Type to search

Estudio de los electrolitos.

Categoría: ,
30 septiembre 2021

AUTORES

  1. José María Monteagudo Fontana. Celador. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  2. Andrea Espartero González. Técnico de laboratorio diagnóstico clínico. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  3. Sergio López Ferreruela. Celador. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  4. Yasmina Urcía Juberías. Técnico de laboratorio diagnóstico clínico. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Ada Bayod García. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Clínico Lozano Blesa.
  6. Beatriz Jiménez Moraleda. Técnico Superior en Laboratorio de Diagnóstico Clínico. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Server. Zaragoza.

 

RESUMEN

El agua realiza diversas funciones en el cuerpo, una de las más importantes es controlar la temperatura corporal.

Los electrolitos, presentes en el organismo, son esenciales para las diversas funciones corporales y requieren un equilibrio complejo entre los ambientes intracelulares y extracelulares. Esta buena sintonía nos asegurará una sangre sana y un nivel adecuado de hidratación.

Los electrolitos realizan funciones vitales, como por ejemplo la de generar impulsos eléctricos para la contracción de los músculos, incluido el corazón, donde la misma depende de la presencia de potasio, los iones del calcio y del sodio y los niveles escasos de estos iones pueden llevar a la debilidad muscular o a los espasmos.

 

PALABRAS CLAVE

Espacio intracelular, electroneutralidad, fuerzas osmóticas, electrolitos, estado hidroelectrolítico y equilibrio ácido-base.

 

ABSTRACT

Water performs various functions in the body, one of the most important is to control body temperature.

Electrolytes, present in the body, are essential for various bodily functions and require a complex balance between the intracellular and extracellular environments. This good harmony will ensure healthy blood and an adequate level of hydration.

Electrolytes perform vital functions such as generating electrical impulses for the contraction of muscles, including the heart, where the same contraction depends on the presence of potassium, calcium and sodium ions and low levels of these ions can lead to muscle weakness or spasms.

 

KEY WORDS

Intracellular space, electroneutrality, osmotic forces, electrolytes, hydro-electrolytic state and acid-base balance.

 

INTRODUCCIÓN

Un alto porcentaje del cuerpo es agua, la cual se distribuye en tres compartimentos:

  • Líquido intracelular.
  • Líquido extracelular.
  • Sangre.

Los siete macrominerales (minerales principales) son el calcio, el fósforo, el magnesio, el potasio, el sodio, el cloro y el azufre. Estos electrólitos llevan una carga eléctrica cuando se encuentran disueltos en un líquido tal como la sangre. En este artículo haremos referencia a alguno de ellos.

A pesar de que el cuerpo humano mantiene un equilibrio adecuado de estos minerales mediante precisos mecanismos de control hormonal, pueden darse deficiencias o excesos que alteren las funciones fisiológicas normales y afecten a la salud y al rendimiento físico.

La manera de tener controlada las necesidades mínimas de los minerales en el cuerpo humano es mediante la alimentación.

 

OBJETIVO

El objetivo principal de esta revisión bibliográfica es poder identificar los electrolitos de importancia biológica y su función en el organismo.

También reconocer los síntomas de la carencia o exceso de cada uno de ellos, así como, conocer los alimentos que ayudan a aumentar su aporte diario.

 

METODOLOGÍA

Esta revisión bibliográfica se ha llevado a cabo recabando aquella información que se ha considerado relevante en distintas bases de datos como son Scielo, Elsevier y Medigraphic. Como buscadores de bibliografía se ha utilizado Google Académico y Pubmed lo que ha ofrecido la posibilidad de consultar contenidos de MEDLINE, así como una amplia gama de revistas científicas relacionadas con investigaciones biomédicas.

 

RESULTADOS

El agua es el líquido más abundante e importante del cuerpo humano, constituyendo el 65% del peso corporal. Este porcentaje se mantiene constante por un ajuste entre ingestión (líquidos ingeridos, alimentos sólidos y reacciones metabólicas) y eliminación (sudor, respiración, orina y heces) 1,2.

El agua corporal se encuentra en el espacio intracelular (presenta neutralidad eléctrica) y extracelular (plasma, líquido intersticial, líquido extracelular) separados entre sí por una membrana semipermeable 1,2.

Los electrólitos son las sales que en solución acuosa se encuentran disociadas en iones y conducen la corriente eléctrica. Los electrolitos pueden actuar en la membrana celular y generar los impulsos nerviosos, también pueden activar enzimas que controlan diversos procesos metabólicos dentro de las células 3,4.

