Type to search

Cuidado fisioterapéutico de la mujer embarazada a través de la actividad física.

Categoría: ,
28 agosto 2021

AUTORES

  1. Nuria Blasco Pérez. Fisioterapeuta en el Centro de Salud de Barbastro. Servicio Aragonés de Salud.
  2. María Isabel Buil Mur. Fisioterapeuta en el Hospital de Fraga. Servicio Aragonés de Salud.
  3. Andrea Cuello Ferrando. Fisioterapeuta en el Hospital de Barbastro. Servicio Aragonés de Salud.
  4. Vanesa Náger Obón. Fisioterapeuta en el Hospital de Barbastro. Servicio Aragonés de Salud.
  5. María Pilar Cuartero Usan. Fisioterapeuta en el Hospital La Defensa. Servicio Aragonés de Salud.
  6. Ester Lacuey Barrachina. Fisioterapeuta en el Hospital Universitario Miguel Servet. Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

La actividad física en mujeres embarazadas es totalmente recomendable siempre que no haya complicaciones que lo contraindiquen, por eso es necesario que sean evaluadas antes de empezar un programa de entrenamiento. Además de los beneficios que el ejercicio aporta en cualquier etapa de la vida las mujeres embarazadas se pueden aprovechar de ventajas como menor riesgo de padecer diabetes gestacional y preeclampsia, entre otras. Como actividades seguras se recomienda actividad aeróbica de intensidad moderada, como caminar, nadar, bicicleta estática y yoga, y se desaconsejan actividades con riesgo de caída y de contacto.

 

PALABRAS CLAVE

Embarazada, ejercicio, riesgos, contraindicaciones.

 

ABSTRACT

Physical activity in pregnant women is totally recommended as long as there are no complications that contraindicate it, so it is necessary that they be evaluated before starting a training program. In addition to the benefits that exercise brings at any stage of life, pregnant women can take advantage of advantages such as a lower risk of gestational diabetes and pre-eclampsia, among others. Moderate intensity aerobic activity, such as walking, swimming, stationary bike and yoga, is recommended as safe activities, and activities with risk of falls and contact are discouraged.

 

KEY WORDS

Pregnant, exercise, risks, contraindications.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El ejercicio físico es una actividad recomendable en todas las épocas de la vida, y como no, también durante el período gestacional, momento especialmente intenso en el que hay que promover con mayor énfasis comportamientos saludables. Entre las mujeres embarazadas es recomendable realizar al menos 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada a la semana1, aunque la recomendación en cantidad e intensidad varía en función de los autores.

A pesar de que el embarazo suele ser una época de concienciación sobre los autocuidados, a menudo nos encontramos con ciertas barreras a la hora de realizar actividad física, como son las náuseas, la fatiga y/o la falta de tiempo2.

Durante el embarazo muchas mujeres experimentan dolores relacionados con el aparato locomotor, como dolor lumbopélvico, síndrome del piriforme, coccigodinia, síndrome del túnel carpiano, entre otros. Aunque los estudios al respecto no nos permiten establecer relaciones causales, es posible que los cambios físicos, hormonales y biomecánicos a los que están sometidas estén detrás de estas dolencias.

 

Beneficios asociados a la actividad física durante el embarazo:

 

Beneficios relacionados con complicaciones frecuentes en el embarazo:

  1. Aumento de peso gestacional: se reduce en torno a un kilo en las mujeres que realizan actividades aeróbicas (caminar, nadar…) de intensidad moderada durante 30-60 minutos por sesión, con un total de tres sesiones semanales3.
  2. Diabetes mellitus gestacional: las mujeres con niveles más altos de actividad física de intensidad moderada antes o durante el embarazo reducen el riesgo de diabetes mellitus gestacional en aproximadamente un 20%3.
  3. Hipertensión gestacional: se ha detectado una reducción del riesgo de hipertensión del 0,21 entre las mujeres que realizan actividades aeróbicas de intensidad moderada frente a las que no realizan ninguna actividad3.
  4. Preeclampsia: se ha detectado una relación inversa entre el volumen total de actividad física y el riesgo de preeclampsia, aunque esta relación varía entre estudios teniendo en cuenta la actividad física antes del embarazo o durante éste3.
  5. Depresión durante el embarazo: se han detectado mejoras significativas relacionadas con la variables indicativas de depresión y otros factores de bienestar psicológico en embarazadas con un programa de entrenamiento consistente en ejercicio aeróbico, ejercicios de fuerza, estiramientos, ejercicios de relajación y de suelo pélvico4.
  6. Incontinencia urinaria: la realización de los ejercicios de Kegel se asocia a una menor probabilidad de padecer incontinencia urinaria a corto plazo en mujeres sin incontinencia previa2

 

Beneficios relacionados con el parto2:

  1. El riesgo de un recién nacido macrosómico o grande para la edad gestacional disminuye, además de disminuir el tejido adiposo neonatal al mes de edad.
  2. Disminuyen otros riesgos relacionados con el parto como el parto vaginal asistido, cesárea, la inducción del trabajo de parto, la duración del trabajo de parto, los desgarros vaginales, la fatiga y la diástasis de los rectos.

