Type to search

Diferencias inmunológicas encontradas hasta el momento, entre sars cov-1, mers y sars cov-2 o también llamado covid-19.

4 noviembre 2020

AUTORES

  1. Jéssica Asín Valimaña. Diplomada Universitaria en Enfermería, Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  2. Nadia Hamam Alcober. Diplomada Universitaria en Enfermería. Hospital Materno Infantil, Zaragoza.

 

RESUMEN

En medio de una pandemia mundial por SARS COV-2, es importante conocer los tipos de respuesta inmunológica que podemos encontrar ante esta infección (tablas: 1,2,3), aunque por el poco tiempo de datos de evolución del que se dispone y las variaciones de resultados entre pacientes, es difícil llegar a una conclusión. Tras esto, es necesario una comparativa de datos con los anteriores tipos de coronavirus, como SARS COV-1 y MERS, lo cual nos puede dar algunas pistas sobre el comportamiento del virus, aunque no tiene por qué comportarse igual, ya que hablamos de virus modificados en laboratorio y que además, posteriormente sufren mutaciones.

 

PALABRAS CLAVE

Coronavirus del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, Coronavirus Relacionado al Síndrome Respiratorio Agudo Severo, Nuevo Coronavirus (2019-nCoV), inmunología.

 

INTRODUCCIÓN

El coronavirus, objeto de una pandemia mundial, ha atacado de una forma muy agresiva a la población, tratándose en este caso del SARS COV-2 o Covid-19.

En cuanto a este último virus, detectado en Wuhan en 2019, sabemos que cursa con síntomas muy inespecíficos, como cefalea, ageusia, anosmia, fiebre, tos seca, etc., pero existen dos extremos importantes en su manifestación clínica, podemos encontrar pacientes infectados asintomáticos, pacientes que presentan una evolución favorable y con síntomas leves, pero en el caso opuesto, encontramos pacientes que presentan cuadros graves de neumonía consolidada y coagulopatías, llegando a provocar la muerte. Según refiere la OMS, uno de cada 5 pacientes que lo padece, puede acabar desarrollando un cuadro grave, siendo más susceptibles los ancianos con patologías previas1.

Todavía no se conoce la duración de anticuerpos en sangre tras esta infección, conociendo casos muy variables en los estudios de investigación, por ello, nos orientaría quizá una mirada retrospectiva a los anteriores coronavirus.

El SARS CoV-1 o Síndrome Agudo Respiratorio Severo, cuyo primer caso fue notificado por la OMS el 26 de febrero de 2003 en Asia, propagándose posteriormente a más de 24 países de todo el mundo. Su transmisión se produce por contacto cercano, o directo con las secreciones respiratorias o fluidos corporales de un infectado. Su periodo de incubación es de 2 a 12 días. El porcentaje de muertes en casos diagnosticados fue del 15% y en personas mayores de 65 años, aumentó hasta un 50%2.

El MERS, Síndrome Respiratorio de Oriente Medio o MERS-CoV, se trata de un coronavirus que produce desde síntomas respiratorios leves a graves. Se reportó por primera vez en Arabia Saudita, propagándose posteriormente, en 2012. Se recogen datos de un porcentaje de muertes en infectados del 30%.

Éste se contagia de animales a humanos (encontrándose también en camellos). El contagio entre personas se produce por contacto estrecho y no se conoce realmente el periodo de incubación, aunque se cree que puede oscilar entre 2 y 14 días tras la exposición3.

 

RESULTADOS

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, junto al Instituto de Salud Carlos III, arrojaron datos en cuanto a la seroprevalencia del SARS CoV-2 poco esperanzadores, ya que en los diferentes estudios realizados encontraron:

  • Una prevalencia de anticuerpos IgG frente a SARS CoV-2 en torno al 5%, sin diferencias entre hombres y mujeres.
  • Una marcada variabilidad geográfica, encontrando mayor seroprevalencia de IgG en residentes de grandes urbes con más de 100.000 habitantes.
  • Se ha observado en el estudio que al menos un 2,5-2,8% son personas asintomáticas.
  • Muy importante en cuanto al futuro más cercano, es la tasa global de seroconversión y seronegativización. La seroconversión, ocurre cuando una persona tiene contacto con un agente infeccioso y su cuerpo reacciona produciendo anticuerpos, es decir, inmunoglobulinas. Las primeras Ig que nos resultan importantes son las M, ya que son las primeras en aparecer y nos avisan tras una serología, que el paciente presenta una enfermedad en curso. Las IgG, son las que aparecen posteriormente a haber pasado la enfermedad y que en teoría perduran en sangre, para defender de una futura infección por el mismo agente infeccioso.

Pues bien, la tasa global de seroconversión varió entre 0,7-0,9%, frente a la seronegativización (anticuerpos IgG no detectables en personas que eran seropositivas), que fue de un alarmante 7,1 – 14,4%, siendo más frecuente en personas asintomáticas y menos frecuente en pacientes con ageusia y anosmia4.

