Type to search

Colitis ulcerosa.

Categoría: ,
26 agosto 2021

AUTORES

  1. Naiara Gamadiel Peniche. Técnico superior en Laboratorio de diagnóstico clínico. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  2. Marta Martínez Martínez. Técnico Superior en Laboratorio de Diagnóstico Clínico. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  3. Nuria Martín Pérez. Técnico superior en Laboratorio de diagnóstico clínico. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  4. Susana Domínguez Berdejo. Técnico superior en Laboratorio de diagnóstico clínico. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  5. Esmeralda Álvarez Navarro. Técnico superior en Laboratorio de diagnóstico clínico. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  6. Nerea Simón Palacian. Técnico superior en Laboratorio de diagnóstico clínico. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).

 

RESUMEN

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria intestinal (Ell), su etiología es desconocida y se caracteriza por la presencia de úlceras en la mucosa del colon. Suele diagnosticarse en gente joven, pero puede desarrollarse a cualquier edad. Es una patología que cursa con una fase activa o brote y una fase de remisión. Los principales síntomas son diarrea, emisión de sangre en las heces, dolor abdominal, tenesmo rectal y pérdida de peso. El diagnóstico se fundamenta en analíticas, datos clínicos y de imagen, principalmente la colonoscopia, donde podemos visualizar de manera directa si hay lesiones, delimitar su extensión y obtener una biopsia para confirmar el diagnóstico.

 

PALABRAS CLAVE

Colitis ulcerosa, enfermedad inflamatoria intestinal, biomarcadores, diagnóstico.

 

ABSTRACT

Ulcerative colitis is an inflammatory bowel disease (IBD), its etiology is unknown and it’s characterized by the presence of ulcers in the mucous of the colon. It’s diagnosed in young people, but it can develop at any age. It’s a pathology that occurs with an active phase or outbreak and a remission phase. The main symptoms are diarrhea, discharge of blood in the stool, abdominal pain, rectal urgency, and weight loss. The diagnosis is based on analytics, clinical and imaging data, mainly colonoscopy, where we can directly visualize if there are lesions, delimit their extension and obtain a biopsy to confirm the diagnosis.

 

KEY WORDS

Ulcerative colitis, Inflammatory bowel disease, biomarkers, diagnosis.

 

INTRODUCCIÓN

La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria intestinal crónica que afecta al colon. En función de qué zona está afectada se clasifica en proctitis ulcerosa (afecta al recto), colitis distal o izquierda (afecta hasta el primer ángulo del colon, llamado ángulo esplénico) y pancolitis (afecta más allá del colon izquierdo)

A nivel mundial la colitis ulcerosa (CU) es la forma más frecuente de inflamación intestinal, fue nombrada por primera vez en 1859 por el Dr. Samuel Wilks1, que describió el caso de una mujer de 42 años que murió tras meses de diarrea y fiebre. Al principio diagnosticada de envenenamiento por arsénico3, en la autopsia se demostró afectación transmural de colon e íleon terminal, originariamente denominado “colitis ulcerosa simple”, pero un siglo más tarde como Enfermedad de Crohn 2.

En cuanto al tratamiento ha ido evolucionando a lo largo de los años, desde diversos procedimientos quirúrgicos, corticoides, 6-mercaptopurina y la azatioprina, sulfasalazina, salicilatos, incluso llegó a proponerse el tabaco como protector de la enfermedad2. En la actualidad disponemos de cinco grupos de fármacos para tratar la enfermedad, los aminosalicilatos, glucocorticoides, antibióticos, inmunosupresores y fármacos biológicos.

 

Los aminosalicilatos son fármacos antiinflamatorios y no disminuyen las defensas, sus efectos secundarios son muy leves, por lo que son muy seguros; Se pueden administrar por vía oral en forma de gránulos, comprimidos o cápsulas o por vía rectal en forma de supositorios enemas o espumas.

