Type to search

Cuidados de enfermería en el manejo del catéter central de inserción periférica (PICC).

23 noviembre 2021

AUTORES

  1. Alicia Moreno Arjol. Graduada en Enfermería.
  2. María del Mar Ayala Estévez. Diplomada en Enfermería.
  3. Sara Viadas Núñez. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria.
  4. Ana Isabel Artal Martínez. Diplomada en Enfermería.
  5. Erika González Canencia. Graduada en Enfermería.
  6. Inés Moreno Arjol. Graduada en Enfermería.

 

RESUMEN

El Catéter Central de Inserción Periférica (PICC) es un tubo delgado, largo, flexible y biocompatible que puede colocar el personal de enfermería, insertándose en una vena periférica (vena basílica, cefálica, braquial o mediana cubital) hasta llegar al tercio inferior de la vena cava superior.

Cumple las mismas funciones que un Catéter Venoso Central (CVC), como la administración intravenosa de medicación, fluidoterapia y nutrición parenteral, así como para la monitorización hemodinámica y la extracción de muestras sanguíneas.

 

PALABRAS CLAVE

PICC, cuidados de enfermería, catéter, acceso periférico.

 

ABSTRACT

The Peripheral insertion central catheter (PICC) is a thin, long, flexible, and biocompatible tube that nurses can place, inserting it into a peripheral vein (basilic, cephalic, brachial, or median ulnar vein) up to the lower third of the superior vena cava.

It fulfills the same functions as a Central Venous Catheter (CVC), such as the intravenous administration of medication, fluid therapy and parenteral nutrition, as well as for hemodynamic monitoring and blood sample extraction.

 

KEY WORDS

PICC, nursing care, peripheral access catheter.

 

INTRODUCCIÓN

El 90% de los pacientes ingresados en los hospitales reciben algún tipo de terapia intravenosa, las cuales pueden hacer fallar las vías periféricas (la mayoría no dura más de 72h) y dar lugar a diversas complicaciones. Para evitar estas situaciones se utilizan los Catéteres Centrales de Inserción Periférica (PICC) que cumplen las mismas funciones que un Catéter Venoso Central (CVC) como la administración intravenosa de medicación, fluidoterapia y nutrición parenteral, así como para la monitorización hemodinámica y la extracción de muestras sanguíneas. Por lo tanto, es una opción muy utilizada en los servicios de pacientes críticos. 1, 2

El personal de enfermería es el responsable de la inserción de PICC y de su posterior mantenimiento; así como de la prevención en la aparición de signos y síntomas de las distintas complicaciones. 3

Distintos estudios muestran que una adecuada educación al personal de enfermería, el lavado de manos y mantener una técnica estéril al manipular el PICC disminuye significativamente las tasas de infección asociadas a los PICC. 1, 4

 

OBJETIVO

Describir los cuidados que debe realizar el personal de enfermería sobre el PICC para prevenir y detectar posibles complicaciones.

 

METODOLOGÍA

Realizar una búsqueda bibliográfica en Google Academy de artículos publicados en los últimos 7 años (2015-2021), tanto en inglés como en español, utilizando las siguientes palabras clave: PICC, cuidados de enfermería, catéter, acceso periférico.

Tras una lectura crítica de la multitud de artículos obtenidos, se seleccionan 6 artículos que cumplen con los criterios de búsqueda.

 

RESULTADOS

El PICC es un dispositivo biocompatible con forma de un tubo delgado (4-5 Fch), largo y flexible que se utiliza en pacientes con buen acceso periférico, insertándose por encima de la flexura para evitar la fosa antecubital, en vena basílica, cefálica, braquial o mediana cubital, hasta llegar al tercio inferior de la vena cava superior. 1, 2, 3

Existen distintos tipos de PICCS, clasificándose en función del tipo de punta, del material de fabricación (dependiendo de la casa comercial, pueden ser de poliuretano o silicona), número de luces y por el tipo de flujo a infundir. 5

Un PICC puede cumplir las mismas funciones que un CVC. Este dispositivo vascular tiene diversas utilidades, como la administración intravenosa de medicación (incluyendo citotóxicos y vesicantes), fluidoterapia y nutrición parenteral, así como para la monitorización hemodinámica (PVC) y la extracción de muestras sanguíneas. 1

Distintas investigaciones califican al PICC como un acceso vascular eficiente y seguro, ya que presenta menos complicaciones mecánicas (al contrario que el CVC no hay riesgo de dañar la pleura ni producir neumotórax, puede ser usado por largos periodos de tiempo) e infecciosas (el espacio antecubital presenta menor colonización de microorganismos que cuello y tórax). 1, 2, 3

Uno de los mayores beneficios del PICC respecto al CVC es que puede ser insertado por personal de enfermería cualificado, lo que reduce los costos de recursos humanos. 1, 2

 

Complicaciones:

Al ser un procedimiento invasivo, la colocación de un PICC presenta complicaciones.

Las complicaciones de origen mecánico se dan entre el 2 y el 15% de los casos, y son:

  • Flebitis e infiltración.
  • Extravasación.
  • Mala posición/migración del catéter.
  • Rotura del catéter.
  • Oclusión del catéter.
  • Hemorragia.
  • Trombosis.
  • Arritmias cardiacas.
  • Dolor en el pecho.
  • Embolia aérea.
  • Punción arterial. 1, 2, 3, 5, 6

Por otro lado, las infecciones relacionadas con los PICC son el problema más frecuente y grave, con una incidencia del 16’4 al 28’8%, y potencialmente evitable, que aumenta la morbimortalidad y que en las UCI ocasionan hasta el 90% de las bacteriemias asociadas a catéteres vasculares. 1, 5, 6

Otras complicaciones menores como pueden ser el dolor, hematomas, reacciones cutáneas al apósito, resistencia al enjuagar el catéter e incluso la flebitis se pueden corregir con un tratamiento secundario conservador y no requieren la eliminación temprana del PICC. 1

 

Cuidados de enfermería:

El personal de enfermería es el responsable de la inserción de PICC y de su posterior mantenimiento; así como de la prevención en la aparición de signos y síntomas de las distintas complicaciones.

