Type to search

Definición, diagnóstico y prevención de la diabetes mellitus tipo 2.

Categoría: ,
15 octubre 2021

AUTORES

  1. David Alejandro Aznar Sanz. Enfermero en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  2. Laura Pinilla Varona. Máster propio en cuidados especializados de enfermería para urgencias. Área de pacientes críticos y postanestesia por la Universidad de Valencia. Enfermera en el Hospital Miguel Servet.
  3. Cristina López Hernández. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en el Hospital Miguel Servet.
  4. Beatriz Gadea Uribarri. Máster propio en cuidados especializados de enfermería para urgencias. Área de pacientes críticos y postanestesia por la Universidad de Valencia. Enfermera en el Hospital Miguel Servet.
  5. Carlota Barreu Fau. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  6. Cristina Hernando Alonso. Máster propio en cuidados especializados de enfermería para urgencias. Área de pacientes críticos y postanestesia por la Universidad de Valencia. Enfermera del 061 Aragón.

 

RESUMEN

La diabetes mellitus tipo 2 es uno de los más graves problemas de salud de nuestro tiempo. Numerosos estudios muestran un crecimiento continuo de las tasas de incidencia y prevalencia en todo el mundo, con costes económicos, sociales y humanos inaceptables.

La diabetes se encuentra entre las cuatro principales enfermedades no transmisibles que producen al año más del 70% del total de la mortalidad a nivel mundial. Se ha convertido en una de las principales causas de enfermedad cardiovascular, insuficiencia renal, ceguera, amputaciones no traumáticas de miembros inferiores y muerte de todo el mundo. Por lo tanto, la diabetes es un gran desafío para la salud pública.

La detección precoz, realizando programas de cribado dentro de las poblaciones de riesgo es esencial para el diagnóstico temprano de la enfermedad. Sin programas de detección eficaces, es poco probable que las personas en estadios iniciales de la enfermedad tomen las medidas necesarias para prevenir la progresión de la diabetes.

Una vez diagnosticada la diabetes o la prediabetes se deben tomar medidas para controlar los factores de riesgo controlables que producen un avance en la evolución de la enfermedad, así como la aparición de complicaciones derivadas de la misma.

Realizar cambios en los estilos de vida, aumentando la cantidad de ejercicio semanal y disminuyendo la ingesta calórica, la utilización de ciertos fármacos o la cirugía metabólica, son algunas de las herramientas que pueden utilizarse para prevenir o retrasar el avance de la diabetes.

 

PALABRAS CLAVE

Diabetes mellitus, diabetes mellitus tipo 2, prevención & control, diagnóstico, factores de riesgo.

 

ABSTRACT

Type 2 diabetes mellitus is one of the most serious health problems of our time. Numerous studies show continued growth in incidence and prevalence rates around the world, with unacceptable economic, social and human costs.

Diabetes is among the four main non-communicable diseases that produce more than 70% of the total mortality worldwide each year. It has become one of the leading causes of cardiovascular disease, kidney failure, blindness, non-traumatic lower limb amputations and death worldwide. Therefore, diabetes is a great challenge for public health.

Early detection, conducting screening programs within at-risk populations is essential for early diagnosis of the disease. Without effective screening programs, people in the early stages of the disease are unlikely to take the necessary steps to prevent the progression of diabetes.

Once diabetes or prediabetes has been diagnosed, measures must be taken to control the controllable risk factors that lead to progress in the evolution of the disease, as well as the appearance of complications derived from it.

Making changes in lifestyle, increasing the amount of weekly exercise and reducing caloric intake, the use of certain drugs or metabolic surgery, are some of the tools that can be used to prevent or delay the progression of diabetes.

 

KEY WORDS

Diabetes mellitus, diabetes mellitus,type 2, prevention & control, diagnosis, risk factors.

 

OBJETIVOS

Objetivo principal: Realizar una revisión bibliográfica sobre la diabetes mellitus, su diagnóstico y prevención.

Objetivos específicos:

  • Describir los principales factores de riesgo de padecer diabetes mellitus.
  • Describir métodos para diagnosticar la diabetes o la prediabetes.
  • Describir métodos de prevención de la diabetes mellitus basados en la evidencia.