Beneficios comunes a otras etapas de la vida, como pueden ser el mantenimiento y mejora de la coordinación, fuerza, agilidad, potencia, flexibilidad, resistencia cardiorrespiratoria…2

Riesgos asociados a la actividad física durante el embarazo:

A pesar de que la actividad física aporta numerosos beneficios, su indicación durante el embarazo debe estar supeditada a la evaluación médica y de otros profesionales sanitarios obstétricos, especialmente cuando se trate de mujeres gestantes con complicaciones5.

 

Entre los posibles riesgos a los que podemos enfrentarnos se encuentran2:

  1. Un traumatismo materno, que puede provocar una complicación obstétrica. De ahí la necesidad de seleccionar cuidadosamente el tipo de ejercicio.
  2. Hipertermia: es poco probable que la temperatura central alcance niveles teratogénicos durante el ejercicio moderado pero es necesario ser prudentes.
  3. Disminución del flujo sanguíneo úteroplacentario: durante la actividad física el flujo sanguíneo aumenta en los músculos que trabajan, aunque al parecer el feto normal es capaz de compensar cambios transitorios en el flujo.
  4. Deterioro del crecimiento fetal: parece que el ejercicio puede influir en el peso negativamente, aunque no parece aumentar el riesgo de parto de un bebé pequeño para la edad gestacional.

 

Actividad física durante el embarazo:

La prescripción de actividad física durante el embarazo debe adaptarse al nivel de capacidad de cada gestante, sobre todo en intensidad. Las mujeres que no realizaban ejercicio antes del embarazo pueden comenzar con unos 10 minutos y aumentar progresivamente la duración del ejercicio hasta llegar a 30 minutos al menos de cinco a siete días a la semana, que es lo recomendado para obtener beneficios2.

Tanto durante como después del ejercicio ,hay que prestar especial atención a la hidratación y a las sensaciones subjetivas de estrés por calor2.

 

Dentro del ejercicio hay actividades que se consideran más seguras que otras6:

  1. Actividades seguras: caminar, nadar, yoga, bicicleta estática.
  2. Actividades seguras para mujeres previamente activas tras consultar con un profesional: carrera, deportes de raqueta, entrenamiento de fuerza.
  3. Actividades consideradas no seguras: deportes de contacto, deportes con alto riesgo de caída (equitación, bicicleta de montaña, esquí…), submarinismo, paracaidismo.

 

Ejemplo de programa básico de ejercicio2:

  1. Ejercicio aeróbico de bajo impacto (actividades seguras):
    • de 20 a 30 minutos/3 a 5 días a la semana.
    • intensidad óptima: moderada, ≤ 80% FC máxima, tasa de esfuerzo percibido entre 13 y 14 en la escala de Borg.
  2. Ejercicio de fuerza (tonificación):
    • Bandas de resistencia, mancuernas, ejercicios de peso corporal que involucran grandes músculos.
      • de 15 a 20 minutos/3 a 5 días a la semana.
      • intensidad: cargas ligeras a moderadas (p. ej: 1 a 2 series de 10 a 15 repeticiones con mancuernas de 1 a 3 kg).
      • evitar ejercicios isométricos, maniobras de Valsalva, levantamiento frecuente de pesas pesadas, hot yoga, ejercicios en decúbito supino.
    • Entrenamiento de los músculos de suelo pélvico (Kegel): Anexo 1.
      • de 10 a 15 minutos/ 3 a 5 días a la semana.
      • aproximadamente 100 repeticiones.
  3. Combinación de ejercicios aeróbicos y de fuerza de bajo impacto (muy recomendable): baile, ejercicio aeróbico seguido de mancuernas.
    • de 45 a 65 minutos/3 a 4 días a la semana.
    • intensidad: igual que para los ejercicios aeróbicos y de fuerza de bajo impacto.
    • evitar lo mismo que para ejercicios aeróbicos y de fuerza de bajo impacto.

 

Durante el embarazo se producen cambios anatómicos y fisiológicos que pueden hacer necesaria la adaptación de la rutina de ejercicios a lo largo del tiempo.

Indicaciones para dejar la actividad física:

 

Existen determinados signos de alerta por los que una mujer embarazada debe abandonar el ejercicio2:

  • Sangrado vaginal.
  • Dolor abdominal con o sin náuseas.
  • Contracciones dolorosas regulares.
  • Pérdida de líquido amniótico.
  • Nueva disnea antes del esfuerzo.
  • Mareos, síncope.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en el pecho.
  • Debilidad muscular que afecta al equilibrio.
  • Dolor o hinchazón de la pantorrilla.

