Type to search

Fisioterapia en salud mental. Ejercicio terapéutico en esquizofrenia.

12 noviembre 2021

AUTORES

  1. Alaitz Saiz Ferrer. Fisioterapeuta Servicio Aragonés de la Salud.
  2. Nuria Blasco Pérez. Fisioterapeuta Servicio Aragonés de la Salud.
  3. Beatriz Comet Cepero. Fisioterapeuta Servicio Aragonés de la Salud.
  4. Sara Coronas Turmo. Fisioterapeuta Servicio Aragonés de la Salud.
  5. Noelia Espeso Ambroj. Fisioterapeuta Servicio Aragonés de la Salud.

 

RESUMEN

La esquizofrenia es un trastorno mental grave, muy presente en nuestra sociedad. Se caracteriza por una distorsión de la percepción de uno mismo y del entorno que, sumado a otros síntomas como la tendencia a la inactividad, crea una alteración global del sujeto que la padece, afectando a su salud mental y física.

El tratamiento de fisioterapia mediante la aplicación de un programa de ejercicio físico debe estar incluido dentro del tratamiento multidisciplinar, debido a sus beneficios a nivel físico y mental.

 

PALABRAS CLAVE

Esquizofrenia, fisioterapia, ejercicio terapéutico.

 

ABSTRACT

Schizophrenia is a serious mental disorder, very present in our society. It is characterized by a distortion of the perception of oneself and the environment that, added to other symptoms such as the tendency to inactivity, creates a global alteration of the subject who suffers from it, affecting their mental and physical health.

Physiotherapy treatment through the application of a physical exercise program should be included within the multidisciplinary treatment, due to its benefits on a physical and mental level.

 

KEYWORDS

Schizophrenia, physiotherapy, therapeutic exercise.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La esquizofrenia es un trastorno mental grave, muy común en nuestra sociedad, que afecta al 1% de la población mundial.

Su etiología es multifactorial, con interacción de factores genéticos, ambientales y psicosociales1.

Se caracteriza por una gran heterogeneidad entre sus síntomas, pero generalmente se dividen en tres categorías2,3:

Síntomas psicóticos positivos, con exceso de las funciones normales. Éstos afectan a la percepción de lo que les rodea, como alucinaciones, donde pueden ver, escuchar o sentir algo que no existe, delirios, ideación, trastornos del pensamiento, y trastornos del movimiento.

Síntomas negativos, con disminución de las funciones normales. Entre los que encontraríamos el desinterés, la falta de motivación, apatía, alogia, es decir, el empobrecimiento del pensamiento y el lenguaje, afecto aplanado.

Síntomas cognitivos, como problemas de atención y de concentración.

 

El diagnóstico de la esquizofrenia se suele producir durante la adolescencia, o al inicio de la edad adulta, después de un episodio de psicosis. Aunque la aparición del primer episodio puede ser brusca, la mayoría de los sujetos presentan una fase previa, donde se pueden apreciar síntomas como la falta de higiene, el deterioro en el cuidado personal o el enfado frecuente. Durante la fase aguda los síntomas se intensifican, dificultando notablemente su relación con el entorno. Le sigue una fase de estabilización, donde vuelven a reducirse y una fase estable, en la que los pacientes pueden estar asintomáticos o presentar una sintomatología no psicótica, como depresión, insomnio y ansiedad2.

Es importante destacar el aumento de la mortalidad respecto a la población general, llegando a disminuir la esperanza de vida de los sujetos en 13-20 años1,4,5. En parte influenciado por la comorbilidad con trastornos somáticos, como el síndrome metabólico, con elevado riesgo cardiovascular, donde podemos englobar la hipertensión arterial, obesidad abdominal, altos niveles de triglicéridos en sangre, niveles bajos de HDL, e hiperglucemia6,7,8,9,10.

