Type to search

El ámbito de la imagen para el diagnóstico en las emergencias hospitalarias.

Categoría: , ,
18 agosto 2021

AUTORES

  1. Diego Alcázar Martínez. Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico (TSID). Hospital Royo Villanova de Zaragoza.

 

RESUMEN

Es indiscutible que los avances en las imágenes para el diagnóstico han logrado transformar la atención sanitaria en el ámbito de las emergencias. Contar con equipos de imagen para el diagnóstico modernos, avanzados e innovadores resulta esencial en cualquier hospital, y mucho más cuando se trata de las emergencias hospitalarias que recibe el centro diariamente.

Disponer de sistemas de imagen para el diagnóstico automatizadas y avanzadas puede suponer una gran diferencia a la hora de tratar y diagnosticar a cualquier paciente de gravedad que requiera de atención inmediata.

Este tipo de equipos médicos son esenciales para poder tratar eficaz y rápidamente a cualquier paciente que acude a emergencias, ya que facilita la labor a los médicos, ofreciendo una mayor claridad y rapidez en los resultados. Todo ello implica una atención mucho más rápida y eficiente, minimizando los riesgos de sufrir secuelas o perder la vida por un diagnóstico más lento y dificultoso por parte del personal sanitario.

Los equipos modernos y avanzados que se ayudan de la tecnología más innovadora permiten que los médicos puedan contar con los resultados del diagnóstico con mayor claridad, fiabilidad y seguridad, ya que son proporcionados por sistemas inteligentes que analizan las imágenes de cada paciente.

 

PALABRAS CLAVE

Emergencias hospitalarias, imagen para el diagnóstico, pruebas de la imagen.

 

ABSTRACT

It is indisputable that advances in diagnostic imaging have succeeded in transforming health care in the field of emergencies. Having modern, advanced and innovative diagnostic imaging equipment is essential in any hospital, and much more when it comes to the hospital emergencies that the center receives on a daily basis.

Having advanced and automated diagnostic imaging systems can make a big difference when it comes to treating and diagnosing any critically ill patient requiring immediate attention.

This type of medical equipment is essential to be able to effectively and quickly treat any patient who goes to emergencies, since it facilitates the work of doctors, offering greater clarity and speed in the results. All of this implies a much faster and more efficient care, minimizing the risks of suffering sequelae or losing one’s life due to a slower and more difficult diagnosis by healthcare personnel.

Modern and advanced equipment that uses the most innovative technology allows doctors to have the results of the diagnosis with greater clarity, reliability and safety, since they are provided by intelligent systems that analyze the images of each patient.

 

KEY WORDS

Hospital emergencies, diagnostic imaging, imaging tests.

 

INTRODUCCIÓN

En la sociedad actual, contar con un sistema sanitario capaz de brindar una atención inmediata, efectiva y fiable a sus pacientes es vital. Esta necesidad se incrementa por diez cuando hablamos de las emergencias hospitalarias, donde el tiempo corre en contra tanto del paciente como de los propios médicos que lo atienden.

La imagen para el diagnóstico es una de las mejores herramientas de las que dispone el sistema sanitario actual para conseguir visualizar con detalle el interior del organismo de un paciente, pero en los tiempos que corren no solo basta con disponer de equipos que brinden unas imágenes claras, nítidas y de calidad.

En la actualidad, si se desean conseguir diagnósticos rápidos y realmente fiables, es preciso ayudarse de sistemas inteligentes, automatizados y modernos que sean capaces de ofrecer imágenes, así como resultados sobre aquello que analizan en la imagen. Ello facilita mucho el trabajo a los profesionales sanitarios y garantiza una atención mucho más rápida ante cualquier urgencia que se presente y requiera de atención inmediata.

 

OBJETIVOS

El principal objetivo de este tema es poder dar a conocer a los lectores la gran relevancia que posee contar con equipos avanzados y modernos para la imagen por diagnóstico en las emergencias hospitalarias, ya que supone un paso esencial para poder atender mucho más eficaz y rápidamente a todos aquellos pacientes que acuden al hospital con un estado de salud grave o crítico.

 

METODOLOGÍA

El desarrollo de este trabajo ha sido posible combinando los propios conocimientos de quien lleva a cabo este mismo trabajo y la documentación obtenida mediante la consulta de determinados sitios web con el fin de poder aportar información que resulte atractiva, actual e interesante para el lector de este.

