Type to search

Evidencia científica de la aplicación de tratamiento rehabilitador en la demencia frontotemporal: revisión bibliográfica.

28 octubre 2021

AUTORES

  1. Álvaro Marzal Rubio. Grado Universitario en Terapia Ocupacional. Cruz Roja Illes Balears.
  2. María Blázquez Rubio. Grado Universitario en Fisioterapia. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Belén Gil Pardos. Diplomatura Universitaria en Terapia Ocupacional. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Ana Isabel Andrés Martínez. Diplomatura Universitaria en Fisioterapia. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Elisa Martínez Santamaría. Grado Universitario en Terapia Ocupacional. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Laura Berges Borque. Grado Universitario en Terapia Ocupacional. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

Objetivo: Realizar una revisión bibliográfica con el fin de reunir evidencia científica acerca de la intervención de terapias rehabilitadoras en la demencia frontotemporal (DFT).

Metodología: Mediante búsqueda en diferentes bases de datos y revistas científicas se identificaron 39 artículos, seleccionando 13 tras retirar réplicas y filtrar según el objetivo de este trabajo.

Resultados: La información obtenida puede ser clasificada según el tipo de abordaje en diferentes tipos de prevención.

Conclusiones: Como puntos clave de esta revisión, se considera esencial poner el foco de atención en la prevención de la demencia y, en todo caso, promover el diagnóstico precoz cuando exista deterioro cognitivo leve.

 

PALABRAS CLAVE

Demencia frontotemporal, rehabilitación, terapia ocupacional, fisioterapia, práctica clínica basada en la evidencia.

 

ABSTRACT

Objective: To do a bibliographic review for gathering scientific evidence about rehabilitation therapies in frontotemporal dementia.

Methodology:39 articles were identified through seeking in database and scientific journals. 13 articles were selected using filters based on objective approximation.

Results: The information obtained can be classified according to the kind of approach.

Conclusions: It is essential to focus on dementia prevention and promote early diagnosis when mild cognitive impairment is present.

 

KEY WORDS

Frontotemporal dementia, rehabilitation, occupational therapy, physical therapy evidence-based practice.

 

INTRODUCCIÓN

Según el Informe mundial sobre el envejecimiento y la salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el envejecimiento es, en el plano biológico, el proceso asociado a la acumulación de numerosos daños moleculares y celulares. Estos daños reducen gradualmente las reservas fisiológicas, aumentan el riesgo de muchas enfermedades y disminuyen en general la capacidad de la persona.

Estos mecanismos de envejecimiento no son regulares e idénticos para toda la población, dependen en gran medida del entorno y de la conducta de la persona.

Más allá de lo biológico, este proceso conlleva cambios en los roles y posiciones sociales del individuo respecto a los demás. Estas características vienen englobadas por los diversos cambios en la esfera psicosocial, no menos importantes que los cambios en el ámbito biológico1.

 

Descripción de la demencia:

En cuanto a la definición de demencia, podemos decir que es “una pérdida de las funciones cerebrales superiores respecto de un nivel previo normal, de suficiente intensidad como para impedir el funcionamiento independiente de la persona en su medio social habitual”.

Como en multitud de enfermedades, hay diversas clasificaciones que se diferencian entre sí en función de diferentes criterios.

Según la topografía lesional, distinguimos tres tipos de demencia: cortical, subcortical y global.

La demencia cortical lleva consigo una afectación de las funciones del procesamiento neocortical asociativo. Esto se materializa en síntomas como alteración en la organización superior motora cortical (praxis), en el almacenamiento de la información y en la conducta de la persona.

En cuanto a las demencias subcorticales, se verán afectados núcleos basales, cerebelo, sustancia blanca subcortical, etc. Veremos síntomas como la bradipsiquia, apatía, dismnesia, alteraciones frontales o trastornos motores. Como ya sabemos, en ciencias de la salud todo no es blanco y negro, y este caso no es una excepción ya que en este tipo de demencias también habrá un deterioro cortical frontal.

Por último, en las demencias globales podemos encontrar signos subcorticales y corticales aunque en estadios avanzados de estas últimas también se puede degenerar en una demencia global.

Otra clasificación vendría a ser según la etiopatogenia, dando lugar a demencias primarias (degenerativas), demencias secundarias y demencias combinadas o de etiología múltiple.

La última clasificación se organiza dependiendo de factores bioquímicos, diferenciando a las demencias con cuerpos de inclusión de las demencias sin cuerpos de inclusión2.