Puesto que los pacientes con esquizofrenia presentan gran variabilidad en cuanto a sintomatología, los tratamientos utilizados son diversos: siendo la base del mismo, el tratamiento con psicofármacos. También son frecuentes los programas contra el abuso de sustancias tóxicas y los tratamientos psicosociales enfocados a la familia y la comunidad11,12. Si tenemos en cuenta que, un alto porcentaje de sujetos con esquizofrenia se clasifican como físicamente inactivos y no cumplen las recomendaciones mínimas de la actividad física, es importante añadir a éstos el ejercicio terapéutico, útil para el tratamiento de los síntomas positivos y negativos y para la prevención de los factores de riesgo cardiovascular4,9,10,13.

 

El programa de ejercicio deberá adaptarse a las características del paciente, incidiendo en aquellas actividades que fomenten la relajación y evitando las actividades en grupo de tipo competitivo.

La Organización Internacional de la Terapia Física en Salud Mental (IOPTMH) recomienda que sean los fisioterapeutas los responsables del tratamiento mediante la actividad física.

De esta forma quedó definido el papel del fisioterapeuta especialista en salud mental por Donaghy y Durward. “Es el profesional que ofrece un gran arsenal de abordajes físicos de tratamiento dirigidos a mejorar los síntomas y la calidad de vida, aportando un excelente apoyo en la evaluación y tratamiento de pacientes mentales, que es normalmente ofrecido en unión al tratamiento farmacológico y el psicoterapéutico en el contexto del equipo multidisciplinar”14.

Esta actividad planteada por el fisioterapeuta especialista en salud mental, será estructurada, adaptada, combinando ejercicios de fuerza con ejercicio de tipo aeróbico.

Entre las técnicas más empleadas encontramos la terapia de concienciación corporal basal, el biofeedback, y la reeducación postural global15-20.

 

La terapia de concienciación corporal basal o Basic Body Awareness Therapy (BBAT), se desarrolló en Escandinavia a mediados del siglo XX y fue descrita por el psicoanalista francés y profesor del movimiento Dropsy. Busca mejorar la estabilidad postural, la coordinación y la libertad de movimientos, con un buen control a nivel respiratorio16. Está claramente indicada en pacientes con esquizofrenia, debido a la alteración de la percepción que presentan. Centrándonos en cómo cada sujeto percibe su cuerpo buscamos un buen equilibrio corporal mediante movimientos simples enfocados a los gestos del día a día coordinando siempre el movimiento con la respiración.

El objetivo del biofeedback es reeducar una función alterada o enseñar una nueva. Buscamos que el sujeto tenga un control voluntario de la función con ayuda del biofeedback, que vamos retirando progresivamente hasta llegar a la automatización del proceso, como podría ser lograr la relajación muscular17,18. Un inconveniente que nos encontramos en esta técnica sería la falta de concentración de estos pacientes.

La Reeducación Postural Global, creada por el fisioterapeuta francés Philippe Souchard, es una de las técnicas más utilizadas por los fisioterapeutas de la IOPTMH. Se basa en el estiramiento de las cadenas musculares que se encuentran retraídas, buscando el equilibrio corporal entre los músculos dinámicos y los estáticos 19, 20. Está altamente indicado en los pacientes con esquizofrenia, ya que éstos debido a la desconexión entre cuerpo y mente crean alteraciones corporales que van limitando su libertad de movimiento. El fisioterapeuta, mediante la guía, va corrigiendo ese desequilibrio y el sujeto va tomando conciencia de su postura, al mismo tiempo que trabaja la respiración, logrando una mayor flexibilidad, aumento de movilidad y disminución de tensiones.

 

CONCLUSIONES

Los síntomas positivos, negativos y cognitivos, propios del paciente con esquizofrenia, presentes con mayor o menor intensidad en función de la fase en que se encuentran, crean una alteración del sujeto a nivel global, afectando a su salud mental, física y a su calidad de vida.

El abordaje de tratamiento deberá ser multidisciplinar. En ese equipo, está incluido el fisioterapeuta, quien, entre otras técnicas, incluye la aplicación de un programa de ejercicio físico, logrando influir positivamente en la disminución de factores de riesgo cardiovascular tan presentes en estos pacientes. Además de disminuir las tensiones y limitaciones funcionales, mejora la función respiratoria y el dolor. También es importante añadir que mejora la sensación de bienestar, disminuyendo la ansiedad y la depresión 21.

