Enfermería ante Actuaciones en Urgencias y Emergencias. Enfermera MI en Hospital Clínico Lozano Blesa.
  4. Patricia Álvarez Pérez. Graduada en Enfermería. Enfermera MI en Hospital Clínico Lozano Blesa.
  5. Alicia Benito Diaz. Graduada en Enfermería. Máster Oficial en Musicoterapia. Enfermera en CPI Arcosur.

 

RESUMEN

El glaucoma de ángulo cerrado es una urgencia oftalmológica caracterizada por elevación rápida de la PIO que requiere tratamiento médico y/o quirúrgico inmediato ya que pone en peligro la función visual si no es resuelto satisfactoriamente en las primeras horas. El mecanismo fisiopatológico más frecuente es el bloqueo pupilar primario y el tratamiento de elección es la iridotomía láser periférica.

 

PALABRAS CLAVE

Glaucoma, ángulo cerrado.

 

ABSTRACT

Angle-closure glaucoma is an ophthalmic emergency characterized by rapid IOP elevation that requires immediate medical and / or surgical treatment because it endangers the visual function if it is not satisfactorily resolved in the first hours after it is established. The most common pathophysiological mechanism is primary pupillary block and the treatment of choice is peripheral laser iridotomy.

 

KEY WORDS

Glaucoma, angle-closure.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El glaucoma es una enfermedad causada por un grupo de afecciones oculares que dañan el nervio óptico. Generalmente se produce cuando se acumula fluido en la parte delantera del ojo. El exceso de fluido aumenta la presión en el ojo y daña el nervio óptico. El ojo produce humor acuoso constantemente. A medida que fluye nuevo humor acuoso en el ojo, debe drenarse la misma cantidad. El fluido se drena a través de un área llamada ángulo de drenaje. Este proceso mantiene la presión intraocular (PIO) estable. Sin embargo, si el ángulo de drenaje no está funcionando correctamente, el fluido se acumula. La presión interior del ojo aumenta y esto daña el nervio óptico.

Con respecto a esto podemos distinguir dos tipos de glaucoma. Glaucoma de ángulo abierto (GAA) y Glaucoma de ángulo cerrado (GAC). Este primero es el tipo más común de glaucoma. Se produce gradualmente, cuando el ojo no drena el fluido tan bien como debería. Como resultado, la presión del ojo aumenta y empieza a dañar el nervio óptico. Este tipo de glaucoma no es doloroso y no causa ningún cambio en la visión al inicio.

El glaucoma de ángulo cerrado (GAC) es una alteración abrupta del ojo dada por el cierre brusco de las vías de eliminación del humor acuoso y, en consecuencia, genera una rápida elevación de la presión intraocular (PIO), dolor intenso, percepción de halos alrededor de la luz y midriasis. Se trata de una verdadera emergencia ocular 1,2.

 

El glaucoma de ángulo cerrado se puede dividir en dos principales categorías dependiendo de la causa del cierre angular:

A) Glaucoma primario de ángulo cerrado. En este tipo no existe ninguna otra causa además de la predisposición anatómica siendo el ejemplo típico el del glaucoma agudo de ángulo cerrado.

B) Glaucoma secundario de ángulo cerrado. En este tipo la causa de aposición iridotrabecular es consecuencia de una condición específica como sinequias, contracción de una membrana fibrovascular, seclusión pupilar o pseudofaquia.

El glaucoma primario de ángulo cerrado se puede dividir en tres formas clínicas caracterizadas principalmente por la forma de presentación, siendo éstas:

1. Ataque agudo de glaucoma. En esta presentación clínica el principal mecanismo relacionado es el bloqueo pupilar además de un cierre aposicional en 15 a 45% de los casos. El incremento de la presión intraocular es de manera rápida y exagerada. La resolución espontánea es difícil y requiere de tratamiento médico y/o quirúrgico (iridotomía con láser) inmediatos. En un ataque agudo de glaucoma de ángulo cerrado el paciente presenta los siguientes síntomas: La visión se vuelve borrosa de repente, tiene dolor intenso en el ojo, tiene dolor de cabeza,náuseas, Vomita, ve anillos o aureolas de arcoíris de color alrededor de las luces.

2. Glaucoma subagudo, subintrante o subclínico. Este tipo de glaucoma es similar al ataque agudo pero con manifestaciones clínicas más leves y se resuelve de forma espontánea. Su diagnóstico representa un reto y con frecuencia puede confundirse con otras entidades oculares o bien con enfermedades sistémicas.

3. Glaucoma crónico de ángulo cerrado. Este tipo de glaucoma se caracteriza por un cierre con la presencia de sinequias permanentes de extensión variable confirmado

por gonioscopía y maniobra de Forbes (indentación con un lente de cuatro espejos.