 

Demencia frontotemporal:

La demencia frontotemporal (DFT) es un síndrome que se relaciona con una degeneración progresiva de los lóbulos frontales y la parte anterior de los temporales, causado por diferentes entidades nosológicas3, por lo que vendría a ser un tipo de demencia cortical, según la primera clasificación expuesta anteriormente. En cuanto a cuestiones epidemiológicas, supone del 7 al 11% de todas las demencias4.

Los primeros síntomas suelen aparecer entre los 45 y los 65 años, siendo la mayoría de las DFT diagnosticadas en esta etapa aunque puede aparecer a cualquier edad de la vida adulta. No hay diferencia de prevalencia en cuanto a sexos ni a ubicación geográfica3.

Por consenso general, esta enfermedad se vincula a depósitos anormales de proteína Tau (propia del sistema nervioso) y ubiquitina (proteína cuya función es la destrucción de otras proteínas)4.

Otra de las entidades nosológicas es la genética. Estudios genéticos han demostrado la alteración del cromosoma 17 en personas con DFT con antecedentes familiares. Y es que sobre la mitad de los casos que sufren esta enfermedad tiene antecedentes de demencia en un familiar de primer grado. Se ha demostrado que cuando hay patrón hereditario, la enfermedad se transmite de forma autosómica dominante3.

En el pasado, la DFT y la “enfermedad de Pick” han sido términos que se han utilizado indistintamente pero actualmente se reserva el segundo término cuando se confirman hallazgos histológicos de cuerpos de Pick y se utiliza DFT cuando hay degeneración frontotemporal, independientemente de si están relacionados el uno con el otro4.

En cuanto a las manifestaciones clínicas, comienza con alteraciones del carácter y la conducta para más tarde desarrollarse trastornos cognitivos debidos a la degeneración prefrontal. En etapas finales pueden aparecer signos extrapiramidales de tipo rígido acinético3.

Según criterios clínicos, la DFT cuenta con tres variantes:

  • Variante conductual

Como síntomas principales cuenta con cambios de personalidad y conductas sociales inadecuadas. Más específicamente podemos ver comportamientos bruscos, disfunción ejecutiva y anosognosia. La abulia, apatía, desinhibición e impulsividad también son habituales. Relacionado con esto pueden darse problemas financieros, conductas de acumulación de objetos o compulsiones alimentarias.

El “vagabundeo”, entendido como la necesidad de deambular constante y erráticamente, también es propio de esta variante.

La conducta de utilización consiste en usar objetos del entorno sin que haya razón para usarlos (por ejemplo, peinarse sin necesidad).

  • Demencia semántica

Personas con esta variante pueden tener un habla fluida pero falta de sentido e información. Debido a la pérdida de memoria semántica, prevalece el uso de palabras genéricas y evitando las que tienen un significado más específico. Esto también guarda relación con la pérdida de la capacidad de identificar objetos y sus funciones. Conforme este trastorno avanza, podemos ver más similitudes con la variante conductual.

Suele iniciarse con la anomia, aunque la prosodia suele estar preservada. Ya en una fase moderada, el paciente presentaría problemas para llevar una conversación. A pesar de instaurarse una propasognosia, puede mantener la capacidad para reconocer números, letras y colores.

  • Afasia progresiva no fluente

Podemos detectarla precozmente con un habla lenta y problemas en la articulación de las palabras. Se identifica con una conversación agramática, no fluida y ocasionalmente con tartamudeo y habla dubitativa. Las parafasias fonémicas también son propias de este tipo de DFT3,4.

 

OBJETIVO

El objetivo de este trabajo es realizar una revisión bibliográfica con el fin de reunir evidencia científica acerca de la intervención de terapias rehabilitadoras en la demencia frontotemporal (DFT).

 

METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

Se basó en la búsqueda de diferentes bases de datos y revistas científicas. Las palabras clave utilizadas fueron en una primera búsqueda “frontotemporal dementia” y “therapy”, conectadas por el operador lógico booleano AND. Las revistas científicas de las que se hizo uso fueron American Journal of Occupational Therapy (4 resultados), British Journal of Occupational Therapy (4 resultados), Hong Kong Journal of Occupational Therapy (1 resultado), Scandinavian Journal of Occupational Therapy (3 resultados) y Fisioterapia (3 resultados). En cuanto a bases de datos, se aplicaron las mismas palabras clave y estos fueron los resultados: Pubmed (9 resultados), Medline (3 resultados), Dialnet (3 resultados), Science Direct (6 resultados). Comentar que en las bases de datos Medline y Dialnet las palabras clave fueron en español: “terapias” y “demencia frontotemporal” con el operador lógico booleano Y.

