Type to search

El papel de la enfermería durante la cirugía de sutura del tendón de Aquiles.

27 noviembre 2021

AUTORES

  1. Andrea Juan Alejandre: Graduada de Enfermería. Bloque Quirúrgico de Traumatología del Hospital Universitario Miguel Servet.
  2. María Isabel Martín Sánchez. Diplomada de Enfermería. Bloque Quirúrgico de Traumatología del Hospital Universitario Miguel Servet.
  3. Tamara Sanchís Colas. Graduada de Enfermería. Planta 3 Norte de Cirugías del Hospital General de la Defensa.
  4. Adrián Medrano Hernández. Diplomado de Enfermería. UCI Postoperatorio Cardíaco del Hospital Universitario Miguel Servet.
  5. Carmen Bricio Medrano. Diplomada de Enfermería. Bloque Quirúrgico de Traumatología del Hospital Universitario Miguel Servet.
  6. Rosa María Rodríguez Grande. Diplomada de Enfermería. Bloque Quirúrgico de Traumatología del Hospital Universitario Miguel Servet.

 

RESUMEN

La frecuencia de la rotura del tendón de Aquiles se ha visto aumentada en los últimos años en todo el mundo. La causa de dicha rotura es multifactorial, aunque existen reportes sobre cambios histopatológicos previos en la anatomía del tendón que lo predisponen a una ruptura. El tratamiento predominante es el tratamiento quirúrgico, aunque depende de las condiciones del paciente. El tratamiento quirúrgico elegido es la tenodesis término-terminal apoyada en otras técnicas quirúrgicas. El tratamiento conservador está orientado a pacientes ancianos con sedentarismo y pacientes con otras enfermedades crónico-degenerativas presentes que condicionen un alto riesgo de morbimortalidad. El papel de enfermería en el ámbito quirúrgico cobra gran importancia en el momento de un diagnóstico positivo en ruptura de tendón de Aquiles y como tratamiento cirugía destinada a la reparación del mismo.

 

PALABRAS CLAVE

Rotura tendón, Aquiles, tenodesis, cirugía.

 

ABSTRACT

The frequency of Achilles tendon rupture has increased in recent years throughout the world. The cause of this rupture is multifactorial, although there are reports of previous histopathological changes in the anatomy of the tendon that predispose it to a rupture. The surgical treatment chosen is end-to-end tenodesis supported by other surgical techniques. Conservative treatment is aimed at elderly patients with sedentary lifestyle and patients with other chronic degenerative diseases that present a high risk of morbidity and mortality. The role of nursing in the surgical field becomes very important at the time of a positive diagnosis in Achilles tendon rupture and as a surgical treatment for its repair.

 

KEY WORDS

Tendon rupture, Achilles, tenodesis, surgery.

 

INTRODUCCIÓN

La frecuencia de la rotura del tendón de Aquiles se ha visto aumentada en los últimos años en todo el mundo. La causa de dicha rotura es multifactorial, aunque existen reportes sobre cambios histopatológicos previos en la anatomía del tendón que lo predisponen a una ruptura. El sitio más frecuente de localización de la ruptura es la zona comprendida entre los dos y seis centímetros por arriba de la inserción en el hueso calcáneo. El cuadro clínico se presenta, con dolor y una sensación súbita e intensa de chasquido, frecuentemente durante la práctica deportiva. Hay reportes acerca de que la ruptura completa del tendón de Aquiles está asociada a cambios histopatológicos previos que demuestran una degeneración hialina previa del tendón, una degeneración mucoide y fibrilación de las fibras de colágeno, aun sin presentar sintomatología relacionada. Se sabe sobre su escaso aporte vascular que condiciona una pobre capacidad de cicatrización

El diagnóstico es mayormente clínico encontrando un surco en la parte posterior del tendón y la prueba de expresión de Thompson, que se realiza exprimiendo los músculos de la pantorrilla, encontrándose el paciente en decúbito prono, buscando producir la flexión plantar del tobillo.

El tratamiento predominante es el tratamiento quirúrgico, aunque depende de las condiciones del paciente. El tratamiento quirúrgico elegido es la tenodesis término-terminal apoyada en otras técnicas quirúrgicas, existiendo en la actualidad un gran debate entre las cirugías mínimamente invasivas y las cirugías abiertas. El tratamiento conservador está orientado a pacientes ancianos con sedentarismo y pacientes con otras enfermedades crónico-degenerativas presentes que condicionen un alto riesgo de morbi mortalidad.1,2,3,4

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Hombre de 35 años que, saltando a la comba en un juego, nota un chasquido en la parte trasera del tobillo derecho como si le hubieran pegado una “pedrada” en ese lugar acompañado de un dolor agudo y un sonido fuerte.

Una vez en el servicio de urgencias es atendido por el traumatólogo de guardia, primero realiza una palpación para observar si hay pérdida de la continuidad del tendón y posteriormente realiza la prueba de expresión de Thompson, explicada anteriormente. Se considera positiva para la ruptura completa del tendón cuando no se produce dicha flexión plantar. El traumatólogo decide como tratamiento la intervención quirúrgica abierta para llevar a cabo la sutura del mismo.1,2

 

  • Procedimiento:

El Equipo de enfermería de urgencia recibe al paciente en el quirófano, se le coloca en decúbito lateral derecho para realizar la anestesia raquídea y a continuación se colocará en decúbito prono para llevar a cabo la intervención.