Los corticoides son fármacos con efecto antiinflamatorio e inmunosupresor. Sus efectos secundarios varían en función de la duración del tratamiento, pueden producir desde retención de líquidos, aumento de peso con cara en “luna llena” hasta osteoporosis.

Los antibióticos no son muy frecuentes, se suelen administrar en casos de megacolon tóxico y en casos de reservoritis aguda y crónica. Se suele administrar metronidazol y ciprofloxacino.

Los inmunosupresores o inmunomoduladores son medicamentos que actúan sobre las células inmunitarias del organismo disminuyendo la inflamación. Dentro de este grupo están las tiopurinas, ciclosporina y el tacrolimus.

 

Los fármacos biológicos son sustancias derivadas de fuentes vivas. Estos organismos vivos se modifican biotecnológicamente para que sean capaces de producir el principio activo del medicamento de forma natural, que posteriormente se extrae para producir el medicamento.

La Organización Mundial de la Salud considera como biológicos las vacunas, los alérgenos, los antígenos, las hormonas, las citocinas, las enzimas, los derivados de la sangre y plasma humano, los sueros inmunes, las inmunoglobulinas, los anticuerpos, los productos de fermentación y los reactivos empleados para diagnóstico in vitro.

 

Estos medicamentos pueden ser de varios tipos:

Según su uso:

-Productos para inmunización activa: Vacunas bacterianas, vacunas elaboradas a partir de Rickettsias, vacunas virales y toxoides.

– Productos para inmunización pasiva: Anticuerpos monoclonales y policlonales, antivenenos / Antitoxinas y globulinas inmunes.

-Agentes utilizados con fines diagnósticos: Toxinas y tuberculina.

-Sangre humana y derivados sanguíneos.

-Alérgenos.

Según su estructura química:

-Proteínas o citoquinas recombinantes: prácticamente idénticas a las producidas por el cuerpo de manera natural, pero producidas a partir de otros organismos vivos.

Anticuerpos policlonales o monoclonales: anticuerpos similares a los que produce nuestro sistema inmunitario para combatir infecciones virales y bacterianas.

-Proteínas de fusión: proteínas sintetizadas por genes de fusión resultantes de la unión de dos o más genes que originalmente codificaban proteínas separadas.

 

Estos fármacos regulan la actividad inflamatoria bloqueando la acción de moléculas claves de la inflamación. Con ellos no se consigue curar la enfermedad, pero se puede llegar a conseguir la desaparición o la reducción de la sintomatología y la desaparición de las lesiones mucosas. Algunos de ellos son Anti-TNF como el infliximab, Adalimumab, Golimumab 4. Estos son los más utilizados puesto que tienen mayor experiencia de uso. Algunos de los efectos secundarios que pueden producir son desde la reactivación de alguna infección hasta la formación de anticuerpos contra el propio fármaco.

Este tipo de fármacos van asociados a un alto coste de adquisición, ya que su investigación, desarrollo y producción llevan consigo grandes inversiones. Según el informe anual del sistema nacional de salud, en 2018 el consumo de adalimumab fue de 313 millones de euros lo que supone el 4,5% del gasto total.

Se están estudiando los probióticos como posibles tratamientos. Algunos datos recientes indican que el VSL#3 puede ser de utilidad en la CU139 en situaciones de brote leve-moderado, tanto como tratamiento aislado como complementario a la mesalazina, pero deben confirmarse antes de pasar a formar parte del esquema terapéutico básico 7.

 

OBJETIVO

El objetivo de este artículo es mostrar información y poner en conocimiento esta enfermedad que a lo largo del tiempo está siendo cada vez más frecuente en la población. Con todos los datos obtenidos se ha reflejado el estado de dicha enfermedad, sus diferentes afectaciones y como se lleva a cabo su diagnóstico en el laboratorio.