De los 36 resultados totales, tras retirar las réplicas, se hizo una selección de 13 artículos debido a una mayor proximidad al objetivo propuesto.

Por último, se hizo uso del Catálogo Roble de la Universidad de Zaragoza aplicando las palabras clave “demencia” y “demencia frontotemporal” interconectadas por el operador lógico booleano OR, obteniendo un total de 196 resultados. Tras descartar réplicas y libros que no encajaban con el objetivo de esta revisión, se incluyeron 5 libros.

 

RESULTADOS

En la siguiente tabla resumen, se reúnen los datos que fueron resultado de la presente revisión, presente en el Anexo 1. Se describen de la siguiente manera:

 

Prevención primaria:

El estrés es un importantísimo factor que influye en el desarrollo de procesos degenerativos cerebrales, y por ende, de demencias. El punto clave está en el padecimiento de estrés continuado y crónico, que puede ser nocivo para algunas estructuras encefálicas.

En nuestra práctica profesional, las personas mayores están a riesgo de padecer este tipo de estrés, ya sea por perder a la pareja, ser institucionalizadas o el propio estrés proveniente de padecer una enfermedad4.

Un punto clave en el abordaje de cualquier demencia es adoptar un enfoque de prevención. Por este motivo, desde los servicios de rehabilitación se puede desempeñar un papel fundamental en este sentido.

La hipótesis de la reserva cognitiva propone que un ambiente educativo estimulante durante la infancia mejora el establecimiento de redes neuronales facilitando la eficiencia y la flexibilidad cognitiva. Esta hipótesis hace hincapié en el nivel cultural y en el tipo de ocupación que el usuario desempeña a lo largo de su vida. Esta reserva cognitiva estaría directamente relacionada con la capacidad anatómica y funcional del cerebro para evitar o compensar el desarrollo de déficits cognitivos. Toma como factores clave el nivel educativo, el cociente intelectual y el desarrollo mental y social para regular el sistema noradrinérgico, especialmente afectado durante la demencia4.

Se considera de vital importancia la sensibilización sobre lo anterior para así adoptar una postura eficiente frente al desarrollo de cualquier demencia.

La estimulación cognitiva para aumentar la reserva cognitiva también puede tomar perspectiva de prevención secundaria ya que, una vez establecida la demencia, puede ralentizar la progresión de sus síntomas. Áreas de estimulación cognitiva pueden ser la memoria, el cálculo, el lenguaje, las gnosias y las praxias4. No podemos olvidar orientar nuestras actividades terapéuticas hacia la realidad práctica del paciente, asegurándonos de que las capacidades trabajadas con nosotros se extrapolan a la cotidianeidad del paciente.

Queda constancia de la eficacia de la participación en actividades de ocio para la prevención de la demencia14 por lo que sería conveniente no menospreciar este aspecto debido a los innumerables beneficios que produce en el ser humano.

Siguiendo con este enfoque de prevención, la dieta alimentaria toma un papel importante en la salud del individuo y por ende, en el desarrollo de la demencia. Debido a que el envejecimiento y la demencia llevan consigo un estrés oxidativo (no solamente neuronal), se sugiere que los alimentos con propiedades antioxidantes proporcionan protección frente al deterioro neuronal y cognitivo4. Trasladándose a la práctica, se basaría en el consumo de productos vegetales, así como el empleo moderado de aceite de oliva. La dieta mediterránea entraría dentro de estos parámetros añadiendo, además, el efecto antioxidante de los flavonoides hallados en el vino o el té.

Tiene más sentido realizar una terapia de tipo cognitivo en las fases iniciales de la demencia y no así en las fases más avanzadas, pudiendo en éstas haber terapias más dirigidas a lo sensorial o psicomotriz y a mantener la dignidad y la calidad de vida.

 

Prevención terciaria:

La estimulación física resulta ser muy beneficiosa para usuarios con DFT, mejora la cognición y el sueño, además de ser fuente de oportunidades de interacción social disminuyendo la sensación de aislamiento4. Aparte de esto también contribuye a una mayor irrigación y por lo tanto oxigenación del cerebro.

