Type to search

Educación sanitaria para la prevención de epiteliomas cutáneos.

2 diciembre 2021

AUTORES

  1. Miriam Bellés Aranda. Máster Universitario en Deterioro de la Integridad Cutánea, Úlceras y Heridas. Máster en Integración en Cuidados y Resolución de Problemas Clínicos en Enfermería. Enfermera en Centro Asistencial El Pinar.
  2. Mª José Tregón Loras. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en el Hospital Obispo Polanco de Teruel.
  3. María Cervera Catalán. Máster en Educación en Salud Escolar por la Universidad Católica de Valencia. Enfermera en la Residencia Javalambre de Teruel.
  4. Laura Gamarra Marzo. Máster Universitario en Deterioro de la Integridad Cutánea, Úlceras y Heridas por la Universidad Católica de Valencia. Enfermera en el Hospital Obispo Polanco de Teruel.
  5. Eva Negredo Rojo. Máster en Análisis Clínicos por la Universidad de Valencia. Enfermera en el Hospital Obispo Polanco.
  6. Rocío Herrera Alegre. Máster en Integración en Cuidados y Resolución de Problemas Clínicos en Enfermería. Enfermera Especialista en Salud Mental en el CRP San Juan de Dios.

 

RESUMEN

El carcinoma epidermoide es un tumor cutáneo maligno. Se trata de la segunda neoplasia cutánea con más prevalencia tras el melanoma. La mayoría de los carcinomas epidermoides cursan sin complicaciones, aunque si existen factores de alto riesgo (inmunosupresión, tamaño y profundidad de la lesión, localización, así como una inadecuada resección del tumor), poseen una mayor capacidad de metástasis y recidiva tumoral y por tanto una elevada morbimortalidad. Su principal tratamiento es la cirugía. El principal factor de riesgo para su desarrollo es la exposición solar, por lo que la educación sanitaria sobre la protección solar es primordial para evitar la aparición de tumores cutáneos.

 

PALABRAS CLAVE

Carcinoma epidermoide, factores de riesgo, educación sanitaria.

 

ABSTRACT

Squamous cell carcinoma is a malignant skin tumour. It is the second most prevalent skin tumour after melanoma. Most squamous cell carcinomas are uncomplicated, although if there are high-risk factors (immunosuppression, size and depth of the lesion, location, as well as inadequate resection of the tumour), they have a greater capacity for metastasis and tumour recurrence and therefore a high morbidity and mortality rate. The main treatment is surgery. The main risk factor for their development is exposure to the sun, so health education on sun protection is essential to prevent the appearance of skin tumours.

 

KEY WORDS

Squamous cell carcinoma, risk factors, health education.

 

DESARROLLO DEL TEMA

Los epiteliomas son tumores de la piel que se desarrollan a partir de estructuras epidérmicas o de los anexos cutáneos. Los epiteliomas más conocidos son los epiteliomas basocelulares, los epiteliomas espinocelulares o epidermoides y los epiteliomas anexiales. Actualmente son los tipos más comunes de cáncer de piel en población de raza blanca, junto con el melanoma 1,3,5.

El Carcinoma Epidermoide cutáneo (CEC), es un tumor maligno de crecimiento ilimitado y con probabilidad de metástasis 2,3. Se trata del segundo carcinoma cutáneo con más prevalencia, siendo el más común el carcinoma basocelular 4

Actualmente su incidencia está aumentando (la incidencia del CEC en personas mayores de 75 años aumenta 10 veces). Esto puede deberse al aumento de la esperanza de vida o la exposición crónica al sol5. Esto puede indicarnos que las medidas de prevención primaria están fallando 5,6.

El principal factor de riesgo para desarrollar el carcinoma espinocelular, es la exposición crónica solar3,6,7.

Aunque existen otros factores de riesgo como presentar la infección por del Virus del Papiloma Humano (VPH), albinismo oculocutáneo, diversas genodermatosis como psoriasis, heridas crónicas o cicatrices de quemaduras, sobre todo cuando se producen en la infancia. La población sometida a trasplante alogénico es también un factor de riesgo para desarrollar el carcinoma, debido a los tratamientos inmunosupresores y por la inmunosupresión de los pacientes trasplantados7. La genética y el fenotipo cutáneo claro, ojos azules o verdes, cabello rubio o pelirrojo son también factores de riesgo, así como presentar efélides o telangiectasias faciales. Las cabinas de autobronceado, la disminución de la capa de ozono, el arsénico son factores predisponentes para desarrollar el carcinoma7.

Clínicamente el CEC es indolente, por lo que muchos pacientes no acuden a los centros sanitarios. Su principal precursor es la queratósis actínica, no obstante, las lesiones preepiteliomatosas en piel o mucosas como papulosis bowenoide (pápulas hiperpigmentadas asociadas al VPH), epidermodisplasia verruciforme (verrugas planas generalizadas), pueden degenerar en carcinoma in situ o carcinoma escamoso 3,6.

El aspecto del tumor es de color amarillo-pardo, recubierto por costras, bajo las cuales aparece una masa carnosa, vegetante y hemorrágica. Por la zona central puede necrosarse y ulcerarse.