 

METODOLOGÍA

Para la realización de este artículo se realiza una revisión bibliográfica buscando información significativa en lo que respecta al tema en diversos artículos científico-sanitarios, como Scielo, Elsevier, PubMed. Como buscador para la recopilación de todos los datos se sirve de páginas web relacionadas con el tema a investigar, Google académico y documentación de páginas web de organismos oficiales.

 

RESULTADOS

Esta enfermedad puede llevar asociadas otro tipo de manifestaciones extraintestinales, que pueden ser debidas a la propia enfermedad o como consecuencia del tratamiento.

-A nivel musculoesquelético: artritis tipo 1, artritis tipo 2, sacroilitis aislada, espondilitis anquilosante.

-A nivel dermatológico: eritema nodoso, pioderma gangrenoso, aftas orales, síndrome de sweet.

-A nivel ocular: epiescleritis, uveítis.

-A nivel hepatobiliar: hepatotoxicidad secundaria a fármacos, colangitis esclerosante primaria.

Respecto a los datos quirúrgicos, se ha producido una mejora durante los últimos años, pero, aun así, un 20-30% de los pacientes con CU requerirá de una colectomía, y en torno a un 50% de los pacientes de EC necesitarán un tratamiento quirúrgico durante los primeros 10 años de la enfermedad, mientras que un 70-80% serán sometidos a alguna cirugía a lo largo de su vida 6.

Además, los enfermos de colitis ulcerosa (CU) presentan un riesgo aumentado de sufrir cáncer colorrectal. A pesar de los avances, un número significativo de pacientes sufren frecuentes recaídas debido a su falta de respuesta a las terapias estándar. Aunque los pacientes con largos periodos de remisión pueden llevar una vida relativamente normal, un brote o recaída puede producir una reducción significativa de la calidad de vida, requiriendo a menudo hospitalización 6.

 

MÉTODOS DIAGNÓSTICOS EN EL LABORATORIO.

Biomarcadores de la enfermedad inflamatoria intestinal

Marcadores genéticos:

-NOD2/CARD15 (dominio de oligomerización por unión de nucleótidos que contiene la proteína 2/dominio reclutador de caspasa 15) implicado en la formación del complejo que activa a diversas citoquinas proinflamatorias. En este gen se destacan tres polimorfismos (R702W, G908R y L1007fs); la presencia de uno de estos polimorfismos en un individuo representa un aumento de 2-3 veces en el riesgo de EC, y la presencia de dos (o solo uno en homocigosidad) un aumento de 20-40 veces 7.

-Genes de autofagia

-IRGM (proteína M de la familia de las GTPasas relacionadas con inmunidad).

-LRRK2 (kinasa 2 de repetición rica en leucina).

-ATG16L1 (proteína 16.1 relacionada con autofagia)

-NKX2.3 (homeobox-3 NK2) factor de transcripción cuya alteración afecta a la migración de linfocitos en el intestino.

-STAT3 (transductor de señal activador de la transcripción-3): molécula señalizadora que está directamente implicada en la activación transcripcional de la síntesis de IL-6.

-Genes de interleucinas o de sus receptores: las interleucinas juegan un papel clave en la señalización durante el proceso inflamatorio, de ahí que resulte lógico que varios genes relacionados con ellas se hayan asociado con la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), como IL23R, IL12B, IL27, IL18RAP.

-ECM1 (proteína de matriz extracelular-1): glicoproteína expresada en el intestino delgado y grueso que interacciona con la membrana basal y que activa la ruta de NFκB.

 

Marcadores séricos de inflamación:

-Proteína C reactiva (PCR).

-Velocidad de sedimentación globular (VSG).

-Plaquetas.

-Factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF).

-Otros marcadores: fibrinógeno, ferritina, orosomucoide, molécula de adhesión intercelular-1 (ICAM-1), molécula de adhesión vascular-1 (VCAM-1) y proteína amieloide A sérica (SAA).