En la mayoría de los planes de intervención rehabilitadores, encontramos los siguientes objetivos:

  • Mantener las capacidades intelectuales que aún se conservan.
  • Ralentizar el deterioro cognitivo.
  • Mejorar el estado afectivo, estimulando el sentido de identidad y la autoestima.
  • Fortalecer las relaciones sociales.
  • Mantener el rendimiento funcional físico y motor.
  • Incrementar la autonomía personal de las actividades de la vida diaria.
  • Controlar y mejorar los trastornos de conducta.
  • Prevenir el aislamiento e integrar al usuario en la sociedad.
  • Proteger el bienestar y la calidad de vida del usuario y sus cuidadores.

Programas de higiene del sueño son muy eficaces en usuarios con DFT, interviniendo en la típica somnolencia diurna y agitación nocturna. Esto es, evitar siestas durante el día y si se tienen que hacer, que no sean muy largas. El establecimiento de horarios fijos para levantarse y acostarse también resulta beneficioso. Hay que tener especial cuidado con la ingesta de líquidos antes de acostarse, se recomienda no comer ni beber gran cantidad de líquidos dos horas antes de acostarse ya que podría interrumpir el sueño al haber la necesidad de ir a orinar en la noche4,12. Es conveniente la realización de ejercicio físico durante el día, pero muy poco recomendable que lo realice justo antes de acostarse.

En cuanto a la desorientación, es recomendable aplicar rutinas y respetar los horarios. Podemos recurrir a elementos que faciliten la orientación como calendarios y relojes en la pared, carteles para señalizar las habitaciones o los objetos más importantes del hogar. En la medida de lo posible, no se debe cambiar la localización de los objetos o cambiar de domicilio para evitar la desorientación de la persona con DFT18. La orientación a la realidad es un método de intervención muy utilizado para que, con estimulación temporal, espacial y personal, el paciente reaprenda datos sobre sí mismo y sobre su entorno.

Si queremos mejorar el desempeño ocupacional de la persona mediante la graduación de la dificultad en la tarea podemos acudir al Modelo de Discapacidad Cognitiva de Claudia Allen6. Una mejora de la funcionalidad y reducción de problemas conductuales puede ser resultado de intervenciones basadas en actividades, como talleres de costura u otras ocupaciones14.

En fases avanzadas de la DFT en las que las capacidades motoras se vean afectadas, podemos recurrir ya no a elementos comerciales (como velcro en lugar de botones), sino a productos de apoyo para promover la independencia funcional de la persona como mangos especiales para cubiertos, bolígrafos, etc4. Cuando las capacidades son exigidas en tareas relacionadas con la alimentación, intervenciones basadas en el método Montessori pueden ser de ayuda para mejorar el desempeño en esta área. Este método guarda gran relación con la Terapia Ocupacional, estando basado en la ocupación en relación con la práctica y centrado en la persona5. Enfatiza en aspectos como la habituación al material, al procedimiento y a los principios involucrados en las actividades, mediante una estimulación significativa para la persona19. A propósito de la alimentación, es bien conocido el uso de espesante en los líquidos para aquellas personas que tienen dificultades en la deglución, en nuestro caso sería personas con DFT avanzada.

Desde un punto de vista alejado de la patología, se deberían tratar los aspectos de la jubilación o, también, el abandono prematuro de la actividad productiva. Debido a este fenómeno, existe el riesgo de que la vida de la persona pierda parte de su estructura, habiendo una pérdida repentina de responsabilidades pudiendo ocasionar trastornos depresivos que puedan afectar a la cognición4. Deberemos enfocarnos en el fomento del equilibrio ocupacional, el mantenimiento de roles satisfactorios y la promoción del establecimiento de metas y objetivos. Como profesionales centrados en la promoción de la salud, contribuiremos a la propuesta de ocupaciones que den sentido a la vida del individuo.

Una forma interesante de tratar la falta de desempeño en actividades productivas y significativas puede ser la implementación de un programa guiado, como un programa de jardinería, para así fomentar la autorrealización8. Por esta línea de debate, convendría no hacer exentas de responsabilidades a personas con demencia, es más, se evidencian beneficios cuando estas personas (en fases iniciales de demencia) comparten alojamiento y conviven con más personas11.