Los más importantes electrólitos disueltos son 1:

Cationes: Aniones:

* Ca+2 Calcio. * Cl Cloro.

* Mg+2 Magnesio. * HCO3Bicarbonato.

* Na+ Sodio. * HPO3Fosfato.

* K+ Potasio.

En general, la electroneutralidad se da cuando existe una alteración en la carga de solutos o en la cantidad de agua haciendo que ésta difunda de uno a otro compartimento, hasta equiparar las fuerzas osmóticas. Los líquidos orgánicos (agua + solutos) están distribuidos de la siguiente manera 1,3:

  • En el líquido extracelular su catión más predominante es el sodio, formado por plasma sanguíneo y líquido intersticial 3.
  • En el líquido intracelular su catión predominante es el potasio 3.

Un importante regulador del equilibrio electrolítico es el riñón y la manera de comprobar la capacidad que tiene es determinando tanto cuantitativamente como cualitativamente los solutos presentes en la orina 1:

  1. Calculando el peso específico de la muestra (densidad).
  2. Midiendo su osmolaridad.
  3. Determinando los electrolitos presentes.

De esta forma podemos estudiar el estado hidroelectrolítico del organismo y así observar datos tan importantes como 1:

  • El estado de hidratación.
  • La funcionalidad de la hormona antidiurética (ADH).
  • La gravedad de un estado de coma en un paciente.

A continuación desarrollaremos las principales características de los electrolitos más importantes del cuerpo y los alimentos indicados para su aporte específico:

Sodio: Las necesidades mínimas estimadas son 500 mg, siendo el principal ion positivo del líquido extracelular, participa en la conducción de los impulsos nerviosos y en la contracción de los músculos, también es esencial en el equilibrio ácido-base y en la homeostasis del volumen de sangre 4.

La hiponatremia (descenso de sodio en sangre) provoca calambres musculares, náuseas, vómitos, vértigo, shock y coma 4.

De forma habitual, los alimentos naturales son pobres en sodio, aunque los alimentos elaborados contienen una cantidad elevada de este mineral 4.

En una dieta hiposódica se desaconseja tomar charcutería, precocinados, conservas, quesos curados, pastelería industrial, encurtidos 5.

Cloro: Las necesidades mínimas son 750 mg. Es el principal ion negativo del líquido extracelular y participa en la formación del ácido clorhídrico del estómago. Es extraña la ausencia de este ion aunque se puede dar por vómitos excesivos y pérdida de ácido clorhídrico. Su consumo excesivo produce hipertensión, en conjunción con un alto nivel de sodio 4.

El cloro aparece en una gran variedad de alimentos. Su ingesta diaria está asociada a la del sodio (principalmente en sal de mesa) con un 60% de cloro 4.

Potasio: Las necesidades mínimas son de 2000 mg. Es el principal ion positivo del líquido intracelular, se puede decir que tiene las misma funciones que el sodio, pero intracelulares. Es el encargado de transportar la glucosa a las células. La deficiencia de este ion conduce a la pérdida del apetito, calambres musculares, apatía, arritmia cardiaca y en hiperpotasemia se produce la inhibición de la función cardiaca 4.

Dentro de los alimentos ricos en potasio tenemos las bananas, el jugo de naranja, higos, en general las frutas, legumbres y las verduras. El cocinado de estos alimentos disminuye su concentración 6.

Calcio: Es el mineral más abundante en el organismo y representa casi el 2% del peso corporal. Las recomendaciones diarias para un adulto están entre 1000 y 1200 mg 1,4.

En la formación del calcio intervienen el intestino, el hueso, el riñón y el sistema endocrino. Para su regulación intervienen varias hormonas como la PTH, la calcitonina, el calcitriol, los estrógenos y los carbohidratos que aumentan la absorción intestinal del calcio 1.

Sus funciones biológicas más importantes son 1:

  • Constituye la base fundamental del esqueleto óseo.
  • Dentro de la célula influye en la regulación hormonal (paratiroides).
  • Imprescindible en el proceso de coagulación sanguínea.
  • Es importante como estabilizador de la membrana celular.

En una hipercalcemia se sufre de trastornos neuromusculares y digestivos y en un cuadro de deficiencia de calcio se puede padecer cuadros psicóticos, depresión, hipotensión, etc…1.