 

Anticuerpos séricos:

-pANCA: los anticuerpos anticitoplasma de neutrófilo con patrón atípico perinuclear

Positivos en pacientes con colitis ulcerosa (CU): 40 – 80%

– ASCA: anticuerpos contra la levadura Saccharomyces cerevisiae.

Positivos en pacientes con Colitis Ulcerosa (CU): 0 – 29%

-Anti-CBir1: son anticuerpos contra una de las regiones de la proteína flagelina del Clostridium.

-Anti-OmpC: son anticuerpos contra una porina de la membrana exterior de la bacteria Escherichia coli.

-Anti-glicanos: los tres más importantes son los dirigidos contra la laminaribiosa (ALCA), chitobiosa (ACCA) y manobiosa (AMCA).

 

Marcadores fecales:

-Calprotectina: proteína citoplásmica liberada en la luz del colon por células polimorfonucleares de neutrófilos activados y / o monocitos-macrófagos durante la muerte celular. Los niveles de calprotectina fecal están elevados en las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) activas 8. El nivel de cuantificación se correlaciona directamente con la intensidad de la reacción inflamatoria.

-Lactoferrina fecal: Es un componente glicoproteico de los gránulos de neutrófilos polimorfonucleares cuyas concentraciones se elevan en las heces durante una respuesta inflamatoria aguda de la mucosa 8.

 

Otros parámetros y marcadores:

-Hemoglobina.

-Recuento leucocitario.

-Coprocultivo.

-determinación del glutamato deshidrogenasa (GDH) y de las toxinas de Clostridium difficile, así como pruebas de detección de virus (adenovirus, rotavirus, citomegalovirus).

 

CONCLUSIÓN

Actualmente la colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad que va en aumento. El seguimiento del paciente mediante pruebas de laboratorio y de imagen es de vital importancia, tanto para ver el desarrollo de la enfermedad, como para diagnosticar o prevenir posibles manifestaciones extraintestinales, evitando así complicaciones y mejorando la calidad de vida de este tipo de pacientes.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. 1 Mulder DJ, Noble AJ, Justinich CJ, Duffin JM. REVIEW ARTICLE A tale of two diseases: The history of inflammatory bowel disease ☆. J Crohn’s Colitis. 2014;8(5):341-348 disponible en https://academic.oup.com/ecco-jcc/article/8/5/341/616781?login=true
  2. Kirsner JB. Historical origins of current IBD concepts. World J Gastroenterol. 2001;7(2):175-184 disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4723519/
  3. Arin Letamendia A, Borda Celaya F, Burusco Paternain MJ, et al. [High incidence rates of inflammatory bowel disease in Navarra (Spain). Results of a prospective, population-based study]. Gastroenterol Hepatol.2008;31(3):111-116 disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2746333/
  4. Fundación Española del Aparato digestivo (FEAD) disponible en https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/mes-colitis-ulcerosa/colitis-ulcerosa-profundizacion/#tratamiento
  5.  Guía GETECCU 2020 para el tratamiento de la colitis ulcerosa disponible en http://www.urgentools.com/wp content/uploads/2015/09/GPC_514_Tto_colitis_ulcerosa_completa.pdf
  6.  Frolkis AD, Dykeman D, Negrón ME, Debruyn J, Jette N, Fiest KM, et al. Risk of surgery for
  7. inflammatory bowel diseases has decreased over time: a systematic review and metaanalysis of populationbased studies. Gastroenterology 2013;145(5):996-106 disponible en https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0016508513011232
  8. Hugot JP, Chamaillard M, Zouali H, Lesage S, Cezard JP, Belaiche J, et al. Association of NOD2 leucine-rich repeat variants with susceptibility to Crohn’s disease. Nature 2001; 411: 599-603 disponible en https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-01082005000800001
  9. Tamboli CP, Doman DB, Patel A. Current and future role of biomarkers in Crohn’s disease risk assessment and treatment. Clin Exp Gastroenterol; 4: 127-140 disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3132855/