Respecto a esto último, se ha comprobado la relación inversamente proporcional existente entre la autoeficacia percibida y los síntomas depresivos, de tal forma que a mayor autoeficacia menor riesgo de depresión4. Desde nuestra disciplina trataremos de trabajar de manera que haya una promoción de la autoeficacia para así prevenir síndromes depresivos tanto en nuestros pacientes como en sus cuidadores. Podemos recurrir a terapias asistidas con animales, especialmente con perros, para reducir niveles de ansiedad y depresión, aunque la cuestión económica también deberíamos valorarla7.

Tanto los trastornos del lenguaje como los de conducta pueden ser abordados con una herramienta aplicable en todas las fases demenciales. Estamos hablando de la música, la cual puede ayudar en la comunicación verbal y no verbal y fomentar un mayor grado de bienestar y relajación de la persona4. Además, el uso habitual de música ambiental (excepto en las comidas) puede disminuir la frecuencia de conductas disruptivas, al igual que las intervenciones multisensoriales y el uso de habitaciones individuales y personalizadas es eficaz en la mejora conductual en las personas con DFT13.

En relación con la música estaría el uso del arte para estimular la capacidad cognitiva, psicomotriz y especialmente, la afectiva. Ambas herramientas pueden llegar a ser un eficaz vehículo para la comunicación y expresión de sentimientos. De forma adicional la simple contemplación de obras de arte puede ser estímulo de la atención y mejora del bienestar subjetivo4,6.

Para seguir con el aspecto comunicativo de la DFT, en diversos centros de día y residencias de personas mayores se ha promovido la introducción de muñecas para mejorar la comunicación entre trabajadores y usuarios con nivel de deterioro alto y así colaborar en la satisfacción de sus necesidades de apego. Según diferentes autores, las muñecas pueden fomentar emociones positivas llegando a la reducción de conductas como agitación o agresividad4. En relación a esto, destacar el auge de la intervención con bebés Reborn en el ámbito de la geriatría.

 

Intervención con el cuidador:

No olvidaremos de poner nuestro foco de atención en el cuidador. Suelen ser los descendientes los que cuidan a los pacientes (frecuentemente las hijas), así que el factor de riesgo genético ya lo tienen incorporado. Lo que podemos prevenir, en la medida de lo posible, es el estrés continuado y crónico resultante de cuidar las 24 horas del día a una persona dependiente.

En cuanto al cuidador, se presenta el síndrome del cuidador quemado o simplemente síndrome del cuidador, consistente en un profundo desgaste emocional y físico desarrollando actitudes y sentimientos negativos hacia los enfermos, desmotivación, depresión-angustia, trastornos psicosomáticos, irritabilidad, etc.

Posibles consejos destinados al cuidador en fomento de su bienestar y del enfermo son:

  • Marcarse objetivos reales, a corto plazo y factibles en las tareas de cuidar.
  • Ser capaz de delegar tareas en otros familiares o personal contratado.
  • Cuidar especialmente los descansos y la alimentación.
  • Evitar el aislamiento, manteniendo el contacto con amigos y otros familiares.
  • Acudir a un profesional o grupos de autoayuda.
  • Solicitar información adecuada20.
  • Conservar la calma.
  • Alentar el sentido del humor: no es contraproducente reírse ante situaciones cómicas o respuestas ocurrentes, siempre sin humillación.
  • Evitar, en la medida de lo posible, los enfados.
  • Comunicación apropiada: frases cortas, tono sosegado, uso del lenguaje corporal4,6

Es de mucha utilidad analizar los diferentes tipos de afrontamiento que los familiares desarrollan ante la enfermedad para hacerles conscientes de la situación que están pasando y de los recursos psicológicos que disponen.

Ante esto, resulta conveniente el conocimiento de lo que se conoce como Terapia de Validación, basada en fomentar la empatía, facilitar una sensación de seguridad y confianza y evitar la confrontación con el paciente4,6.

En cuanto al estrés emocional y físico propio del rol de cuidador, existen técnicas de intervención basados en una fuerte evidencia, cómo el Mindfulness, que puede ayudar a sobrellevar la situación por parte de los familiares12.

Tras la queja constante de parte de los cuidadores acerca del “vagabundeo”, es necesario entender este impulso que tienen los enfermos de demencia y así asegurar la seguridad el lugar por donde estos transitan. En muchos casos, pasear con la persona de manera regular puede reducir este trastorno4,10. Se estima necesario la prevención de que el paciente se pierda por la calle, y en este caso es conveniente que este lleve algún elemento identificativo (número de teléfono, nombre, dirección, por ejemplo).