 

METODOLOGÍA

Para realizar el artículo se ha realizado una búsqueda bibliográfica en diversas bases de datos, entre las que destacamos: Scielo y Pubmed, de las cuales hemos recopilado una serie de artículos; también se ha utilizado información de la página web de la Organización Mundial de la Salud, así como la de otras páginas web y portales médicos.

 

DESARROLLO

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica que ocurre cuando el páncreas no secreta suficiente insulina (hormona encargada de regular los niveles de glucosa en sangre) o cuando el organismo no es capaz de utilizar de manera eficaz la insulina producida. Debido a esto se produce un aumento de los niveles de azúcar en sangre o de la glucemia (hiperglucemia), que, con el tiempo, producirá graves daños en diversos órganos y sistemas1.

La diabetes se encuentra entre las principales enfermedades no transmisibles [ENT] que producen unos 41 millones de muertes anuales en el mundo, lo que supone un 71% del total de la mortalidad mundial. Dentro de las ENT las enfermedades cardiovasculares constituyen las de mayor mortalidad (17,9 millones cada año), seguidas del cáncer (9 millones), las enfermedades respiratorias (3,9 millones) y la diabetes (1,6 millones). Estos cuatro grupos son responsables de un 80% de las muertes por ENT2.

El número de personas con diabetes en el mundo aumento de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014 y se estima que en 2040 la cifra supere los 642 millones. Además, un gran porcentaje de personas con diabetes no está diagnosticada, en Europa este grupo representa el 37,9% del total, lo que significa que 22 millones de personas padecen esta enfermedad sin saberlo1,3. “En España, la prevalencia de esta enfermedad es de un 13,8% a nivel general y, en función de la edad, entre los 61 y los 75 años el 29,8% de las mujeres y el 42,4% de los varones presentan diabetes tipo 2, porcentajes que ascienden al 41,3% y 37,4% en población mayor de 75 años.4

 

En 2019 esta enfermedad causó 1,5 millones de defunciones de forma directa y entre 2000 y 2016 se registró un aumento del 5% de la mortalidad prematura por diabetes. Sin embargo, para calcular con más exactitud la mortalidad producida por la diabetes habría que sumarle las defunciones producidas por enfermedades cardiovasculares e insuficiencia renal crónica que produce la hiperglucemia1.

La diabetes puede derivar en diferentes complicaciones, que incluyen enfermedades macrovasculares (hipertensión, hiperlipidemia, ataques cardíacos, enfermedad de las arterias coronarias, accidentes cerebrovasculares, enfermedad vascular cerebral y enfermedad vascular periférica), enfermedades microvasculares (retinopatía, nefropatía y neuropatía) y cánceres5. ”La enfermedad cardiovascular es una de las principales causas de muerte entre los pacientes con diabetes, hasta el 40% de los pacientes con diabetes desarrollarán una enfermedad renal relacionada, la retinopatía diabética es la causa más común de ceguera incidente entre los adultos de 20 a 74 años, y la neuropatía periférica y la pérdida de las sensaciones protectoras contribuyen al riesgo de amputación6”.

 

Los tres tipos principales de diabetes son:

  • Diabetes tipo 1:

Conocida anteriormente como diabetes insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia. Se debe a una disminución en la producción de insulina y requiere de la administración de esta para sobrevivir. Aparece de forma repentina, sin causa conocida y actualmente no tiene cura1,4.

  • Diabetes tipo 2:

Conocida anteriormente como diabetes no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta. En este caso el organismo no es capaz de utilizar la insulina que produce de manera eficaz. En la mayoría de los casos está producida por un aumento de peso o una disminución de la actividad física. Los síntomas que produce son similares a los de la diabetes tipo 1 pero de menor intensidad, lo que en muchos casos provoca que la enfermedad pase desapercibida en los primeros años1,4.

  • Diabetes gestacional:

Como su nombre indica aparece durante el embarazo y puede dar lugar a graves riesgos para la salud tanto de la madre como del niño al aumentar la probabilidad de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto. Está asociada a un aumento del riesgo de la madre y del niño de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro1,4.

