Type to search

Fractura por estrés del 4 metatarsiano. A propósito de un caso.

Categoría: ,
28 mayo 2021

AUTORES

  1. Myriam Paricio Úbeda. Graduada en Fisioterapia. Fisioterapeuta Servicio Aragonés de Salud.
  2. Carla Carazo Sánchez. Graduada en Enfermería. Enfermera Servicio Aragonés de Salud.
  3. Noelia Paricio Úbeda. Graduada en Enfermería. Enfermera Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

Las fracturas de stress pueden suceder en cualquier hueso, siendo muy frecuente en los metatarsianos. Pueden suceder en huesos normales que están sometidos a cargas cíclicas de forma repetida de menor intensidad, causan la fractura aguda del hueso. Se distinguen dos tipos de fractura de stress: fractura por fatiga que se produce a consecuencia de un estrés anormal sobre un hueso con resistencia normal elástica y fractura por insuficiencia donde el estrés normal tiene lugar en un hueso deficiente. La exploración clínica nos permite ver su diagnóstico, pero se debe de realizar una RX simple para confirmar su diagnóstico.

 

PALABRAS CLAVE

Fractura del cuarto metatarsiano, fracturas metatarsianos, fracturas estrés, fracturas estrés metatarsianos.

 

ABSTRACT

Stress fractures can occur in any bone, being very common in the metatarsals. They can occur in normal bones that are repeatedly subjected to cyclic loads that are of less intensity, causing acute bone fracture. Two types of stress fracture are distinguished: fatigue fracture that occurs as a result of abnormal stress on a bone with normal elastic resistance and insufficiency fracture where normal stress occurs in deficient bone. The clinical examination allows us to see your diagnosis, but a simple X-ray must be performed to confirm your diagnosis.

 

KEY WORDS

Fourth metatarsal fracture, metatarsal fractures, stress fractures, metatarsal stress fractures.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

 

ANAMNESIS:

Paciente de 60 años de edad que transcurridos tres días desde que realizó una caminata de intensidad elevada, presenta dolor localizado a punta de dedo en la cara anterior del pie izquierdo. Por ese motivo acude al servicio de Urgencias, tras ser valorada en el centro de Salud más cercano, por presentar una probable fractura de stress de uno o más huesos tarsianos o metatarsianos.

La paciente no presentaba alergias medicamentosas previas ni patología médica previa.

La medicación actual de la paciente es:

  • Metformina 850 MG (663MG) 1.0 cada 24 horas.
  • Xazal 5 Mg 1.0 cada 24 horas.

 

EXPLORACIÓN FÍSICA:

A su llegada a nuestro centro presentaba dolor, inflamación y equimosis en la cara anterolateral del pie izquierdo.

 

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS:

Se realizó una prueba de imagen mediante radiografía anteroposterior y oblicua (Imagen 1) donde se puede observar que presentaba una fractura no desplazada del cuarto metatarsiano del pie izquierdo con incipiente periostitis.

 

DIAGNÓSTICO:

Fractura no desplazada del cuarto metatarsiano del pie izquierdo con incipiente periostitis.

 

TRATAMIENTO:

El tratamiento tras el alta, fue:

  • Tratamiento conservador con el uso de una férula de yeso en posición de reposo de la articulación y en descarga.
  • Hibor 3500 cc/24 horas.
  • Analgesia si dolor.

 

EVOLUCIÓN:

Durante este periodo la paciente no debía de realizar carga en la extremidad afectada, siendo necesario realizar la marcha con la ayuda de dos bastones.

Tras 40 días de evolución, se realiza una nueva radiografía, donde se puede observar que la fractura se ha consolidado correctamente.

Se procede a la retirada de la férula de yeso y después es derivada al servicio de rehabilitación donde se realizaba tratamiento de fisioterapia de forma ambulatoria, durante tres días a la semana con una duración de 30 minutos, donde se llevó a cabo la fisioterapia manual ortopédica.

El apoyo se realizó de forma progresiva y además se recomendó de forma domiciliaria baños de contraste con agua fría / caliente.

Durante el tratamiento de fisioterapia se llevaron a cabo los siguientes objetivos:

  1. Reducir el dolor.
  2. Mejorar la amplitud del rango articular.
  3. Reducir la inflamación.
  4. Relajar la musculatura de la extremidad inferior.
  5. Potenciación muscular.
  6. Puesta en carga de forma progresiva para la correcta deambulación.
  7. Realizar una correcta propiocepción.

 

DISCUSIÓN-CONCLUSIÓN

Las fractura por stress se presentan cuando un hueso con resistencia normal es sometido a una fuerza repetida por tensión o compresión.1

Pueden ocurrir en cualquier hueso, siendo muy frecuentes en los metatarsianos.

Es importante diferenciar que existen dos tipos, fracturas por fatiga que se produce como consecuencia de un estrés anormal sobre un hueso con resistencia normal, y la fractura por insuficiencia que se presenta cuando el estrés es normal sucede en un hueso con resistencia deficiente.

Es frecuente, en las fracturas por fatiga que sucedan debido a un aumento de actividad física y un microtraumatismo repetido. Donde se puede observar que el aumento de la actividad muscular hace que el hueso responda con un proceso de remodelación e hipertrofia, en cambio, hay una etapa de remodelación ósea, donde el hueso es especialmente débil y se vuelve más vulnerable a este tipo de fracturas, debido al desequilibrio que se produce entre la resistencia ósea disminuida y el aumento de fuerza y el tono muscular. Cualquier metatarsiano puede verse afectado. 2, 3

Las complicaciones que se producen en este tipo de fracturas son las mismas que se pueden producir en cualquier otro tipo como pueden ser la pseudoartrosis con la consiguiente repercusión mecánica y funcionalidad del pie. 4

Es importante realizar un diagnóstico diferencial para descartar otras posibles patologías, ya que, al no existir un periodo agudo, los pacientes presentan un tiempo prolongado de síntomas, fundamentalmente metatarsalgia y dolor relacionado con la actividad que mejora con el reposo.

En concordancia con Rammel et al 5 el tratamiento que se lleva a cabo es conservador siendo el caso una fractura no desplazada, con limitación del apoyo y reinicio de la actividad de forma progresiva.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. del Río Martínez P.S., Moreno García M.S., Casorrán Berges M.P., Baltanás Rubio P.. Fractura de estrés en metatarsos: a propósito de dos casos. Rev Osteoporos Metab Miner  [Internet]. 2015  Jun [citado  2021  Abr  15] ;  7( 2 ): 67-70. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1889-836X2015000200005&lng=es.
  2. Brukner P, Bradshaw C, Khan KM, White S, Crossley K. Stress fractures: a review of 180 cases. Clin J Sport Med. 1996; 6(2):85-9.
  3. Iwamoto J, Takeda T. Stress fractures in athletes: review of 196 cases. J Orthop Sci. 2003; 8(3):273-8.
  4. Anguita Martinez G, Vega Gonzalez ML, Cobos Huerga C, Moreno Casado MJ. Fractura de estrés de los metatarsianos. Revista Internacional de Ciencias Podológicas, 2011, Vol 5, Núm. 2, 47-54.
  5. Rammelt S, Heineck J, Zwipp. Metatarsal fractures. Injury. 2004 ; 35 Suppl 2:SB77-86.

 

ANEXO

Imagen de elaboración propia: