Type to search

Formas de convivencia, vida cotidiana y actitudes en personas de la tercera edad, hacia cuestiones sociales relevantes.

30 agosto 2021

AUTORES

  1. Estela Meléndez Sánchez. Grado en Enfermería, Hospital Clínico Universitario, Lozano Blesa, Zaragoza.
  2. José Antonio Ortín Clavería. Grado de Fisioterapia, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. María Onieva Martín. Grado de Trabajo Social, C.S. Sagasta, Zaragoza.
  4. Ainhoa Bartumeus Bartolomé. Licenciada en Psicología, C.S. San José Norte, Zaragoza.
  5. Francisco Javier Monserrat Cantera. Grado de Fisioterapia, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Lorena Cartiel Marina. Grado en Fisioterapia, C.S. Sagasta, Zaragoza.

 

RESUMEN 

En España, la proporción de personas mayores que vive exclusivamente con la pareja ha ido aumentando, así como los que viven en solitario. Retrocediendo el número de mayores que viven con otros familiares.

El modo en el que viven las personas mayores, también varía mucho según el sexo y la edad que posean

Las personas mayores le otorgan a la vida cotidiana una puntuación media que ronda los 7 puntos. Además se encuentran muy satisfechas con sus relaciones familiares, su relación de pareja y su tiempo libre. Así como, bastante satisfechos con sus amigos y en menor medida con su salud.

Respecto a la religión, 9 de cada 10 personas mayores se declararon católicos, siendo sólo el 4,7% quienes se consideran no creyentes.

Las personas mayores creen que para una buena convivencia social las cualidades más importantes respectivamente son: la honradez de los individuos, la tolerancia y respeto hacia los demás, la disciplina y el sentido de la justicia

 

PALABRAS CLAVE

Tercera edad, vida, religión, tecnología, familia, educación, discriminación.

 

ABSTRACT

In Spain, the proportion of older people who live exclusively with their partner has been increasing, as well as those who live alone. Receiving the number of seniors who live with other relatives.

The way in which older people live also varies greatly according to their sex and age.

Older people give everyday life an average score of around 7 points. They are also very satisfied with their family relationships, their relationship with their partner and their free time. As well as, quite satisfied with their friends and to a lesser extent with their health.

Regarding religion, 9 out of 10 older people declared themselves Catholic, with only 4.7% who consider themselves non-believers.

Older people believe that for a good social coexistence the most important qualities respectively are: the honesty of individuals, tolerance and respect for others, discipline and a sense of justice.

 

KEY WORDS

Elderly, life, religion, technology, family, education, discrimination.

 

DESARROLLO DEL TEMA

FORMAS DE VIDA. FACTORES DETERMINANTES:

En España, la proporción de personas mayores que vive exclusivamente con la pareja ha ido aumentando, así como los que viven en solitario. Retrocediendo el número de mayores que viven con otros familiares. 1

Hay que destacar que los modos de vida de las personas mayores responden a su estado civil y a la descendencia. Un ejemplo, es que de 1 de cada 10 personas mayores, 6 están casadas, 3 viudas y las restantes solteras, separadas o divorciadas. Por sexo, en varones mayores de 65 años, 3 de cada 4 están casados y en las mujeres menos de la mitad. Además, la tasa de viudedad del sexo femenino triplica la del masculino. 2

La forma de vida de las personas mayores también está determinada por las circunstancias en las que se encuentran sus hijos cuando no logran insertarse en el mercado de trabajo, por lo que cada vez permanecen mayor número de años en el domicilio familiar.

En muchos casos, compartir la vivienda con familiares evita una institucionalización no deseada. 3

 

FORMAS DE VIDA MÁS FRECUENTES:

El modo en el que viven las personas mayores, también varía mucho según el sexo y la edad que posean. Aunque, el rasgo más definitorio es su estado civil.

Viven solos cerca del 22% de los mayores, pero en un grado muy superior en las mujeres que en los hombres. En ambos casos, son proporciones que aumentan conforme se eleva la edad.

Hasta la edad de 71 años, la mayor parte de varones que viven solos son solteros. Sin embargo, hasta la edad de 69 años suman más las situaciones de separación o divorcio que las de viudedad, ya que esta última no llega a representar las ¾ partes hasta los 84 años. Sin embargo, entre las mujeres solas en cambio está presente a cualquier edad.

