Type to search

El consumo de Omega-3 antes y durante el embarazo.

Categoría: ,
14 mayo 2021

AUTORES

  1. Bárbara Ruiz Ondiviela. Enfermera. Planta de Neurología. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  2. Julia Gargallo Cuartielles. Enfermera. Urgencias. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  3. Sara Mallén García. Enfermera. Atención Continuada. Sector Alcañiz.
  4. Teresa Delgado Carcavilla. Enfermera. Planta de Neurología. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Natalia Hernández Rodríguez. Enfermera. Planta de Neurología. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  6. Sheila Martínez Fernández. Enfermera. Planta de Medicina Interna. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

Introducción: El embarazo es una etapa de crucial importancia, en la que tendrán lugar multitud de procesos y será vital la nutrición de la madre para el desarrollo adecuado intrauterino.

El ácido graso Omega 3, yaciente en el útero nutre al feto durante la gestación favoreciendo el desarrollo adecuado del SNC, previniendo de macrosomía, parto prematuro y hasta de asma infantil y alergias. Además, previene a la gestante de preeclampsia y DMG.

Objetivo: Realizar una búsqueda bibliográfica sobre los beneficios del omega 3 en el embarazo.

Material y método: Se ha realizado una revisión bibliográfica sobre el omega 3, en distintas bases de datos científicas, revistas y páginas web, en inglés y en español, entre los años 2011-2021.

Conclusiones: El aumento de la ingesta de AGPICL omega ‐ 3 durante el embarazo, ya sea a través de suplementos o en los alimentos, puede reducir la incidencia de parto prematuro.

 

PALABRAS CLAVE

Omega 3, nutrigenómica, pescado, mercurio, embarazo.

 

ABSTRACT

Introduction: Pregnancy is a crucial stage in which many processes take place and will be vital maternal nutrition for proper fetal development.

Omega 3 fatty acid, recumbent in the womb nourishes the fetus during pregnancy favoring the proper development of the CNS, preventing macrosomia, premature birth and even childhood asthma and allergies. In addition, it prevents the mother of preeclampsia and DMG.

Objective: Carry out a bibliographic search on the benefits of omega 3 in pregnancy.

Material and methods: There has been a literature review on the omega 3 in different scientific databases, magazines and web pages, in English and Spanish, between 2011-2021.

Conclusions: Increasing omega‐3 LCPUFA intake during pregnancy, either through supplements or in foods, may reduce the incidence of preterm birth.

 

KEY WORDS

Omega 3, nutrigenomics, fish, mercury, pregnancy.

 

INTRODUCCIÓN

Mediante la implantación del ovocito en la cavidad uterina comienza el embarazo, etapa de crucial importancia, en la que tendrán lugar multitud de procesos hiperplásicos, hipertróficos, de adaptación metabólica y de disposición para la vida fuera el útero1.

A las dos semanas de la fecundación el embrión se alimenta de los nutrientes yacentes en el propio útero materno, por dicha razón el estado nutricional antes de la concepción será vital para la formación y estructuración de órganos y tejidos1,2.

Desde el comienzo de la tercera semana se inicia una primitiva circulación útero-placentaria, que complementará al útero como principal fuente de alimentación. Desde este momento, la placenta comienza a intercambiar nutrientes y electrolitos, como aminoácidos y ácidos grasos libres, con el embrión. Es una etapa complicada por la facilidad a la teratogénesis2.

Es a partir del tercer mes, cuando se produce una alimentación placentaria total hasta el final de la gestación1.

Con todo ello, se puede observar como la alimentación antes de la concepción y durante el embarazo condiciona la salud del feto1.

Los ácidos grasos poliinsaturados omega 3 (AGPI-3), incluyendo el ácido eicosapentaeinoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) son beneficiosos tanto para la salud de la madre y como la del feto.6 Estos lípidos sólo se están presentes a través de la alimentación3,4. Tanto EPA como DHA forman parte de las membranas celulares3,5, con un claro papel en el proceso de la inflamación5.

Estos AGPI-3 son transportados por la placenta y condicionan el desarrollo fetal, dando lugar a un peso y longitud correctos, así como, a una edad gestacional adecuada4. Es por ello por lo que se asocia la ingesta inicial de ADH y EPA a un menor porcentaje de bajo peso al nacer y de partos prematuros. Por supuesto, todo está relacionado con el entorno y los hábitos de la madre, ya que se han observado resultados confusos en mujeres fumadoras o consumidoras de alcohol o drogas6,7.

 

OBJETIVO

Realizar una revisión bibliográfica sobre los beneficios del consumo de omega 3 en el embarazo.