Los síntomas iniciales de la diabetes provocados por un aumento de azúcar en sangre son:

  • Aumento de la micción (poliuria).
  • Aumento de la sed (polidipsia).
  • Visión borrosa.
  • Fatiga.
  • Hambre.
  • Aumento de las infecciones en vejiga, riñón, piel.
  • Entumecimiento u hormigueo en manos y pies.

 

Existen factores de riesgo que aumenta la probabilidad de diabetes tipo dos, estos se pueden clasificar como controlables (aquellos que pueden ser modificables por uno mismo o con ayuda externa) o no controlables. (aquellos que no pueden ser modificados). Estos factores de riesgo incluyen:

  • Peso: El sobrepeso es un factor de riesgo principal para la diabetes mellitus de tipo 2 [DM2]. No obstante, no tienes que tener exceso de peso para desarrollar DM2.
  • Inactividad: Mientras menos activo seas, más riesgo tendrás de padecer DM2.
  • Prediabetes: La prediabetes es un trastorno en el cual tu nivel de azúcar en sangre es más alto que lo normal, pero no es lo suficientemente alto como para clasificarlo como diabetes. Si no se trata, la prediabetes suele avanzar hasta transformarse en DM2.
  • Antecedentes familiares.
  • Distribución de la grasa: Si almacenas la grasa principalmente en el abdomen, tienes un mayor riesgo de DM2 que si la almacenas en cualquier otro lado, como en las caderas y los muslos.
  • Raza: Aunque no resulta claro por qué, las personas de determinadas razas, como la afroamericana, hispana, indioamericana y asiáticoamericana, presentan un riesgo mayor de tener DM2 que las de raza blanca.
  • La edad: Tu riesgo de DM2 aumenta a medida que envejeces, especialmente después de cumplir 45 años. Probablemente, esto se puede deber a que las personas, a medida que envejecen, tienden a hacer menos ejercicio, perder masa muscular y subir de peso. Pero la DM2 también está aumentando significativamente entre niños, adolescentes y adultos jóvenes.
  • Diabetes gestacional: Si se padece diabetes gestacional durante el embarazo, el riesgo de padecer DM2 aumenta.
  • Síndrome de ovario poliquístico: Para las mujeres, tener síndrome de ovario poliquístico (una enfermedad común caracterizada por periodos menstruales irregulares, crecimiento excesivo de vello y obesidad) aumenta el riesgo de diabetes.
  • Zonas de piel oscurecida, habitualmente en las axilas y el cuello. Esta condición a menudo indica resistencia a la insulina7.

 

Como ya hemos visto, la DM2 es una enfermedad metabólica crónica frecuente, sin embargo, antes de recibir el diagnóstico, las personas suelen pasar por un periodo prolongado de prediabetes. La detección de diabetes y prediabetes es importante para que las personas tomen las medidas necesarias para prevenir la evolución de la enfermedad. Al desconocer su estado de prediabetes, no solo se pierde la oportunidad de retrasar o evitar la diabetes, sino que también se corre el riesgo de sufrir complicaciones derivadas de esta. Existen métodos sencillos y asequibles que pueden ser utilizados para su detección y el margen de tiempo entre la aparición de los factores de riesgo y el desarrollo de la enfermedad es suficientemente amplio como para que dicha detección sea una herramienta eficaz de prevención6.

Se puede iniciar a sospechar de diabetes o prediabetes con niveles de azúcar en sangre por encima de los 200 mg/dl, pero para confirmar el diagnóstico es necesario realizar uno o varios de los siguientes exámenes8:

  • Glucemia en ayunas. Se diagnostica diabetes si los niveles están por encima de 126 mg/dl en dos exámenes diferentes. Los niveles entre 100 y 125 son indicativos de prediabetes.
  • Examen de hemoglobina A1C. Por encima de 6,5% es indicativo de diabetes, los valores de prediabetes se sitúan entre 5,7% y 6,4%.
  • Prueba de tolerancia a la glucosa oral. Se diagnostica diabetes si el nivel de glucosa en sangre es igual o superior a 200mg/dl después de 2 horas de tomar una bebida azucara especial de 75gr.