Como responsable de la administración del tratamiento, enfermería debe disponer de los conocimientos adecuados sobre el cuidado de los PICC que permitan ofrecer una asistencia de calidad y aumentar la seguridad y el bienestar de los pacientes que reciben tratamientos intravenosos. 3

Distintos estudios muestran que una adecuada educación al personal de enfermería disminuye significativamente las tasas de infección asociadas a los PICC. 4

La principal medida para prevenir la infección es el lavado de manos antes y después de la manipulación, mantener una técnica estéril estricta y una correcta desinfección de la piel, durante la inserción y en el posterior manejo del PICC. 1

Tras la inserción del catéter y la confirmación de su correcta ubicación, se vigilará el sangrado y la aparición de hematomas locales (si los hubiera podría aplicarse frio local para resolver la situación). 5

La cura local se debe realizar una vez por semana o cuando el apósito esté visiblemente sucio, húmedo o despegado. Los restos hemáticos deben limpiarse con suero fisiológico 0,9% tras lo cual se aplica el antiséptico (se recomienda el gluconato de clorhexidina con la adición de alcohol isopropílico al 70%). Cuando esté seco, se aplica el apósito. Se recomienda utilizar apósitos transparentes, semipermeables y estériles, que permitan vigilar el punto de inserción sin manipular la cura. Estos apósitos aguantan mayor tiempo que los de gasa estéril, por lo que precisan menos cambios. 5

Los sistemas de infusión se deben cambiar cada semana o si tienen signos de suciedad u obstrucción. El número de llaves de tres vías debe ser el menor posible. Para manipular tanto los equipos de infusión como las llaves, se desinfecta la luz del catéter con clorhexidina al 2%, y siempre que no se utilicen, deben estar tapadas con un tapón.

Los equipos de nutrición parenteral (NTP) y otras soluciones lipídicas deberán cambiarse cada 24 horas. 5

Para lavar el PICC debe utilizarse la técnica de lavado por turbulencia, que previene la mezcla de fármacos, garantiza la limpieza de las paredes del catéter y evita las obstrucciones. El lavado se realiza tras extraer una muestra de sangre, antes y después de administrar una medicación o hemoderivados y para mantener una luz que no esté en uso. 5

 

CONCLUSIONES

Enfermería juega un papel muy importante en la colocación y cuidados de los PICC. Si el personal enfermero está debidamente instruido y se cumplen una serie de medidas simples como la higiene de manos, aumenta la seguridad y el bienestar de los pacientes que reciben tratamientos intravenosos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Marzán-Garay IP, Azolas-Páez AC, Mosqueda-Díaz A. Beneficios y complicaciones del catéter venoso central de instalación periférica en cuidados intensivos adultos. Benessere [Internet] 2020 [Consultado 26 May 2021]; 5(1):41-51. Disponible en: https://doi.org/10.22370/bre.51.2020.2721.
  2. Blázquez Navarro R, Fernández Pérez RE, Lázaro Castañer C, López García T, López Guirao J, Roldán Núñez V. Protocolo de canalización, mantenimiento y uso de la vía venosa central de acceso periférico (P.I.C.C.). [Internet] 2015 [Consultado 26 May 2021]. Disponible en: https://www.chospab.es/publicaciones/protocolosEnfermeria/documentos/174984222e19f049e8476892f86be249.pdf
  3. Gómez López E. Evidencia sobre los cuidados de enfermería en el mantenimiento de accesos venosos de inserción periférica (revisión bibliográfica). Uva [Internet] 2015 [Consultado 26 May 2021]. Disponible en: http://uvadoc.uva.es/handle/10324/13264
  4. Perin DC, Erdmann AL, Higashi GDC, Sasso GTM. SEvidence-based measures to prevent central line-associated bloodstream infections: a systematic review. Rev. Latino-Am. Enfermagem. 2016;24:e2787. [Consultado 26 May 2021]; Disponible en: http://dx.doi.org/10.1590/1518-8345.1233.2787.
  5. Jiménez Castellano V. Conocimientos de los enfermeros sobre los catéteres centrales de inserción periférica en el Hospital General de La Palma. Ull [Internet] 2020 [Consultado 26 May 2021]. Disponible en: https://riull.ull.es/xmlui/bitstream/handle/915/19916/Conocimientos%20de%20los%20enfermeros%20sobre%20los%20cateteres%20centrales%20de%20insercion%20periferica%20en%20el%20Hospital%20General%20de%20La%20Palma.pdf?sequence=1
  6. Yaniz Álvarez FJ, Martínez-Polo A, Díaz Arozarena E, Senar Senar JB, Garralda Etxarri N, Morales Villanueva A. Incidencia de Flebitis asociada a Catéteres Centrales de Inserción Periférica en UCI Adultos: Implementación de un Protocolo para Enfermería. Enfermería Global [Internet] 2016 [Consultado 26 May 2021] 1(45): 416-426. Disponible en: https://doi.org/10.6018/eglobal.16.1.248081.