Type to search

El profesional de enfermería en los cuidados de drenajes.

12 diciembre 2021

AUTORES

  1. María Magdalena Alvarenga Benítez. Enfermera de Medicina Interna en Hospital Nuestra Señora de Gracia (HNSG). Zaragoza, España.
  2. Olvido Ferrer Mayor. Enfermera del Bloque Quirúrgico del Hospital Universitario Miguel Servet (HUMS). Zaragoza, España.
  3. Lara Guerrero Sotillos. Enfermera en Urgencias del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  4. Beatriz Muñiz Sola. Enfermera en Centro de Coordinación 061, Zaragoza.
  5. Raquel Guerrero Sotillos. Enfermera del Bloque Quirúrgico del Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Mirian Puyo Cebrián. Enfermera en Urgencias del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

 

RESUMEN

El personal de Enfermería debe conocer muy bien los sistemas de drenajes ya que es responsable directo de cuidar y vigilar el correcto funcionamiento y las posibles complicaciones. Debe conocer y actualizarse sobre los tipos de drenajes más utilizados dependiendo del objetivo buscado por el personal médico especialista y de su mecanismo de acción.1

 

PALABRAS CLAVE

Drenajes, drenajes quirúrgicos, tipos de drenajes, cuidados drenajes enfermería.

 

ABSTRACT

The Nursing staff must know the drainage systems very well since they are directly responsible for caring for and monitoring the correct operation and possible complications. You must know and be updated on the types of drains most used depending on the objective sought by the specialist medical staff and its mechanism of action.1

 

KEY WORDS

Drains, surgical drains, types of drains, nursing drainage care.

 

DESARROLLO DEL TEMA

Los drenajes son considerados tipos de maniobra y material de tubos u otros elementos utilizados para la evacuación o derivación de secreciones o gases, normales o patológicos, desde una cavidad o víscera hacia el exterior.

Estos sistemas funcionan comunicando la zona donde se encuentra acumulado el líquido o el gas, con el exterior o con un sistema apropiado.

Las sustancias suelen acumularse por diferentes motivos, como por ejemplo traumatismos, abscesos o una intervención quirúrgica para drenar ese contenido residual.

También suele insertarse un drenaje cuando por ejemplo un órgano que está lleno como puede ser la vejiga, debe estar vacío para ayudar a la cicatrización tras una intervención quirúrgica.2

 

Objetivos de los Drenajes:

  • Impedir la acumulación de líquidos.
  • Impedir la acumulación de gases.
  • Eliminar un espacio muerto.
  • Eliminar sustancias extrañas y/o nocivas.
  • Prevenir complicaciones postquirúrgicas.
  • Permitir la cicatrización de segmentos.
  • Administrar soluciones.
  • Realizar tratamientos específicos.

 

Características de los Drenajes:

Deben ser de material suave; no irritante; flexible; no pueden descomponerse y deben cuantificar el exudado con colector.1

Existen numerosas clasificaciones de los drenajes, según los criterios utilizados. Destacan véase Tabla 1 en anexos.

Clasificación Tipos de Drenajes:

 

Según el MECANISMO:

  • Drenaje PASIVO: el fluido sale al exterior por capilaridad o gravedad. Drenan colecciones localizadas pequeñas, comunicando la cavidad con la superficie cutánea. Son los drenajes:

. De Penrose.

. De Kher tubo en T.

. De gasa.

. De tela o silastic.

. Sondas vesicales.

. Sondas nasogástricas3.

  • Drenaje ACTIVO: evacua colecciones rápidamente y de forma eficaz, en cavidades o sobre planos de disección. Son rígidos de silicona o polivinilo, conectados a una succión negativa:

. Tipo Redón.

. Tipo Jackson Pratt.

. Torácico: Pleurevac.

. Hemovac3.

 

INDICACIONES de los drenajes:

Abscesos: gracias al drenaje se pueden evacuar sustancias acumuladas en abscesos evitando un cierre en falso, se consigue que se cierre por segunda intención evitando reinfecciones. Por ejemplo, cuando la zona intervenida está infectada.

Lesiones traumáticas: ante un traumatismo, se coloca un drenaje porque hay mucho líquido extravasado.

Profilaxis de fuga tras cirugía general: una intervención quirúrgica conlleva siempre riesgo de fuga, por ese motivo es preciso colocar un drenaje. También indicará si existe riesgo de hemorragias.

Tras cirugía radical: en cirugías de grandes resecciones, se pierde líquido linfático en cantidades importantes al igual que sangre, que no deben acumularse y por ello la necesidad de colocar un sistema de drenaje.4

 

EL PROFESIONAL DE ENFERMERÍA Y EL MANEJO DE DRENAJES:

Para llevar a cabo un manejo adecuado, hay que conocer toda la información clínica del paciente portador del drenaje y poner especial atención en cuanto a:5

La zona:

Conociendo la zona de implantación, podemos conocer y prever tanto la cantidad como la calidad del débito, así como también adquirir el nombre según la localización.

El motivo:

Nos informa en cuanto a la frecuencia en la valoración y cuidados a llevar a cabo, como, por ejemplo: drenaje de sangre, drenaje de pus, drenaje de un hematoma, lavados en una cavidad.