Entre los elementos de riesgo más importantes que se asocian al cierre angular se encuentra la edad como un factor predisponente por alteraciones funcionales y morfológicas respecto a la malla trabecular, el origen étnico, que evidencia que la raza negra presenta mayor riesgo y las enfermedades vasculares asociadas, como hipertensión arterial y diabetes, que pueden ocasionar alteraciones neovasculares y procesos obstructivos inflamatorios implicados en el cierre angular.

 

Los criterios diagnósticos para el ataque agudo de glaucoma de ángulo cerrado son:

a) Aumento de la PIO mayor de 30 mmHg.

b) Más uno de los siguientes síntomas:

1- Dolor ocular súbito.

2- Náuseas.

3- Vómitos.

4- Visión borrosa rápidamente progresiva.

5-Antecedente de episodios de visión con halos.

c)Más dos de los siguientes signos:

1- Edema corneal epitelial.

2- Pupila en midriasis media arreactiva.

3- Iris bombé.

4- Reacción conjuntival y ciliar.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el GAC es una causa importante de ceguera irreversible en el mundo, que produce que cada cinco segundos una persona se quede ciega 3.

 

CONCLUSIONES

Existe una presentación clínica de glaucoma de ángulo cerrado o agudo con sintomatología dolorosa y de curso rápido, con grandes posibilidades de detección y tratamiento oportuno. Este cuadro inicia por afluencia excesiva entre el iris y el cristalino que impide el flujo de humor acuoso de la cámara posterior a la anterior con el progreso de bloqueo pupilar relativo, ocluyendo la porción filtrante de la malla trabecular y causando elevación de la presión intraocular (PIO).

La urgencia se manifiesta con fuerte dolor ocular y reducción de la agudeza visual, que puede manejarse adecuadamente por el optómetra, con el fin de hacer una remisión oportuna al servicio de oftalmología, ya que las consecuencias de la progresión de la enfermedad o de un diagnóstico incorrecto son irreversibles en términos de pérdida de agudeza visual y campo visual, lo que afecta de modo considerable la calidad de vida de los individuos 4.

 

Además es importante saber que el glaucoma es una enfermedad ocular que constituye un problema de salud por su gravedad y frecuencia, pues ocupa el segundo lugar como causa de ceguera irreversible en el mundo. Muchas de sus formas clínicas son asintomáticas, de manera que el nervio óptico va deteriorándose con lentitud y hace que los pacientes acudan al oftalmólogo en estadios avanzados.

En la actualidad se considera que el 50 % de los seres humanos con glaucoma se encuentran sin diagnosticar; por ende, la detección precoz de su cuadro clínico y el tratamiento eficaz se han convertido en 2 de los grandes retos de la sanidad para disminuir el coste social de la ceguera y su gran impacto en la vida de la gente, por su gran poder invalidante. Por eso es de suma importancia insistir en revisiones sobre todo a pacientes con factores de riesgo e informar a los pacientes de la importancia de dicha enfermedad, a fin de poder diagnosticarla en estadios tempranos, cuando aún puede detenerse o lentificar su avance hacia la ceguera.

Así además el glaucoma de ángulo cerrado en este caso al tratarse de una oftalmopatía potencialmente invalidante para los pacientes, demanda una actuación inmediata y certera, de modo que cualquier esfuerzo por contribuir a su detección precoz y tratamiento adecuado en quienes la padecen, es un empeño verdaderamente invaluable 5.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Ortega Ruiz B, Armengol Oramas Y, Guerra Fernández A, Herrera Hernández N.Importancia del espesor corneal central en pacientes sospechosos de glaucoma, hipertensos oculares y normales. Rev méd electrón[Seriada en línea] 2010;32(1).
  2. Boyd k. ¿Qué es el glaucoma?. American Academy of Opfthalmology. 2021. [citado el 22 de septiembre del 2021]. Disponible en: https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/que-es-la-glaucoma
  3. Castañeda Díez R, Mayorquín Ruiz M, Jiménez Román J.Glaucoma de ángulo cerrado. Perspectiva actual. Rev Mex Oftalmol; Septiembre-Octubre 2007; 81(5):272-282.
  4. Muñoz Montero ÁP y Montoya Amézquita GX. Glaucoma agudo por cierre angular: manejo de urgencias por el optómetra. Cienc Tecnol Salud Vis Ocul. 2014;(1): 107-115. doi: https://doi.org/10.19052/sv.2807
  5. Pérez Díaz Leonardo. El glaucoma: un problema de salud mundial por su frecuencia y evolución hacia la ceguera. MEDISAN [Internet]. 2014 Feb [citado 2021 Nov 29] ; 18( 2 ): 249-262.