Un inconveniente que nos encontramos es la falta de motivación y tendencia a la inactividad de estos pacientes, lo cual va a dificultar la adherencia al tratamiento. Es importante que el fisioterapeuta , al igual que el resto del equipo multidisciplinar , realice una evaluación exhaustiva de cada sujeto para planificar el programa de ejercicios más indicado y de esta forma disminuir las posibilidades de abandono del programa.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud [Internet]. Suiza: OMS; 2021 [citado 4 septiembre 2021]. esquizofrenia; Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/schizophrenia
  2. Julio C. Martín García-Sancho et al. Guía de práctica clínica para el tratamiento de la Esquizofrenia en centros de salud mental Servicio Murciano de Salud, Subdirección de Salud Mental; Murcia (2009):
  3. National Institute of Mental Health, schizophrenia NIH post. 21-MH-8082S Bethesda Reviewed in 2021.
  4. Laursen tm, Nordertoft M, Montersen PB. Exceso de mortalidad temprana en la esquizofrenia. Revisión anual de psicología clínica, 2014; 10, 425-438.
  5. Lora et al. Disponibilidad y utilización de servicios y brecha de tratamiento para los trastornos esquizofrénicos: una encuesta en 50 países de ingresos bajos y medios. Boletín de la Organización Mundial de la Salud; 2012: 10.2471/BLT.11.089284.
  6. De Hert, M. et al. Metabolic síndrome in people with schizophrenia: a review. World Psychiatry; 2009. 8:15-22.
  7. Ford ES. Prevalence of the metabolic syndrome defined by the international diabetes Federation among adults in the U.S. Diabetes Care, 28 ,2005, pp. 2745-9.
  8. Davidson S, Judd F, Jolley D, et al. Cardiovascular risk factors for people with mental illness. Austral N Z J Psychiatry, 35 (2001), pp. 196-202.
  9. Ryan MC, Thakore JH. Physical consequences of schizophrenia and its treatment: the metabolic syndrome. Life Sci, 71 .2002, pp. 239-57.
  10. Coolin S. Índice de masa corporal en personas con esquizofrenia. Can J. Psychiat. 2001, 46: 549-555.
  11. R.P. Liberman, A. Kopelowicz. Recovery from schizophrenia: a concept in search of research. Psychiatr Serv., 56 .2005, pp 735-742.
  12. R.S. Kern, S.M. Glynn, W.P. Horan, S.R. Marder. Psychosocial treatments to promote functional recovery in schizophrenia. Schizopr Bull, 35 ,2009, pp347-361.
  13. Lindamer L.A., McKibbin C., Norman GJ, Jordan L.: Evaluación de la actividad física en adultos de mediana edad y adultos mayores con esquizofrenia. 2008, 104: 294-301.
  14. Catalán Matamoros D. La Fisioterapia en Salud Mental: su efectividad y situación actual. Fisioterapia. 2009; 31(5):175-176.
  15. Vancampfort D, Probst M, Helvik Skjaerven L, Catalan-Matamoros D, LundvikGyllensten A, Gomez-Conesa A, et al. Systematic review of the benefits of physical therapy within a multidisciplinary care approach for people with schizophrenia. Phys Ther. 2012; 92(1):11-23.
  16. Hedlund L, Gyllensten AL. The physiotherapists’ experience of Basic Body Awareness Therapy in patients with schizophrenia and schizophrenia spectrum disorders. J Bodyw Mov Ther. 2013; 17(2):169-176.
  17. Murphy GW. Electromyographic biofeedback as a possible adjunct to the treatment of schizophrenic patients [dissertation]. Milwaukee, Wisconsin: Marquette University; 1983.
  18. Fernández R, Rodríguez B, Barcia M, Souto S, Chouza M, Martínez S. Generaidades sobre feedback (retroalimentación). Fisioterapia. 1998; 20(91): 3-11.
  19. Ph E. Sochard, Stretching Global Activo: Barcelona: Paidotribo ; 1998.
  20. Ph-E. Souchard RPG – Principios de la reeducación Postural Global, Barcelona: Paidotribo; 2005.
  21. Kisner K, Colby LA. Ejercicio terapéutico. Fundamentos y técnicas. Madrid: Editorial Panamericana; 2010.