En cuanto a las reacciones emocionales que pueden tener las familias encontramos la negación, el enojo, el sobre envolvimiento, la culpa, la vergüenza, la depresión, la soledad, la preocupación y la aceptación18. Desde terapia ocupacional podemos promover la prevención o la guía a través de estas reacciones, fomentando la normalización y la liberación de carga emocional.

 

CONCLUSIONES

Como puntos clave de esta revisión, se considera esencial poner el foco de atención en la prevención de la demencia y, en todo caso, promover el diagnóstico precoz cuando exista deterioro cognitivo leve.

También es necesario el trabajo con el cuidador del enfermo ya que es la persona con la que pasa más tiempo esté y, por lo tanto, da lugar al desarrollo de muchos procesos patológicos relacionados con la carga asistencial.

En cuanto a la evidencia científica encontrada, se considera conveniente trasladar la necesidad identificada por diversos autores de realizar más estudios de corte experimental para así validar más eficazmente nuestras intervenciones. También es de interés remarcar la falta de literatura científica específica de la demencia frontotemporal (en el campo del tratamiento rehabilitador), especialmente en español.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Blume-Peytavi U, Kottner J, Sterry W, Hodin MW, Griffiths TW, Watson REB, et al. Informe mundial sobre el envejecimiento y la salud. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2015. NLM: WT 104.
  2. Pascual Millán LF. Tipos básicos y clasificación etiopatogénica de las demencias. En: Alberca R, López-Pousa S. Enfermedad de Alzheimer y otras demencias. 2ª Edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2002. 59 – 68.
  3. Robles Bayón A. Otras demencias degenerativas de predominio cortical: demencia con cuerpos de Lewy, demencias de comienzo focal, atrofias lobulares y otras demencias infrecuentes. En: Alberca Serrano R. Demencias: diagnóstico y tratamiento. Barcelona: Masson, S.A.; 1998. 189 – 217.
  4. Moreno-Martínez FJ, Moratilla Pérez I. Demencia. Qué es y cómo puede tratarse. Madrid: Síntesis; 2014.
  5. Smallfield S, Heckenlaible C. Effectiveness of Occupational Therapy Interventions to Enhance Occupational Performance for Adults With Alzheimer’s Disease and Related Major Neurocognitive Disorders: A Systematic Review. AJOT [Internet]. 2017 [01/09/21]; Volumen 71, Number 5. Disponible en: http://www.terapeutas-ocupacionales.es/assets/files/COPTOA/Bibliotecavirtual/AJOT/Septiembre-Octubre%202017/7105180010p1.pdf
  6. González Sobrinos M.: Introducción: Tratamiento de terapia ocupacional en la Demencia Frontotemporal de Pick. En García López MJ.; Cruz Belvis E. de la; Emeric Méaulle, D.; León Collado A.; Sánchez Sáez I.; Millán García V.; Lama Pérez S. de; García Martín F.; Velasco Pérez MJ.; González Cano M.; González Domínguez M; Compiladores. Investigación en Terapia Ocupacional, 90 años de historia. Actas del VII Congreso Nacional de Estudiantes de Terapia Ocupacional. TOG (A Coruña) [revista en Internet]. 2008 [01/09/2021]; volumen 5 (supl. 1): [aprox.286-332p.]. Disponible en: www.revistatog.com
  7. Kårefjärd A, Nordgren L. Effects of dog-assisted intervention on quality of life in nursing home residents with dementia. Scand J Occup Ther [Internet]. 2018 [01/09/2021]. Disponible en: https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/11038128.2018.1467486?scroll=top&needAccess=true
  8. Hewiit P, Watts C, Hussey J, Power K, Williams T. Does a structured gardening programme improve well-being in young-onset dementia? A preliminary study. BJOT [Internet]. 2011 [03/09/2021]. Disponible en: https://www.researchgate.net/profile/Timothy_Williams20/publication/257232892_Does_a_Structured_Gardening_Programme_Improve_Well-Being_in_Young-Onset_Dementia_A_Preliminary_Study/links/579f524508ae5d5e1e17ec54/Does-a-Structured-Gardening-Programme-Improve-Well-Being-in-Young-Onset-Dementia-A-Preliminary-Study.pdf?origin=publication_detail