Para dar debido contexto a la metodología empleada cabe reseñar concretamente lo siguiente:

La elaboración de este trabajo se ha basado en la realización de un artículo monográfico sobre el tema en cuestión.

La búsqueda realizada se ha focalizado en la denominada en el apartado referencias de este mismo documento y no se ha utilizado ninguna búsqueda por operadores booleanos en particular. Del mismo modo no se ha utilizado base de datos concreta alguna ni fecha concreta de las fuentes, se ha realizado mediante búsqueda genérica en la red.

Para determinar la inclusión o exclusión de la referencia en concreto se ha evaluado la calidad del contenido y la fiabilidad de la fuente.

 

DESARROLLO

Los servicios de emergencias hospitalarias fueron creados hace ya muchos años con el principal fin de poder atender a todos aquellos pacientes de gravedad que precisan de los recursos del hospital al que acuden.

Lógicamente, no todos los pacientes que acuden a un hospital corren el mismo peligro y presentan la misma gravedad, por ello una de las prioridades a la hora de atender a los pacientes es llevar a cabo una valoración individual de cada paciente para conocer su gravedad y su estado.

De este modo, se podrá determinar si el paciente puede esperar (sin que ello suponga ningún riesgo para su salud o su vida) o bien si ha de ser atendido de manera inmediata para poder salvarle la vida. En otras palabras, y siempre siguiendo los protocolos, se lleva a cabo un triaje.

 

En dicho triaje se llevará a cabo una rápida exploración del paciente, llevando a cabo varias pruebas como, por ejemplo, tomar la temperatura, la frecuencia cardíaca, la tensión arterial, la saturación de oxígeno, además de indagar en la historia clínica del paciente (alergias, medicamentos ingeridos, patologías, motivo de la visita a emergencias, etc.).

Evidentemente, todas aquellas personas que acuden a emergencias hospitalarias son pacientes, son personas, que necesitan ser atendidos a la mayor brevedad posible, ya que en ocasiones su vida puede depender de ello. Quienes entran dentro del grupo de pacientes de gravedad que han de ser atendidos de inmediato deben ser tratados rápidamente para que su situación no empeore o incluso termine llegando a ser irreversible.

 

En este sentido, la imagen para el diagnóstico suele jugar un papel de gran importancia en todo lo relacionado con las emergencias hospitalarias. Actualmente, cada vez son más los hospitales localizados a lo largo y ancho del planeta que se ayudan de la tecnología más avanzada y novedosa con el fin de poder llevar a cabo exploraciones médicas mucho más rápidas, precisas y fiables.

Llevar a cabo unas exploraciones de una mayor calidad y rapidez se traduce en una mejor recuperación y cura de todos aquellos pacientes que acuden a emergencias ante cualquier problema grave de salud que padezcan. Dar una mejor y más rápida respuesta a los pacientes puede marcar una clara diferencia entre salvarle la vida o que sufra secuelas de por vida, o que incluso en el proceso pueda llegar a fallecer.

 

La imagen para el diagnóstico es fundamental para poder alcanzar el éxito a la hora de llevar a cabo cualquier intervención urgente a un paciente. Las imágenes del organismo de cada paciente que se obtienen mediante radiografías, ecografías, resonancias magnéticas, ultrasonidos o TAC son esenciales no solo para conseguir diagnosticar cualquier patología desconocida en el propio paciente que acude a las emergencias hospitalarias, sino que además permite determinar el tratamiento y acción a llevar a cabo mucho más rápidamente y nítidamente que si no se dispusiera de ellas.

Lógicamente, es de vital importancia que en las emergencias de cualquier hospital se disponga de la mejor y más avanzada tecnología para captar imágenes del organismo humano, ya que es gracias a este tipo de sistemas que muchos pacientes han podido salvar su vida o han podido ser adecuada y rápidamente tratados ante su problema de salud.

 

Los sistemas o aparatos empleados en la imagen para el diagnóstico son cada vez más avanzados, rápidos y automatizados, y ello ha permitido que los médicos de hoy en día tengan grandes aliados a su servicio para poder tener entre sus manos unos resultados mucho más rápidos, fiables, seguros y visuales la hora de llevar a cabo las pruebas diagnósticas de sus pacientes.

Cuando un paciente accede a emergencias el tiempo apremia, no hay tiempo que perder, de ahí que resulte de vital importancia que los sistemas empleados para llevar a cabo el diagnóstico mediante imágenes sean capaces de estar a la altura de las circunstancias.