En 1991, vivían en hogares bi-personales el 43% de los mayores. En cuanto a los hogares unipersonales es más habitual en el caso de las mujeres, generalmente porque tienen una mayor esperanza de vida. 1

 

HÁBITOS DOMÉSTICOS COTIDIANOS:

Las personas mayores le otorgan a la vida cotidiana una puntuación media que ronda los 7 puntos. Además se encuentran muy satisfechas con sus relaciones familiares, su relación de pareja y su tiempo libre. Así como, bastante satisfechos con sus amigos y en menor medida con su salud. 4

Las personas mayores se acuestan antes y madrugan menos que nadie, en cualquier día laborable. Al contrario de lo que ocurre el fin de semana.

En los hábitos alimenticios son el grupo de edad que más consume frutas frescas, verduras y pescados. Sin embargo, son los que menos consumen carnes, huevos y pastelería.

El ejercicio a diario moderado es más practicado por este grupo de edad que por jóvenes. La mayoría de los mayores mantiene que realizan este ejercicio moderado diario durante al menos 20-30 minutos.

Las personas mayores sobresalen por ser el mayor grupo de población que ni fuma tabaco en la actualidad, ni lo ha hecho nunca. Sin embargo, respecto al estado subjetivo de salud es el grupo menos optimista de todos.

 

NIVEL EDUCATIVO, RELIGIÓN, POSICIÓN ECONÓMICA, POLÍTICA Y FAMILIA.

Las personas mayores presentan un déficit de instrucción académica, el 21% carecen de estudios.

Respecto a la religión, 9 de cada 10 personas mayores se declararon católicos, siendo sólo el 4,7% quienes se consideran no creyentes. 5

En relación a su situación económica, el 12% la califican como escasa frente a otros grupos de edad menores. Sin embargo, son el grupo que más mejoras perciben con respecto al año anterior acerca de su visión de la economía española.

En actitudes políticas, las personas mayores son las que más apoyan un único gobierno central sin autonomías. Además se sienten tan españolas como ciudadanas de la comunidad autónoma. Siendo las que tienen una menor visión negativa de la vida política.

Todos coinciden en los problemas que existen en España (desempleo, corrupción y fraude), la índole económica, políticos y sanidad. En cuanto a los problemas a nivel personal que menos citan son el paro y la educación. Los aspectos problemáticos que más citan son sanidad y pensiones.

En relación a la importancia que otorgan a la vida, estaría el cuidado de los padres en la vejez, apoyar miembros de la familia y ayudarles económicamente, tener hijos y tener pareja. Este grupo de edad tiene gran satisfacción en su relación con los hijos, todavía más con los nietos y menos con hermanos, tíos o primos. 6

 

TOLERANCIA SOCIAL:

Las personas mayores creen que para una buena convivencia social las cualidades más importantes respectivamente son: la honradez de los individuos, la tolerancia y respeto hacia los demás, la disciplina y el sentido de la justicia.

El 54% de las personas mayores encuestadas les gustaría vivir en una sociedad donde la gran mayoría de la gente tuviera el mismo origen, cultura y religión, mientras que el 33% desearían integrar una sociedad con personas de rasgos diversos.

Además los mayores creen que los españoles somos muy tolerantes hacia los individuos con ideas, creencias o estilos de vida diferentes. Defienden que quienes tienen creencias religiosas son tolerantes con aquellos que no las poseen pero no perciben que esta tolerancia ocurra en sentido inverso.

El 64% de las personas mayores declaran que los españoles somos tolerantes con los inmigrantes, frente apenas el 34% quienes afirman que esto ocurre a la inversa.

Igualmente se ven como bastante o muy tolerantes con los jóvenes. Sin embargo, el 60% cree que los jóvenes españoles son poco o nada tolerantes con las personas mayores.

En cuanto a los cambios de la familia española, el 57% de las personas mayores afirma que entre sus parientes existe al menos uno con ideas políticas distintas a las suyas, el 25% reconoce tener algún familiar con otras creencias religiosas, el 18% cuenta tener uno o varios allegados con otra nacionalidad y el 6% admite tener algún familiar con una orientación sexual diferente a la suya.

Respecto al entorno social, el 70% de los mayores poseen amigos con otras ideas políticas, el 38% amigos con otras creencias religiosas, el 30% amigos de otra nacionalidad y el 14% amigos de orientación sexual distinta a la suya. 7

Como observación, resulta curiosa la incongruencia de las dos visiones que tienen las personas mayores:

  • Se considera el grupo más tolerante respecto a los demás.
  • Sin embargo, como norma general preferirían vivir en una sociedad donde la gran mayoría de la gente tuviera el mismo origen, cultura y religión.

 

DISCRIMINACIÓN SOCIAL

Los mayores de 65 años están más a favor que en contra de que una mujer sin pareja decida tener un hijo sola y que dos personas de diferente origen racial tengan hijos juntas. Sin embargo, son el grupo que menos lo aprueba por completo.