  9. Fallahpour M, Borell L, Luborsky M, Nygard L. Leisure-activity participation to prevent later-life cognitive decline: a systematic review. Scand J Occup Ther [Internet]. 2016 [05/09/2021]. Disponible en: https://www.tandfonline.com/doi/full/10.3109/11038128.2015.1102320
  10. (10) Gitlin LN, Winter L, Dennis MP, Hauck WW. A non-pharmacological intervention to manage behavioral and psychological symptoms of dementia and reduce caregiver distress: Design and methods of project ACT. Clin Interv Aging [Internet]. 2007 [01/09/2021]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2670989/pdf/cia-2-695.pdf
  11. Bortnick KN. An Ecological Framework to Support Small-Scale Shared Housing for Persons with Neurocognitive Disorders of the Alzheimer’s and Related Types: A Literature Review. Hong Kong J Occup Ther [Internet]. 2017 [01/09/2021]. Disponible https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6091999/pdf/10.1016_j.hkjot.2017.03.001.pdf
  12. Piersol CV, Canton K, Connor SE, Giller I, Lipman S, Sager S. Effectiveness of Interventions for Caregivers of People With Alzheimer’s Disease and Related Major Neurocognitive Disorders: A Systematic Review. AJOT [Internet]. 2017 [06/09/2021]. Disponible en: http://www.terapeutas-ocupacionales.es/assets/files/COPTOA/Bibliotecavirtual/AJOT/Septiembre-Octubre%202017/7105180020p1.pdf
  13. Smallfield S. Supporting Adults With Alzheimer’s Disease and Related Major Neurocognitive Disorders and Their Caregivers: Effective Occupational Therapy Interventions. AJOT [Internet]. 2017 [07/09/2021]. Disponible en: http://www.terapeutas-ocupacionales.es/assets/files/COPTOA/Bibliotecavirtual/AJOT/Septiembre-Octubre%202017/7105170010p1.pdf
  14. O’Connor C, Clemson L, Brodaty H, Low LF, Jeon YH, Gitlin LN, et al. The tailored activity program (TAP) to addressbehavioral disturbances in frontotemporaldementia: a feasibility and pilot study. Disability and Rehabilitation. [Internet]. 2017 [01/10/2021]. Disponible en: https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/09638288.2017.1387614?scroll=top&needAccess=true
  15. Gómez García ME, et al. Efectividad de la terapia asistida con animales en pacientes con demencias, una revisión sistemática. Fisioterapia. 2017. http://dx.doi.org/10.1016/j.ft.2017.05.002
  16. López-Almela A, Gómez-Conesa A. Intervención en demencias mediante estimulación multisensorial (snoezelen). Fisioterapia. 2011; 33 (2): 79-88. Disponible en: https://www.elsevier.es/en-revista-fisioterapia-146-articulo-intervencion-demencias-mediante-estimulacion-multisensorial-S0211563811000277
  17. Jaso Margarit M, Gómez Conesa A. Programa de estimulación multisensorial para enfermos de Alzheimer: alteraciones de la conducta. Fisioterapia. 2008; 30 (3): 122-30. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-fisioterapia-146-articulo-programa-estimulacion-multisensorial-enfermos-alzheimer-S0211563808729699
  18. Villanueva Pérez de Azpeitia. Impacto sociofamiliar de la enfermedad y apoyo sociosanitario. En: García Meilán JJ, Criado Gutiérrez JM. Enfermedad de Alzheimer y otras demencias neurodegenerativas. Aspectos psicosociales. Barcelona: Elsevier; 2017. 131 – 144.
  19. Buiza C, Etxeberria I, Yanguas JJ, Camp C. Actividades basadas en el método Montessori para personas con demencia. Edita laboratorios Andrómaco; 2007.
  20. Losada Baltar A, Peñacoba Puente C, Márquez González M, Cigarán Méndez M. Cuidar cuidándose. Evaluación e intervención interdisciplinar con cuidadores familiares de personas con demencia. Madrid: Encuentro; 2008.