 

De ahí nace la clara necesidad de contar con profesionales sanitarios y especialistas que sean capaces de controlar este tipo de equipos o sistemas encargados de tomar las imágenes de cada paciente. Resulta clave que el personal sanitario reciba la preparación necesaria para poder manejar y controlar eficaz y satisfactoriamente este tipo de equipos con éxito.

Afortunadamente, el mundo de la medicina, donde obviamente se incluyen las emergencias hospitalarias, se encuentra en constante avance en todo aquello relacionado con el cuidado de la salud. A lo largo de la historia, el mundo sanitario ha sufrido importantes cambios y progresos que han supuesto un antes y un después para la salud y bienestar de las personas.

 

La aparición de las pruebas de la imagen fue indiscutiblemente un claro punto de inflexión en el ámbito médico. La evolución tecnológica en el sector médico ha supuesto un importante paso y ello ha tenido un impacto verdaderamente positivo en el ámbito de las emergencias que se atienden en los hospitales diariamente.

En los últimos años se han producido infinidad de avances1 de gran calado en las imágenes para el diagnóstico, avances que resultan verdaderamente espectaculares y que dejan muy atrás los inicios en las antiguas pruebas para la imagen que se llevaban a cabo antaño.

 

La innovación tecnológica en la radiología, y muy especialmente en el campo de la imagen en RM, han generado un cambio radical y muy profundo en todo lo que se refiere, no solo a la asistencia en emergencias, sino a la asistencia médica en general.

El gran potencial de los avances tecnológicos que se han venido sufriendo en los últimos años ha permitido ofrecer a los pacientes una mayor eficacia en el diagnóstico. Es indiscutible, que todo lo referente a la tecnología de la imagen ha supuesto una clara revolución en el sistema sanitario.

 

Los equipos modernos e inteligentes que están comenzando a utilizarse en el ámbito sanitario y, por supuesto, de las emergencias hospitalarias, no sólo ofrecen imágenes mucho más claras y nítidas del interior de cada paciente sin más, sino que en muchos casos están siendo capaces de ofrecer directamente resultados sobre las imágenes que captan de cada paciente.

Es decir, que directamente analizan las propias imágenes y son capaces de ofrecer un resultado, un diagnóstico, fiable, seguro, rápido y con un margen de error mínimo. A todo ello hay que destacar que es esencial que las imágenes obtenidas sean de la más alta calidad, imágenes claras y nítidas que permitan visualizar fácilmente a los profesionales sanitarios cualquier afección, daño o patología que pueda sufrir el paciente.

 

Asimismo, el desarrollo y avance tecnológico que están sufriendo los equipos para captar imágenes para el diagnóstico también son capaces de llevar a cabo la fusión de imágenes. En otras palabras, los sistemas actuales hacen posible que mediante diferentes técnicas se obtenga valiosa información, toda ella diferente, pero complementaria entre sí.

Los muchos avances tecnológicos en informática permiten integrar la información en las diferentes modalidades diagnósticas2, de tal manera que se logra brindar una mejor valoración a nivel global de la afección que padece el paciente, así como llevar a cabo un mejor control y manejo de éste.

 

Conseguir una interpretación mucho más rápida de las imágenes médicas obtenidas garantiza poder ofrecer a los pacientes un diagnóstico mucho más rápido e inmediato, permitiendo que la actuación ante cualquier situación de gravedad sea mucho más sencilla, inmediata y eficiente.

Hace tan solo unos pocos años, los equipos solamente eran capaces de ofrecer la imagen de anomalías a nivel estructural o anatómico. Sin embargo, gracias a los avances actuales, su función va mucho más lejos, ya que a día de hoy también son capaces de ofrecer la visión de cualquier anomalía que se pueda estar produciendo en alguno de los procesos fisiológicos del organismo como puede ser el flujo sanguíneo o el metabolismo.

 

Asimismo, en los últimos años han salido a la luz equipos o sistemas capaces de captar imágenes digitales3 ‘texturizadas’, es decir, imágenes detalladas que unidas a determinados datos son capaces de arrojar luz a patologías de tal gravedad como el cáncer, permitiendo ofrecer información sobre parámetros de gran valor como, por ejemplo, la textura del tumor en cuestión.