Por otro lado, el 46% de los mayores apoyan que dos personas del mismo sexo puedan casarse y es el 43% quienes no lo apoyan. Además el 53% desaprueba que las personas homosexuales puedan adoptar niños, frente al 36% que lo aprueba.8

Además las personas mayores, en caso de que una empresa contrate a alguien, a igualdad de formación y experiencia:

  • Defienden que se contrate antes a una persona nacida en España que a un inmigrante.
  • Desaprueban que se contrate antes a un hombre que a una mujer.

En cuanto a los casos de discriminación, las personas mayores son las que en menor medida los perciben. Solamente el 33% cree que son bastante o muy frecuentes por motivo de sexo, el 52% por origen étnico o racial, el 37% por nacionalidad, el 18% por religión o creencias religiosas, el 32% por orientación sexual, el 35% por identidad sexual, el 46% por aspecto físico, el 43% por tener una discapacidad física, el 50% por una discapacidad psíquica, y el 38% por una enfermedad crónica o infecciosa. 9

 

NUEVAS TECNOLOGÍAS:

Respecto a la necesidad de las nuevas tecnologías en su vida cotidiana, un 61% de las personas mayores apuntan que el teléfono móvil es bastante o muy necesario. En menor medida un 31% ve necesario el ordenador personal y la conexión a internet, el 22% el correo electrónico y los servicios de mensajería instantánea y un 10% las tablets y redes sociales virtuales. A excepción del teléfono móvil, hay más personas mayores que ven innecesarias las nuevas tecnologías en su vida diaria que necesarias.

Los seis meses previos a la entrevista, el 78% de los mayores utilizaron el teléfono móvil, el 23% usaron el ordenador personal, el 19% WhatsApp y el correo electrónico, y un 7% emplearon tantos las redes sociales como las tablets. 10

Sobre los beneficios que las nuevas tecnologías aportan a la vida familiar, el 58% de los mayores creen que su uso no ha facilitado para nada la educación de sus hijos, sus nietos o sus sobrinos. En cambio, un 46%  considera que las tecnologías sí aportan más utilidad en la sensación de estar más cerca de los familiares con los cuales no se convive.

Por otro lado, las personas mayores critican que los niños empiecen a usarlas a una edad mucho más temprana de lo que deberían. Esa impresión es compartida por el resto de la sociedad española.

Una paradoja es la percepción que tiene el 88% de las personas mayores quienes sostienen que las nuevas tecnologías han modificado la vida cotidiana de las familias españolas. Sin embargo, un 62%  mantienen que la influencia en su propia vida ha sido más bien escasa.

Finalmente la mayoría de la sociedad ve afectada negativamente la comunicación; tanto entre padre e hijos, en la pareja, en las actividades con familiares y entre abuelos y nietos. Además, creen que las tecnologías han elevado el conflicto familiar y han reducido la protección de la intimidad.11

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sánchez P. Gerontología en Internet. Revista Multidisciplinar de Gerontología. 1997; 7: 61 9-631
  2. Antonnucci T C. Jackson J S. Apoyo social, eficacia interpersonal y salud: una perspectiva del transcurso de la vida. En: L L Carstensen, B A Edelstein (eds), Intervención psicológica y social. Barcelona: Martínez-Roca, 1990.
  3. Erikson, E. (2000). El ciclo vital completado. Ed. revisada y ampliada. Barcelona: Paidós
  4. Cal Crespo, A. Et. Al. Manual de cuidado de personas mayores. A Coruña: Diputación de A Coruña. 2003. Pp 295.
  5. Kliewer, S. & Saultz, J. (2006). Health care and spirituality. United Kingdom: Radcliffe.
  6. Spilka, B. (2003). The psychology of religion: An empirical approach. New York: Guilford.
  7. FONTANALS DE NADAL, M.A., Y BONET LLUNAS, R. Una nueva visión del trabajo psicosocial en el ámbito asistencial. Herder: Barcelona. 2003. Pp. 286.
  8.  Muñoz, J. (2002). Psicología del envejecimiento. Madrid: Pirámide.
  9. Arber, S. y J. Ginn. 1996. Relaciones de género y envejecimiento. Enfoque sociológico. Madrid: Marcea.
  10. Cabero, J. at al. (1999): Medios audiovisuales y nuevas tecnologías para la formación en el siglo XXI. Murcia, Edutec/Diego Marín.
  11. Bartolomé A.R. (1999): Nuevas tecnologías en el aula: guía de supervivencia. Barcelona, Graó.