 

CONCLUSIONES

Es difícil encontrar estudios de seroprevalencia sobre los tres tipos de virus hablando de manera comparativa, encontrando finalmente tras una intensa revisión bibliográfica, donde se muestran los siguientes resultados5:

  • Para saber cómo se comportarán los anticuerpos a largo plazo en el SARS-CoV2 es demasiado pronto, pero ya se han detectado cambios.
  • En el SARS CoV2 se detectaron IgM a partir del día 7, con punto álgido el día 28. Por otro lado, la IgG apareció en el día 10 y alcanzó su punto máximo el día 49. La seroconversión osciló entre 11-14 días.
  • La IgM e IgG aumentaron durante las primeras semanas, tras iniciar los síntomas, pero fueron disminuyendo las Ig M en SARS CoV2 gradualmente, mientras en SARS CoV1 y MERS- CoV seguían siendo detectables.
  • En cuanto al tiempo que se mantienen las IgG en sangre en pacientes que estuvieron infectados:
  • Por MERS- CoV: (en un estudio de 82 semanas), las IgG permanecieron durante todo el estudio.
  • Por SARS CoV-1: (en un estudio de 3 años), las IgG a partir del mes 4 disminuyeron, pero entre el 75 y 84% de los pacientes mantuvieron niveles detectables en el mes 36.
  • Por SARS CoV-2: Se ha observado que las IgG han desaparecido incluso 6 semanas después tras la infección. Aunque en un estudio de Wanzhou (China)6, se escogieron 37 pacientes que habían sido infectados por COVID-19 y que habían presentado síntomas, y otros 37 que habían sido asintomáticos. Los resultados arrojados fueron que los anticuerpos en asintomáticos, cayeron en un 40% a niveles indetectables, mientras que en los pacientes sintomáticos sólo fue de un 13%. Tras 8 semanas, la caída de IgG en los asintomáticos fue del 71%, mientras en los sintomáticos, la caída fue curiosamente mayor, alcanzando un 76%.

Los investigadores percibieron (aunque sólo se realizó un estudio de un pequeño grupo de personas) que el cuerpo, aunque los anticuerpos desaparezcan, es capaz de usar células T para acabar con el virus y las células B pueden producir nuevos anticuerpos, pero realmente en ese estudió no se obtuvieron mediciones de ambas células.

Finalmente, y tras esta revisión bibliográfica, queda claro que todavía existe una investigación sobre el tema en cualquiera de los tres tipos de coronavirus. Con respecto a los resultados obtenidos, el SARS CoV-2 no es extrapolable a los otros dos anteriores, puesto que de éstos se dispone de una retrospección a largo plazo, y el COVID-19 es relativamente nuevo, por lo que, aunque los resultados sean desalentadores, se sigue a la espera de nuevos estudios.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud. Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19). Disponible en: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses
  2. Fundación IO, SARS (Síndrome agudo respiratorio severo). Disponible en: https://fundacionio.com/salud-io/enfermedades/virus/sars-sindrome-agudo-respiratorio-severo/
  3. World Health Organization website. Middle East respiratory syndrome coronavirus (MERS-CoV). Updated January 21, 2019. Disponible en:  https://www.who.int/csr/disease/coronavirus_infections/faq/en/
  4. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Estudio ene-Covid: Informe final Estudio Nacional de sero-epidemiología de la infección por SARS-Cov-2 en España, 6 de julio de 2020. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/ene-covid/docs/ESTUDIO_ENE-COVID19_INFORME_FINAL.pdf
  5. Huang. A, Garcia-Carreras B., Hitchings, M., Yang B., Katzelnick L., Rattigan S., Brooke A. Borgert, Moreno C.A., Solomon B.D., Rodriguez-Barraquer I., Lessler J., Salje H., BurkeD., Wesolowski A., Cummings D. A systematic review of antibody mediated immunity to coronaviruses: antibody kinetics, correlates of protection, and association of antibody responses with severity of Disease. April 17, 2020
  6. Medscape, COVID-19 Antibodies Can Disappear After 2-3 Months, Study Shows. Update, October 2, 2020. Disponible en: https://www.medscape.com/viewarticle/932671?src=wnl_tp10n_200723_mscpedit&uac=317405PV&impID=2472351&faf=1

ANEXOS

Tabla: 1

Tipos de inmunidad

TIPOS DE INMUNIDAD
NATURAL o innata PASIVA Anticuerpos maternos
ACTIVA PRIMARIA Primer contacto con agente patógeno, es de acción lenta (se produce la enfermedad)
SECUNDARIA Segundo contacto con el agente patógeno, es de acción rápida (no se manifiesta la enfermedad)
ARTIFICIAL o adquirida PASIVA ANTICUERPOS o GAMMAGLOBULINAS
ACTIVA VACUNA: con acción preventiva.

Elaboración propia.

 

Tabla: 2

Tipos de respuesta inmunitaria

TIPOS DE RESPUESTA INMUNITARIA
HUMORAL Producción de anticuerpos por parte de las células plasmáticas, contra agentes extraños.
CELULAR Respuesta de células T y B, con respuesta específica y de memoria para destruir las células infectadas y evitar que se produzcan nuevos agentes infecciosos.

Elaboración propia.

 

Tabla: 3

Inmunoglobulinas M y G

INMUNOGLOBULINAS M Y G
Inmunoglobulina M Tras una infección es el primer anticuerpo producido y en una serología indica la presencia de infección activa.
Inmunoglobulina G Se origina en respuesta a una infección, siendo la Ig que se presenta en mayor cantidad. Es la que, serológicamente hablando, tendría que encontrarse después de un largo periodo de tiempo tras una infección, para saber que la enfermedad se ha superado y se está protegido.

Elaboración propia.