De este modo, se permitirá ofrecer unos tratamientos mucho más personalizados, adaptados a cada paciente. Asimismo, otro de los aspectos que se busca mejorar es conseguir que dichas pruebas resultan mucho menos agresivas y dañinas para los pacientes como ocurre en el caso de las radiografías.

 

En un futuro próximo se prevé que este tipo de métodos de exploración resulten mucho menos dañinos o nocivos para los pacientes que se exponen a ellos. Por otro lado, debe destacarse que los muchos avances tecnológicos han propiciado que el ámbito de la medicina se abra camino hacia el futuro.

Un claro ejemplo de ello es el Big Data, a través del cual se consigue obtener una mayor información de los pacientes, información contrastada y analizada que permitirá poder poner en marcha tratamientos mucho más tempranos, efectivos y a medida del paciente, además de ayudar a prevenir la aparición de muchas patologías.

 

Si bien es cierto que hace poco más de 100 años, la aparición de los rayos X supuso un importante salto cualitativo para llevar a cabo el diagnóstico médico, en la actualidad, los avances que se han sufrido en las imágenes para diagnósticos a nivel médico han dejado muy atrás los primeros pasos que se dieron antaño.

Las pruebas de la imagen para el diagnóstico siguen evolucionando, mejorando y perfeccionándose año tras año. A medida que avanzan este tipo de equipos, sistemas y programas para obtener imágenes se está sufriendo una mejora considerable no solo a la hora de manejar las imágenes médicas obtenidas, sino a la hora de gestionar todo el flujo de trabajo que se recibe.

El claro descubrimiento de nuevas tecnologías sumado a un mayor conocimiento de las técnicas clásicas que se llevan empleando décadas ha permitido conseguir un importante avance en todo lo referente a la imagen para obtener un diagnóstico. La tendencia actual y futura se centra en permitir a los profesionales sanitarios un diagnóstico precoz de cualquier patología que afecte al paciente.

 

Los sistemas para realizar pruebas de imagen servirán de apoyo al personal sanitario4 para tomar decisiones mucho más efectivas e inmediatas en el tratamiento de sus pacientes. La imagen para el diagnóstico se convirtió en la piedra angular para poder diagnosticar cualquier clase de enfermedad, pero evidentemente a día de hoy la evolución que está sufriendo es imparable y las oportunidades que se presentan con los nuevos equipos inteligentes son verdaderamente sorprendentes.

El importante papel de los equipos para realizar pruebas de imagen posiblemente aumentará a pasados agigantados a lo largo de las próximas décadas. Gracias a los muchos avances que se avecinan, los profesionales de la salud serán capaces de tomar decisiones médicas mucho más rápidas y adecuadas para atender a los pacientes, permitiendo minimizar toda clase de complicaciones y logrando optimizar los resultados obtenidos.

No es ninguna novedad que año tras año, la industria de la salud pone todos sus esfuerzos por lograr ofrecer una asistencia médica mucho más efectiva y eficiente, y aunque aún queda mucho por hacer para mejorar la asistencia sanitaria, sobre todo en las emergencias hospitalarias, todo parece indicar que la tecnología jugará un papel realmente importante de cara a los próximos años.

 

CONCLUSIONES

En resumidas cuentas, el sistema sanitario y, más concretamente, las emergencias hospitalarias, requieren de equipos innovadores, avanzados y tecnológicamente sofisticados que permitan poder obtener imágenes para el diagnóstico mucho más visuales, rápidas y automatizadas.

A su vez, es importante que el sector sanitario cada vez se incline más por implementar equipos que no solo ofrezcan meramente imágenes, sino que además sean capaces de analizarlas y ofrecer a los médicos un diagnóstico sobre cada paciente la cuestión.

Solamente de este modo los médicos podrán actuar mucho más rápidamente ante cualquier emergencia y reducir de manera significativa el número de errores a la hora de realizar un diagnóstico a través de las imágenes obtenidas del paciente. La imagen para el diagnóstico llevada a cabo mediante sistemas inteligentes se convertirá a futuro en un gran aliado de los profesionales sanitarios.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Nuevos avances en el diagnóstico por imagen de la enfermedad del raquis (Reumatología clínica).
  2. Avances en diagnóstico por imágenes médicas que han transformado la atención sanitaria (PostDICOM).
  3. Medicina del futuro: técnicas de imagen y genética que marcarán tendencia (Instituto Biomédico Quaes).
  4. Imaginando el futuro del diagnóstico por imagen (Revista Española de Cardiología).