 

MATERIAL Y MÉTODO

Se ha elaborado una revisión bibliográfica de artículos científicos, en español y en inglés en su mayoría, procedentes de bases de datos como Pubmed, Science Direct, Cuiden Plus, Dialnet, Scopus y de revistas como Scielo, Fundación Index y Elsevier entre los años 2011-2021 (búsqueda limitada a estos años), así como de libros, páginas web como la OMS y congresos. Mediante la búsqueda:

(“gravidity”[MeSH Terms] OR “gravidity”[All Fields] OR “pregnant”[All Fields]) AND (“fatty acids, omega-3″[MeSH Terms] OR (“fatty”[All Fields] AND “acids”[All Fields] AND “omega-3″[All Fields]) OR “omega-3 fatty acids”[All Fields] OR “omega 3″[All Fields])

 

RESULTADOS-DISCUSIÓN

Varios estudios confirman que una dieta rica en ω-3 disminuye las complicaciones del embarazo como la preeclampsia y diabetes mellitus gestacional (DMG)8,16 ya que éstas podrían repercutir en la atención y funciones motoras del feto, produciendo una mayor acumulación de grasa en el mismo, siendo un embarazo más corto para las madres con diabetes gestacional por la cesárea para evitar una macrosomía9.18 Puesto que los ensayos se llevaron a cabo a partir de las 20 semanas de gestación, las mujeres ya habían sido diagnosticadas de DG y, las analíticas mostraron un menor aporte de lípidos esenciales en la placenta10,20.

Estudios epidemiológicos han demostrado que desempeñan un papel protector en enfermedades cardiovasculares como infarto de miocardio o cerebral, hipertensión e hiperlipidemia11. Cada vez aumenta la evidencia de que el omega 3 previene de enfermedades inflamatorias pulmonares, incluida la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma, artritis reumatoide y la enfermedad inflamatoria intestinal11,12. Los resultados de ensayos clínicos confirman que la ingesta de pescado durante el embarazo previene de alergias en el neonato13. Así como, a través de la lactancia se pasan los ácidos grasos pueden tener menos riesgo de dermatitis atópica11.

Otros estudios han publicado que la baja ingesta de ω-3 podría incrementar el riesgo de autismo en el feto14, además está relacionado con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) por ello se recomienda un suplemento en el embarazo15.

Aproximadamente, un 18% de las mujeres sufren depresión postparto y, se conoce por ensayos clínicos que el ω-3 es beneficioso para prevenirla16-18.

Una dieta rica en ω-3 comprende mejores resultados en la implantación del óvulo en la fecundación in vitro19.

Se ha observado un incremento de estas enfermedades, ya que en los últimos 20 años ha habido un cambio en la dieta. La dieta que mejor se ajusta a estos beneficios es la mediterránea, puesto que se recomienda una ingesta de pescado de 3-4 veces por semana20. Aquí es donde la nutrigenómica juega su papel, puesto que a día de hoy se sabe que la nutrición te protege o te perjudica frente a enfermedades cardiovasculares o el cáncer, cambiando el ADN y por lo tanto el de la descendencia21.

En el estudio de Monthé-Drèze (2021) se llevó a cabo un ensayo controlado aleatorio doble ciego de 72 mujeres embarazadas con índice de masa corporal (IMC) del primer trimestre ≥ 25 kg / m2 para explorar la eficacia preliminar de la suplementación con n-3. Los participantes fueron asignados al azar a DHA y EPA o placebo. La suplementación con PUFA n-3 en mujeres con sobrepeso u obesidad condujo a una mayor acumulación de masa magra al nacer, así como a un mejor crecimiento fetal y una gestación más prolongada22.

 