Contraindicaciones para hacer ejercicio aeróbico durante el embarazo2:

 

Se pueden dividir en absolutas y relativas:

  1. absolutas:
    • Enfermedad cardiaca hemodinámicamente significativa.
    • Enfermedad pulmonar restrictiva.
    • Insuficiencia cervical o cerclaje.
    • Embarazo múltiple con riesgo de parto prematuro.
    • Sangrado persistente en el segundo o tercer trimestre.
    • Placenta previa después de 26 semanas de gestación.
    • Trabajo de parto prematuro durante el embarazo actual.
    • Membranas rotas.
    • Preeclampsia o hipertensión inducida por el embarazo.
    • Anemia severa.
  2. relativas:
    • Anemia.
    • Arritmia cardíaca materna no evaluada.
    • Bronquitis crónica.
    • Diabetes tipo 1 mal controlada.
    • Obesidad mórbida extrema.
    • Peso insuficiente extremo (IMC < a 12).
    • Historia de un estilo de vida extremadamente sedentario.
    • Restricción del crecimiento intrauterino en el embarazo actual.
    • Hipertensión mal controlada.
    • Limitaciones ortopédicas.
    • Trastorno convulsivo mal controlado.
    • Hipertiroidismo mal controlado.
    • Fumadora crónica.

 

CONCLUSIÓN

La actividad física durante la gestación debe formar parte del estilo de vida saludable de una mujer embarazada, siempre que no esté contraindicado por alguna complicación, adaptando la intensidad, frecuencia y tipo de ejercicio a cada caso.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Piercy KL, Troiano RP, Ballard RM, Carlson SA, Fulton JE, Galuska DA, et al. The Physical Activity Guidelines for Americans. JAMA [Internet]. 2018 Nov 20 [cited 2021 Jul 14];320(19):2020–8. Available from: https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2712935

2. Raul Artal, MD, FACOG F. Exercise during pregnancy and the postpartum period – UpToDate [Internet]. 2021 [cited 2021 Jul 14]. Available from: https://www-uptodate-com.ar-bvsalud.a17.csinet.es/contents/exercise-during-pregnancy-and-the-postpartum-period?search=ejercicio en el embarazo&source=search_result&selectedTitle=1~150&usage_type=default&display_rank=1

3. Dipietro L, Evenson KR, Bloodgood B, Sprow K, Troiano RP, Piercy KL, et al. Benefits of Physical Activity during Pregnancy and Postpartum: An Umbrella Review. Med Sci Sports Exerc [Internet]. 2019 Jun 1 [cited 2021 Jul 14];51(6):1292–302. Available from: https://journals.lww.com/acsm-msse/Fulltext/2019/06000/Benefits_of_Physical_Activity_during_Pregnancy_and.24.aspx

4. Paz Fernández N, González González Y, Alonso Calvete A, Da Cuña Carrera I. Efectos del ejercicio en la depresión durante el embarazo y el posparto. Una revisión sistemática. Clin Invest Ginecol Obstet [Internet]. 2021 Oct 1 [cited 2021 Jul 17];48(4):100683. Available from: https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0210573X21000423

5. Physical Activity and Exercise during Pregnancy and the Postpartum Period: ACOG Committee Opinion Summary, Number 804. Obstet Gynecol [Internet]. 2020 Apr 1 [cited 2021 Jul 17];135(4):991–3. Available from: https://journals.lww.com/greenjournal/Fulltext/2020/04000/Physical_Activity_and_Exercise_During_Pregnancy.55.aspx

6. Lauren E. Borowski M, Elizabeth I. Barchi M, Julie S. Han M, David A. Friedman M, Cordelia W. Carter M. Musculoskeletal Considerations for Exercise and Sport: Before, During, and After Pregnancy. J Am Acad Orthop Surg. 2021;

7. Yount SM, Fay RA, Kissler KJ. Prenatal and Postpartum Experience, Knowledge and Engagement with Kegels: A Longitudinal, Prospective, Multisite Study. https://home.liebertpub.com/jwh [Internet]. 2021 Jun 10 [cited 2021 Jul 22];30(6):891–901. Available from: https://www.liebertpub.com/doi/abs/10.1089/jwh.2019.8185

8. Federación de asociaciones de matronas de España. Los ejercicios de Kegel [Internet]. 2021 [cited 2021 Jul 23]. Available from: https://www.federacion-matronas.org/2021/03/25/los-ejercicios-kegel-fame/

 

ANEXO

Anexo 1. Recomendaciones generales al realizar los ejercicios de Kegel7: Para localizar los músculos correctos:

  • Imagina que tratas de evitar expulsar un gas.
  • Intenta apretar tu vagina alrededor de un tampón o pene.
  • Hay que sentir los ejercicios más hacia la parte posterior del área pélvica.
  • Imagina que estás sentada en una canica y contrae los músculos pélvicos como si la fueras a levantar

Recomendaciones:

  • Comenzar con la vejiga vacía.
  • No comprometer los músculos abdominales, de los muslos o de las nalgas.
  • No contener la respiración.
  • Comenzar acostado boca arriba para involucrar sólo los músculos pélvicos posteriores. Progresar hacia la postura sentada y de pie.
  • No utilizar los ejercicios para detener el chorro de orina, podría causar un vaciamiento incompleto de la vejiga y aumentar el riesgo de infección de las vías urinarias8.