El contenido de calcio en los productos lácteos es muy elevado (leche, yogur, queso, requesón), otras fuentes ricas en este mineral son las sardinas, el vegetales de hoja verde (brócoli, col), el tofu, las legumbres y los frutos secos 4.

La vitamina D y la lactosa facilitan la absorción, en cambio los fitatos (compuestos del ácido fítico) que se encuentran en verduras como la espinaca, pueden disminuir ligeramente la absorción del calcio 4.

Magnesio: Sus funciones biológicas están relacionadas con el calcio. Participa en la baja concentración de calcio a nivel intracelular; ayuda, con el calcio, en el equilibrio neuromuscular, también, como ATP, colabora en los procesos de transferencia energética del organismo 1.

Es un electrolito necesario para el funcionamiento de múltiples sistemas enzimáticos como: el metabolismo de carbohidratos, la síntesis de proteínas y de los ácidos nucleicos. Poseer un exceso de magnesio en el organismo puede provocar hipotensión, náuseas, vómitos, pérdida de los reflejos, etc…y en una hipomagnesemia sufrir taquicardia, fibrilaciones, etc… 1.

Los alimentos ricos en magnesio son el cacao, especias, levadura de cerveza, nueces, almendras y cereales. Según sus calorías, las verduras por su contenido en clorofila, y el cacao se consideran alimentos muy ricos en magnesio 7.

Como bebidas, el agua puede representar una importante fuente de magnesio, siendo importante que el agua usada para cocinar no se haya desmineralizado. El magnesio del agua es el que más rápidamente se absorbe por ello resulta importante la ingesta con el desayuno, ayudando al organismo a su correcto funcionamiento. El café y el té también aportan una cantidad considerable de este ion, en su contra las bebidas alcohólicas se consideran muy pobres 7.

 

CONCLUSIÓN

Si una sal se disuelve en agua da lugar a un electrolito. Los electrolitos son sustancias que contienen iones libres y son fundamentales para el funcionamiento de los seres vivos. Debemos consumir diversos iones para estar sanos; logramos esto por medio de una dieta balanceada e ingiriendo agua diariamente. Sin iones en nuestro cuerpo no podríamos vivir.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. D’Ocon Navaza C, García García-Saavedra MJ, Vicente García JC. Estudio del equilibrio Hidro-electrolítico. En: López Raso MJ, et al, editores. Fundamentos y Técnicas de Análisis Bioquímico. Madrid: Paraninfo; 2014. p. 107-128.
  2. Carlos Ayus J, Tejedor A, Caramelo C. Fisiología del Agua y del sodio. Juan Carlos Ayus, Alberto Tejedor, Carlos Caramelo, et al, editores. Agua, electrolitos y Equilibrio Ácido-Base. Madrid: Médica Panamericana; 2007. p. 2-30.
  3. Díaz Portillo J, Fernández Del Barrio MT, Parede Salido F. El agua y los electrolitos. Ediciones Díaz de Santos, et al, editores. Aspectos Básicos de Bioquímica Clínica. Madrid: Díaz de Santos; 1997. p. 125-138.
  4. Melvin H. Williams. Agua, electrólitos y regulación de la temperatura. The McGraw-Hill Companies, Inc , et al, editores. Nutrición para la salud, la condición física y el deporte. 5a ed. Barcelona: Paidotribo; 2002. p. 274-313.
  5. Bellido Guerrero D, De Luis Román D. Metabolismo hidrosalino. Dieta controlada en sodio. Dieta controlada en potasio. Dieta hipertensión arterial. D. Bellido y D.A. de Luis, et al, editores. Manual de nutrición y metabolismo. Madrid: Ediciones Díaz de Santos; 2006. p. 248-259.
  6. Vázquez C, De Cos A.I, López-Nomdedeu. Minerales. Clotilde Vázquez, Ana I. de Cos, Consuelo López-Nomdedeu, et al, editores. Alimentación y nutrición. 2a ed. Madrid: Ediciones Díaz de Santos; 2005. p. 45-56.
  7. Soria Aznar M, Izquierdo Álvarez S, Guerra Sánchez M, Escanero Marcén JF. Magnesio en la dieta. Soria Aznar M, Izquierdo Álvarez S, Guerra Sánchez M, Escanero Marcén JF, et al, editores. Magnesio, el electrolito olvidado. Zaragoza: Prensas de la Universidad de Zaragoza; 2013. p. 21-29.