CONCLUSIÓN

El aumento de la ingesta de AGPICL omega ‐ 3 durante el embarazo, ya sea a través de suplementos o en los alimentos, puede reducir la incidencia de parto prematuro y puede haber menos posibilidades de tener un bebé con bajo peso al nacer. Las mujeres que toman suplementos de AGPICL omega ‐ 3 durante el embarazo también pueden tener más probabilidades de tener embarazos más prolongados.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sánchez-Muniz FJ, Gesteiro E, Espárrago Rodilla M, Rodríguez Bernal B, Bastida S. La alimentación de la madre durante el embarazo condiciona el desarrollo pancreático, el estatus hormonal del feto y la concentración de biomarcadores al nacimiento de diabetes mellitus y síndrome metabólico. Nutr Hosp. 2013;28(2).
  2. Smulders B, Croon M. Embarazo seguro. La guía más completa y actual. 1ª ed. Barcelona: Medici; 2001.
  3. Morse NL. Benefits of Docosahexaenoic Acid, Folic Acid, Vitamin Dand Iodine on Foetal and Infant Brain Development and function following maternal supplementation during pregnancy and lactation. Nutrients. 2012;4.
  4. Palomo Gómez R, Corcuera Ortiz de Guzmán L, Gilart Cantizano P, Rodríguez Díaz L, Vázquez Lara JM. Revisión bibliográfica sobre el consumo de pescado en el embarazo como prevención del asma infantil. Fundación Index. 2015
  5. Swanson D, Block R, Mousa SA. Omega-3 Fatty Acids EPA and DHA: Health Benefits Throughout Life. American Society for Nutrition. Adv. Nutr.2012;3.
  6. Rombaldi Bernardi J, Souza Escobar R, Francisco Ferreira C, Pelufo Silveira P. Fetal and Neonatal Levels of Omega-3: Effects on Neurodevelopment, Nutrition, and Growth. The ScientificWorld Journal. 2012.
  7. Meher A, Randhir K, Mehendale S, Wagh G, Joshi S. Maternal Fatty Acids and Their Association with Birth Outcome: A Prospective Study. Plos one.2016.
  8. Keelan JA, Mas E, D’Vaz N, Dunstan JA, Li S, Barden AE, et cols. Effects of maternal n-3 fatty acid supplementation on placental cytokines, pro-resolving lipid mediators and their precursors. Reproduction.2015;149.
  9. Donahue S, Rifas-Shiman SL, Gold DR, Jouni ZE, Gillman MW, Oken E. Prenatal fatty acid status and child adiposity at age 3 y:results from a US pregnancy cohort. Am J Clin Nutr.2011; 93.
  10. Pagán A, Prieto-Sánchez MT, Blanco-Carnero JE, Gil-Sánchez A, Parrilla JJ, Demmelmair H, et al. Materno-fetal transfer of docosahexaenoic acid is impaired by gestational diabetes mellitus. AJP-Endocrinol Metab. 2013
  11. Miyata J, Arita M. Role of omega-3 fatty acids and their metabolites in asthma and allergic diseases. Allergology International. 2015; 64.
  12. Christina E, Ciaccio MD, Manika Girdhar DO. The effect of maternal omega-3 fatty acid supplementation on infant allergy. Ann Allergy Asthma Immunol. 2014; 112(3).
  13. Escamilla-Nuñez MC, Barraza-Villarreal A, Hernández-Cadena L, Navarro-Olivos E, Sly PD, Romieu I. Omega-3 Fatty acid supplementation during pregnancy and respiratory symptoms in children. Chest. 2014; 146(2)
  14. Lyall K, Munger KL, O’Reilly EL, Santangelo SL, Ascherio A. Maternal dietary fat intake in association with autism spectrum disorders. Am J Epidemiol. 2013; 178(2).
  15. Konikowska K, Regulska-Ilow B, Różańska D. The influence of components of diet on the symptoms of ADHD in children. Rocz Panstw Zakl Hig.2012; 63.
  16. Deligiannidis KM, Freeman MP. Complementary and alternative medicine therapies for perinatal depression. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol. 2014; 28(1).
  17. Wik Markhus M, Skotheim S, Eide Graff I, Frøyland L, Braarud HC, Morten Stormark K et al. Low Omega-3 Index in pregnancy Is a possible biological risk factor for postpartum depression. Plos one. 2013.
  18. De la Gándara JJ, Palacios S, Cancelo MJ, Castaño MR, García A, Pintó X et al. Ácidos grasos Omega 3 y trastornos afectivos en la mujer. C. Med. Psicosom. 2013.
  19. Jungheim ES, Frolova AI, Jiang H, Riley KJ. Relationship between serum polyunsaturated fatty acids and pregnancy in women undergoing In vitro fertilization. J Clin Endocrinol Metab. 2013; 98(8).
  20. Rodríguez-Bernal CL, Ramón R,Quiles J, Murcia M, Navarrete-Muñoz EM, Vioque J. Dietary intake in pregnant women in a Spanish Mediterranean area: as good as it is supposed to be? Public Health Nutrition. 2012; 16(8).
  21. Hernández Mateo D, Vivero Salmerón G. Biología molecular genética y su papel biológico en la nutrigenómica y nutrigenética. Eubacteria. 2011; 27.
  22. Monthé-Drèze C, Sen S, Hauguel-de Mouzon S, Catalano PM. Effect of Omega-3 Supplementation in Pregnant Women with Obesity on Newborn Body Composition, Growth and Length of Gestation: A Randomized Controlled Pilot Study. Nutrients. 2021;13(2):578.