Existe evidencia de que a menudo la DM2 se puede prevenir o retrasar mediante intervenciones en el estilo de vida (39%-71%), medicamentos (28%-79%) o cirugía metabólica (75%), a pesar de todo, estas herramientas están infrautilizadas6.

 

Estilos de vida:

Varios estudios realizados en países como Estados Unidos, Finlandia o China han puesto de manifiesto que la intervención intensiva en el estilo de vida es un método útil en la reducción de la incidencia de diabetes tipo 26.

Las intervenciones en el estilo de vida se centran principalmente en una reducción de la ingesta calórica, en un aumento de la ingesta de fibras dietéticas, un aumento en las horas de la actividad física semanal y en la reducción de un estilo de vida sedentario9.

Estas intervenciones se realizaron en sesiones grupales, al crear un entorno grupal constante, estable y de apoyo se consigue un aumento de la adherencia del individuo al cambio de su estilo de vida obtenido durante el estudio.

Según los estudios los participantes asignados al grupo de intervención presentaban una reducción de la incidencia de diabetes entre un 40 y un 50%, así mismo se observo una disminución de la tasa de mortalidad en el grupo de intervención del estilo de vida en comparación con el grupo placebo. En general estos estudios corroboran que una intervención en los estilos de vida tiene éxito en la prevención de DM2 y sus consecuencias6.

 

Medicamentos:

Existen numerosos medicamentos enfocados en prevenir o retrasar la aparición de la DM2 y muchos de ellos muestran tasas de morbilidad disminuida. De entre todos ellos la metformina ha sido el medicamento más estudiado para poblaciones en riesgo.

La metformina no ha resultado tan efectiva como las intervenciones sobre el estilo de vida, pero aun así mostró una disminución sustancial en la incidencia de DM2 (18% en comparación con el placebo) (6). La metformina ha demostrado no solo ser efectiva en pacientes con diabetes en etapas tempranas del espectro de la enfermedad, sino que también es capaz de proporcionar beneficios mas allá del periodo de tratamiento.

La metformina ha resultado más efectiva en poblaciones más jóvenes y obesas y en personas con diabetes mellitus gestacional, y menos eficaz en poblaciones mas mayores y no obesas. La metformina ha demostrado además beneficios en la reducción de glucosa plasmática en ayunas, lipoproteínas de baja densidad y triglicéridos, pérdida de peso y aumento de los niveles de lipoproteínas de alta intensidad.

 

Otros fármacos además de la metformina han demostrado ser eficaces para reducir la DM2 de nueva aparición. Los inhibidores de la α-glucosidasa inhiben las enzimas que degradan los carbohidratos en azúcares simples.

Las tiazolidinedionas (troglitazona, rosiglitazona y pioglitazona) son promotores de un gen que aumentan la sensibilidad a la insulina y actúa en la regulación de la glucosa y la degradación de los ácidos grasos.

Los beneficios de estos medicamentos se compensan con sus efectos adversos, entre los que se incluyen el aumento de peso y la retención de líquidos, lo que a su vez provoca empeoramiento de la insuficiencia cardiaca. Además, las mujeres en edad fértil deben utilizar métodos anticonceptivos debido al efecto teratogénico de estos fármacos. Sumado a todo esto cabe destacar que la troglitazona fue retirada del mercado debido a su toxicidad hepática6.

 

Cirugía Metabólica:

Los procedimientos quirúrgicos como el bypass gástrico o Roux-en-Y se encuentran entre las opciones más efectivas para los pacientes con mayor riesgo de DM2. Esta cirugía ha demostrado ser más efectiva que la intervención en los estilos de vida, presentando una menor incidencia de DM2, con una reducción del riesgo relativo del 78%. A pesar de esto, sus beneficios se ven compensados de cierta forma por la posibilidad de producir eventos adversos graves durante y después de la cirugía, por la observación de déficits nutricionales y por los requisitos para el mantenimiento nutricional a largo plazo6.