ANEXOS

Anexo 1:

ArtículoMétodoFuenteContenido
Effectiveness of Occupational Therapy Interventions to

Enhance Occupational Performance for Adults With

Alzheimer’s Disease and Related Major Neurocognitive

Disorders: A Systematic Review.

Revisión sistemática.American Journal of Occupational Therapy.Los terapeutas ocupacionales deberían integrar ocupaciones diarias, ejercicio físico y técnicas de reducción de errores en la rutina diaria de adultos con demencia para mejorar el desempeño ocupacional y retrasar el deterioro funcional5.
Tratamiento de Terapia Ocupacional en la Demencia Frontotemporal de Pick.Revisión bibliográfica.Revista de Terapia Ocupacional Galicia.Las técnicas utilizadas en TO en la demencia frontotemporal son: Rehabilitación Cognitiva de Allen, Adaptación cognitiva y funcional del entorno humano, Técnicas de Comunicación, Terapia de Validación, Orientación a la Realidad, Musicoterapia, Laborterapia, Psicomotricidad, Técnica Bobath, etc.6.
Effects of dog-assisted intervention on quality of

life in nursing home residents with dementia.

Ensayo clínico.Scandinavian Journal of Occupational Therapy.La terapia asistida con perros puede tener efectos positivos en la calidad de vida en usuarios con demencia moderada y severa de residencias geriátricas7.
Does a structured gardening programme

improve well-being in young-onset dementia?

A preliminary study.

Serie de casos.British Journal of Occupational Therapy.Un programa de actividad significativa guiada (programa de jardinería) puede mantener o mejorar el bienestar en presencia de deterioro cognitivo8.
Leisure-activity participation to prevent later-life

cognitive decline: a systematic review.

Revisión sistemática.Scandinavian Journal of Occupational Therapy.Existe un creciente consenso acerca de que la participación en actividades de ocio puede contribuir significativamente a la prevención de la demencia. Sin embargo, se identifica una falta de evidencia científica y estandarización9.
A non-pharmacological intervention to manage

behavioral and psychological symptoms of

dementia and reduce caregiver distress: Design

and methods of project ACT.

Ensayo Clínico aletorizado.Pubmed.Efectos positivos en los problemas de conducta de personas con demencia gracias a intervención de Terapia Ocupacional en casa del paciente y por teléfono. a través de técnicas de manejo de estrés, educación al cuidador, educación sobre el rol del entorno, resolución de problemas, etc.10.
An Ecological Framework to Support

Small-Scale Shared Housing for Persons with

Neurocognitive Disorders of the Alzheimer’s

and Related Types: A Literature Review.

Revisión bibliográfica.Hong Kong Journal of Occupational Therapy.El compartir alojamiento a pequeña escala (menos de 10 personas) es muy beneficioso para quien sufre trastornos neurocognitivos, especialmente para aquellos que están en las fases iniciales de demencia11.
Effectiveness of Interventions for Caregivers of People

With Alzheimer’s Disease and Related Major

Neurocognitive Disorders: A Systematic Review.

Revisión sistemática.American Journal of Occupational Therapy.Las intervenciones con más evidencia hasta la fecha son: entrenamiento de habilidades de comunicación combinado con ayudas de memoria, Mindfulness y manejo del estrés. Con menor evidencia tenemos los programas de ejercicio, sistemas de monitorización nocturna y entrenamiento en ayudas técnicas12.
Supporting Adults With Alzheimer’s Disease and Related

Major Neurocognitive Disorders and Their Caregivers:

Effective Occupational Therapy Interventions.

Revisión bibliográfica.American Journal of Occupational Therapy.Intervenciones cognitive-conductuales, música ambiental, terapias multisensoriales, el uso de habitaciones individuales, programas de ejercicio físico, terapias asistidas por perros son intervenciones desde Terapia Ocupacional eficaces en adultos con trastorno neurocognitivo13.
The tailored activity program (TAP) to address

behavioral disturbances in frontotemporal

dementia: a feasibility and pilot study.

Ensayo clínico.Pubmed.Se demuestra el potencial de usar intervenciones basadas en la actividad como el Programa de Costura en la demencia frontotemporal para promover la funcionalidad y reducir síntomas conductuales14.
Efectividad de la terapia asistida con animales en pacientes con demencias, una revision sistemática.Revisión sistemática.Fisioterapia.La terapia canina produce beneficios en el comportamiento, el estado de ánimo, la calidad de vida, las AVD y el estrés mental de personas con demencia, en comparación con otras terapias15.
Intervención en demencias mediante estimulación multisensorial (Snoezelen).Revisión sistemática.Fisioterapia.Snoezelen ha mostrado ser una intervención efectiva en el manejo de la conducta a corto plazo en personas con demencia en un estadio moderado y severo16.
Programa de estimulación multisensorial para enfermos de Alzheimer: alteraciones de la conducta.Serie de casos.Fisioterapia.La atención individualizada, la presentación de estímulos agradables, la realización de actividades acordes a las capacidades del pacient0e y una comunicación que haga al paciente entender la actividad son factores que influyen en una menor incidencia de signos neuropsiquiátricos como la apatía y la indiferencia17.