La localización más frecuente de la enfermedad suele ser en cabeza, cuello y otras áreas expuestas al sol7. No obstante, también puede localizarse en el pabellón auricular con características muy invasoras, en dorso de las manos, en el labio inferior siendo el 50% de los carcinomas epidermoides de la cara y con tendencia a metástasis, pene (glande o surco balano-prepucial), vulva (labios mayores) o ano.

 

Existen diferentes tipos de carcinomas de células escamosas como la enfermedad de bowen o eritroplastia de Queyrat.

La enfermedad de Bowen (EB), es una forma de carcinoma espinocelular. Suele aparecer en cabeza, cuello y extremidades inferiores, siendo los factores de riesgo la radiación solar, quimioterapia, radioterapia, carcinógenos como arsénico, la inmunosupresión y el virus del papiloma humano (sobre todo se ha demostrado que existe relación cuando aparece la neoplasia en genitales). Clínicamente se caracteriza por tener lesiones con una superficie descamativa o zonas fisuradas y erosivas 3, 8.

La eritroplasia de Queyrat es una enfermedad poco frecuente que representa un carcinoma epidermoide in situ del pene. Existen diferentes tratamientos como puede ser la penectomía parcial o radical y la terapia fotodinámica (TFD) donde se puede conservar el tejido. La aparición del tumor está relacionada con hábitos de mala higiene, zonas irritadas por esmegma, herpes genital y traumatismos9.

El pronóstico del Carcinoma Epidermoide cutáneo suele ser bueno, aunque cuando la enfermedad ha desarrollado metástasis, existe una elevada morbilidad y mortalidad 3, 7, 10, 11.

Las variables que influyen en el desarrollo de metástasis son el tamaño, localización y ulceración de la lesión, profundidad y nivel de invasión de Clark, grado de diferenciación, invasión perineural y linfovascular, acantolisis, recurrencia del tumor, inmunosupresión e infección del virus del papiloma humano (VPH)2, 3.

Existen controversias en las variables que influyen en el desarrollo de la metástasis. Un estudio de Cherpelis B et al demostraron que la localización, ulceración, inflamación y la profundidad de Breslow no se correlacionaron en su estudio 2, 3.

Los factores clínico patológicos del CEC asociados con la mortalidad, según el estudio de Clayman GL, es un tamaño de la lesión mayor o igual a 4 cm, invasión perineural e invasión profunda 11

La mayoría de carcinomas espinocelulares, presentan buen pronóstico, con índice alto de curación.

La educación sanitaria sobre protección solar y detección temprana de la lesión, disminuyen el riesgo de desarrollo del carcinoma epidermoide y sus complicaciones.

El carcinoma cutáneo epidermoide, es prevenible. El personal sanitario debe informar sobre los beneficios profilácticos de evitar el sol, así como de la fotoprotección desde la infancia, para así poder disminuir el riesgo del CEC7.

 

CONCLUSIÓN

Debido a la disminución de la capa de ozono, exposición a la radiación solar y aumento de la esperanza de vida, los tumores cutáneos se encuentran con una incidencia cada vez mayor. Se trata de carcinomas prevenibles ya que su principal factor de riesgo es la exposición solar. La educación sanitaria sobre la protección solar y la identificación temprana de las lesiones, reducen el desarrollo del carcinoma cutáneo y sus complicaciones.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Diepgen TL, Mahler V. The epidemiology of skin cancer. 2002; 146 Suppl 61: 1-6.
  2. Cherpelis B, Marcusen C, Lang PG. Prognostic factors for metastasis in squamous cell carcinoma of the skin. Dermatol Surg. 2002; 28: 268.
  3. Alam,D. Ratner D.Cutaneous squamous-cell carcinoma N Engl J Med, 2001; 344(13):975-83.
  4. Kwa RE, Campana K, Moy RL. Biology of cutaneous squamous cell carcinoma. J Am Acad Dermatol. 1992; 26: 1-26.
  5. Nuño A, Vicente F.J, Pinedo F, López J.L. Carcinoma epidermoide de alto riesgo. 2012; 103:567-578.
  6. Aceituno-Madera P, Buendia-Eisman A, Arias-Santiago S, Serrano S. Evolución de la incidencia del cáncer de piel en el período 1978-2002. Actas Dermosifiliogr. 2010; 101: 39-46.
  7. García-Zuazaga J, Olbricht SM. Cutaneous squamous cell carcinoma. 2008; 24: 33-57.
  8. Martinez V, Ramos A, Valencua M. Caso clínico. Enfermedad de Bowen 2011; 20(3):104-109.
  9. Skroza N , LA Viola G , pampeana R , Proietti I , Bernardini N , Tolino E , Annetta A et al. Eritroplasia de Queyrat tratada con metil aminolevulinato-terapia fotodinámica (MAL-PDT): reporte de un caso y revisión de la literatura. (Consulta el 29 de octubre de 2021). Disponible en: https://www.minervamedica.it/en/journals/dermatologiavenereologia/article.php?cod=R23Y9999N00A16120101
  10. Veness MJ. Defining patients with high-risk cutaneous squamous cell carcinoma. Australas J Dermatol. 2006; 47:28-33.
  11. Farasat S, Yu SS, Neel VA, Nehal KS, Lardaro T, Mihm MC, et al.A new American Joint Committee on Cancer staging system for cutaneous squamous cell carcinoma: Creation and rationale for inclusion of tumor (T) characteristics. J Am Acad Dermatol.2011; 64: 1051 -9.