Existen por lo tanto diversas herramientas para retrasar o prevenir la aparición de la DM2. La creciente prevalencia de la diabetes requiere un cribado específico para detectar diabetes y prediabetes en grupos de riesgo, el diagnóstico temprano es la base para implementar medidas que en estos grupos que prevengan o eviten la progresión de la enfermedad. La Asociación Americana de Diabetes [ADA] recomienda evaluar a todos los adultos con un IMC>25 (sobrepeso u obesidad) o que tienen al menos uno de los siguientes factores de riesgo: pariente de primer grado con DM2, pertenencia a etnia de alto riesgo, antecedentes de enfermedad cardiovascular, hipertensión (TA>140/90 mmHg), dislipidemia (colesterol de lipoproteínas de alta densidad >35 mg/dl o triglicéridos >250 mg/dl), inactividad física o síndrome de ovario poliquístico. Añadido a esto, todas las personas mayores de 45 años deberían someterse a exámenes de detección de diabetes o prediabetes6,10.

Se recomienda que aquellas personas diagnosticadas de prediabetes sean remitidas a programas intensivos de intervención en el estilo de vida para lograr mantener una perdida de peso del 7% del peso corporal inicial y aumentar la actividad física de intensidad moderada al menos 150 minutos por semana. Además, se recomienda la prescripción de metformina para la prevención de la diabetes en personas prediabéticas, sobre todo para gente joven y con sobrepeso y mujeres con antecedentes de diabetes gestacional6,10.

 

CONCLUSIÓN

Los datos y estudios respaldan que la DM2 se puede prevenir o retrasar en personas con prediabetes. Existe evidencia sólida de que los programas grupales en la intervención del estilo de vida intensivos, la metformina y la cirugía metabólica reduce la incidencia de la DM2.

Se deben aplicar métodos de cribado específico para la detección temprana de la diabetes y prediabetes con el objetivo de aplicar estas medidas de prevención antes del desarrollo de la enfermedad y aparición de complicaciones derivadas de esta.

A pesar de las pruebas de que se puede prevenir la DM2, la mayoría de las intervenciones requieren de un tiempo y unos recursos considerables y, a menos que los pacientes estén completamente comprometidos, es posible que su efectividad no se alcance por completo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud. (13 de abril de 2021). Diabetes. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/diabetes
  2. Organización Mundial de la Salud. (13 de abril de 2021). Enfermedades no transmisibles. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/noncommunicable-diseases
  3. Rojo-Martínez, G., Valdés, S., Soriguer, F. et al. Incidence of diabetes mellitus in Spain as results of the nation-wide cohort di@bet.es study. Sci Rep 10, 2765 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-59643-7
  4. Atlas de la DIABETES de la FID . 2015. Rev Atlas de la Diabetes – Séptima Edición. Disponible en: https://www.fundaciondiabetes.org/upload/publicaciones_ficheros/95/IDF_Atlas_2015_SP_WEB_oct2016.pdf
  5. Wu Y, Ding Y, Tanaka Y, Zhang W. Risk factors contributing to type 2 diabetes and recent advances in the treatment and prevention. Int J Med Sci. 2014 Sep 6;11(11):1185-200. doi: 10.7150/ijms.10001. PMID: 25249787; PMCID: PMC4166864.
  6. Carris NW, Magness RR, Labovitz AJ. Prevention of Diabetes Mellitus in Patients With Prediabetes. Am J Cardiol. 2019 Feb 1;123(3):507-512. doi: 10.1016/j.amjcard.2018.10.032. Epub 2018 Nov 6. PMID: 30528418; PMCID: PMC6350898.
  7. Mayorclinic.org [Internet]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/type-2-diabetes/symptoms-causes/syc-20351193
  8. Medlineplus.gov [INTERNET]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001214.htm
  9. Kolb H, Martin S. Environmental/lifestyle factors in the pathogenesis and prevention of type 2 diabetes. BMC Med. 2017 Jul 19;15(1):131. doi: 10.1186/s12916-017-0901-x. PMID: 28720102; PMCID: PMC5516328.
  10. Harreiter J, Roden M. Diabetes mellitus – Definition, Klassifikation, Diagnose, Screening und Prävention (Update 2019) [Diabetes mellitus-Definition, classification, diagnosis, screening and prevention (Update 2019)]. Wien Klin Wochenschr. 2019 May;131(Suppl 1):6-15. German. doi: 10.1007/s00508-019-1450-4. PMID: 30980151.