El tipo:

Nos dirá el material a utilizar para realizar los cuidados y los cambios del sistema colector, por ejemplo: bolsa recolectora, aspiración o apósito.

La fijación:

Así conoceremos cómo está fijado el drenaje: mediante sutura, con esparadrapo o también podría ser sin fijación.

 

CUIDADOS QUE BRINDARÁ EL PERSONAL DE ENFERMERIA ANTE UN SISTEMA DE DRENAJE:

Los cuidados generales que realizará todo el personal de enfermería en turno a sus pacientes portadores de un sistema de drenaje consistirán en:6

  • Comprobar la permeabilidad de todo el sistema.
  • Que el circuito no presente acodaduras.
  • Mantener siempre el drenaje en su sitio.
  • Valorar el color, olor y consistencia del contenido.
  • Cuantificar el débito por turno, necesidad o según orden médica.
  • Cambiar el recolector cada 24 horas o según orden médica.
  • Vigilar la piel circundante al punto de inserción del drenaje para detectar signos de infección.
  • Registrar todos los cuidados realizados con fecha, hora, características del líquido, permeabilidad, estado de la piel circundante y firma del profesional.
  • Saber que un drenaje debe estar siempre conectado a un reservorio que recogerá toda colección con su correspondiente medición.
  • La conexión al reservorio debe realizarse mediante una sonda, en lo posible, transparente.
  • Para la instalación de las conexiones realizar lavado de manos previo y uso de guantes estériles o según orden médica.
  • A la hora de movilizar o retirar el reservorio para su medición, realizar también con lavado de manos previo y uso de guantes.
  • Para permeabilizar un sistema con sospecha de obstrucción, realizar la maniobra con técnica aséptica para evitar una contaminación secundaria.

 

POSIBLES COMPLICACIONES DEL DRENAJE:

Si el personal de enfermería conoce las posibles complicaciones ante un sistema de drenaje, permitirá prevenir y adelantar cuidados propios.

  • Introducción accidental intracavitaria.
  • Necrosis por decúbito por una presión continuada produciendo isquemia local de los tejidos.
  • Erosión al interior del intestino o de los vasos sanguíneos, formándose adherencias y así causar obstrucción intestinal.
  • Hematoma.
  • Retracción del drenaje en el interior de la herida.
  • Imposibilidad de drenar.
  • Infección “fuera adentro” por infección en el punto de inserción.
  • Hernia incisional en el lugar del drenaje.
  • Riesgo de exteriorización de estructuras fijas al drenaje (epiplón, asas
    intestinales) a la hora de retirar el drenaje.
  • Riesgo de ruptura de drenaje (quedando parte de él en la cavidad) intentando retirar debido a la colocación inadvertida de las suturas rodeando el drenaje.7

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Aguado, J. (1998). Manual básico de enfermería: Técnica y quirúrgica. Madrid: Díaz de Santos.
  2. Arias, J. (2004). Propedéutica quirúrgica: Preoperatorio, operatorio, postoperatorio. Sevilla: Editorial Tébar.
  3. Cooper Z, Ashley S (2012). Chapter 47. Surgical Tubes and Drains. In McKean S.C., Ross J.J., Dressler D.D., Brotman D.J., Ginsberg J.S. (Eds).
  4. Lloveras, A., &Ndez, J. (1999). Enfermería quirúrgica: Planes de cuidados. Barcelona: Springer-VerlagIbérica.
  5. Makama, JG. (2008). Surgical Drains: What the residents need to know. Nigerian Journal of Medicine, Vol 17, No. 3.
  6. Burroughs JT Edwards JE. Total anomalus pulmonary venous connection. Am Heart 159;913,1960.
  7. Pary Montero R., Zabala Soliz E., Encara Guzman J., Técnica Quirúrgica, 1a ed., Editorial Greco, Bolivia, 1992; 109-122.

 

ANEXOS

Tabla 1: Clasificación Tipos de Drenajes:

CLASIFICACIÓNTIPO
MECANISMOPASIVO / ACTIVO
FORMATUBO/ HOJA/ PLANO
DISPOSICIÓNABIERTO / CERRADO
LOCALIZACIÓNINTERNO / EXTERNO
MATERIALINERTE / IRRITANTE

 

Tabla 2: Características del Débito drenado:

CARACTERÍSTICASTIPO
COLORSeroso: amarillo seroso.

Hemático: rojo.

Bilis: amarillo oscuro, marrón.

Linfa, pus, esfacelos: blanquecino.

Intestinal, bilioso: verdoso.

OLORSucio- infectado.

Fecal.

Ninguno.

HOMOGENEIDADDensidad.

Esfacelos.

CANTIDADNada.

Indicios.

Poca: <100cc.

Moderada: 100- 500cc.

Mucha: >500cc.

 

Tabla 3: Tipos de Débitos:

TIPOSUSTANCIA
FISIOLÓGICOSangre: Aspecto, valor hematocrito.

Bilis: Bilirrubina.

Orina: Creatinina.

Líquidos excreción: páncreas (amilasas y lipasas).

PATOLÓGICOPus, restos de fibrina, esfacelos.

Líquido intestinal, fecal, bilis.