Una vez colocado en decúbito prono se le coloca el aparato de isquemia encima de la rodilla, programado a 280 mmHg, se limpia el miembro, los cirujanos procederán al lavado quirúrgico y la enfermera instrumentista se habrá preparado la mesa con todo lo necesario para la instrumentación.

Se procederá a la desinfección de la extremidad, con clorhexidina alcohólica, posteriormente se colocarán los paños estériles aislando el miembro inferior derecho. A continuación, se realizará la isquemia con una venda elástica estéril, consiguiendo así drenar la sangre del miembro desde la zona distal hacia la proximal evitando el sangrado durante la IQ, favoreciendo así la visibilidad de las estructuras mediante la cirugía y evitando la pérdida de sangre.

Una vez realizada la isquemia y colocado el aspirador y bisturí eléctrico con su consiguiente placa para el correcto funcionamiento de este y manteniendo así la seguridad del paciente. Se inicia la IQ, incisión en la piel mediante abordaje longitudinal de la zona proximal a la más distal del talón. A continuación, se procede a realizar una disección de las partes blandas y a conseguir visualizar las dos partes del tendón, con dos pinzas hacen tracción del mismo en ambos extremos aproximándolos.5,6,7

Una vez próximos realizan la sutura a través de la sutura de Krakow, siendo una sutura término-terminal que realizan utilizando un monofilamento del 2 no reabsorbible.3,4,7 (Anexo 1)

Existen varios tipos de sutura termino-terminales para utilizar en cirugías abiertas; la sutura de Krakow, utilizada en este caso, y la sutura de Kessler son las más habituales. Se pueden utilizar suturas no reabsorbibles y reabsorbibles; sintéticas o naturales.3,4 (Anexo 2)

Tras la realización de la intervención, se inmoviliza la extremidad con una férula de yeso, en posición equina suropédica o cruropédico, para proteger al tendón. Durante la cirugía será la enfermera circulante la encargada de asistir a la enfermera instrumentista, y preparación de la férula de yeso. Por otro lado, la enfermera de anestesia, asistirá al anestesista y se encargará del cuidado y seguridad del paciente durante todo el procedimiento.5,6

 

  • Funciones de Enfermería:

El papel de la enfermería en el ámbito quirúrgico es fundamental para el correcto funcionamiento y desarrollo de dicha actividad. El equipo de enfermería se encarga tanto de la preparación del quirófano antes de la recepción del paciente (comprobación de carro de anestesia, material necesario, instrumental etc.) como durante y después de la cirugía.

La enfermera de anestesia encargada de la comprobación del carro de anestesia, preparación de los anestésicos y medicación necesaria, también del campo estéril para llevar a cabo la anestesia raquídea en este caso. Monitorizar al paciente y administrar la medicación que precise según la pauta del anestesista.

La enfermera instrumentista y la enfermera circulante serán las encargadas de la preparación del material fungible y de la revisión de las cajas de instrumental estéril que se precisan en dicha intervención.

El objetivo de la cirugía es reparar la rotura del tendón de Aquiles, recuperando así el correcto funcionamiento de este.3,6,7

 

CONCLUSIÓN

El papel de la enfermería en el tratamiento quirúrgico a través de una cirugía abierta para suturar el tendón de Aquiles es evidentemente muy importante para que se lleve a cabo de una manera óptima. El tratamiento quirúrgico realizado requiere una preparación previa del quirófano y del paciente. Todo el equipo de enfermería (circulante, anestesia e instrumentista) llevarán a cabo una revisión exhaustiva del material necesario, medicación y condiciones óptimas del paciente antes, durante y después de la cirugía.

La enfermera instrumentista asegurará la esterilidad del campo durante la cirugía y revisará que esté todo disponible para un correcto funcionamiento de la misma. La enfermera circulante revisará que el material empleado haya llegado en perfecto estado, aportará en cualquier momento todo lo necesario a la enfermera instrumentista y registrará en la hoja de quirófano el procedimiento. La enfermera de anestesia mantendrá al paciente lo más confortable y seguro durante toda la cirugía, disminuyendo así las posibles complicaciones.7

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cetti R, Christensen SE, Ejsted R, Jensen NM, Jorgensen U. Operative versus nonoperative treatment of Achilles tendon rupture: a prospective randomized study and review of the literature. Am J Sports Med 2000; 21: 791-9.
  2. Casparian JM, Luchi M, Moffat RE, Hinthorn D. Quinolones and tendon ruptures. Sputh Med J 2000;93(5): 488-91.
  3. Chirino Cabrera, A.; Ojeda Castellano, J.; Navarro Navarro, R.; Rodríguez Álvarez, J. P.; Muratore Moreno, G. Tratamiento quirúrgico de las lesiones del tendón de Aquiles.2007
  4. BUCHOLZ RW, HECKMAN JD. Roturas del tendón de Aquiles. Rockwood&Green`s 2003, 5ª edición Marban,TomoI; 2080-3
  5. Molloy A, Wood EV. Complications of the treatment of Achilles tendon ruptures.Foot Ankle Clin. 2009 Dec;14(4):745-59. Citado en PubMed: PMID: 19857846
  6. Ozan F, Dogar F, Gurbuz K, Ekinci Y, Koyuncu S, Sekban H. Chronic Achilles Tendon Rupture Reconstruction Using the Lindholm Method and the Vulpius Method. J Clin Med Res. 2017;9(7):573-8.
  7. Nohora Isabel Tobo Vargas. La enfermera y la visión de seguridad del paciente en el quirófano en aspectos relacionados con la asepsia y la técnica estéril.2013: 159-169.

 

ANEXOS EN PDF