Type to search

Caso clínico y proceso de enfermería en paciente intervenido por un recambio valvular aórtico.

25 noviembre 2021

AUTORES

  1. Lucía Belloc Pérez. Grado Universitario en Enfermería. Máster en Educación para la Salud. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  2. Cristina Cubero Esteban. Grado Universitario en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  3. Mª Ángeles Casaus Margeli. Diplomatura en Enfermería. Máster en Acupuntura. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  4. Alicia Moreno Arjol. Grado Universitario en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  5. Natalia Minguillón Ruiz. Grado Universitario en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).

 

RESUMEN

En el presente artículo se muestra el caso de un paciente de 77 años que ingresa en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos, tras una intervención programada de recambio valvular aórtico (RVA) realizada por diagnóstico de estenosis aórtica moderada-severa e insuficiencia aórtica ligera.

El objetivo es desarrollar un proceso de atención de enfermería relacionado con los cuidados y conocimientos que ofreceremos al paciente durante toda su estancia de ingreso en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos.

 

PALABRAS CLAVE

Recambio valvular aórtico, Unidad de Cuidados Intensivos, estenosis aórtica, NANDA, NIC, NOC.

 

ABSTRACT

This article shows the case of a 77 years old patient who was admitted to our Intensive Care Unit, after a scheduled aortic valve replacement (AVR) intervention performed for a diagnosis of moderate-severe aortic stenosis and mild aortic regurgitation.

The objective is to develop a nursing care process related to the care and knowledge that we will offer to the patient throughout their stay at our Intensive Care Unit.

 

KEY WORDS

Aortic Valvular Replacement, Intensive Care Unit, aortic stenosis, North American Nursing Diagnosis Association (NANDA), Nursing Outcomes Classification (NOC) and Nursing Interventions Classification (NIC).

 

INTRODUCCIÓN

La operación de recambio valvular aórtico (RVAo) está indicada principalmente en pacientes afectados de estenosis valvular aórtica (EAo) e Insuficiencia Valvular Aórtica.

Mayoritariamente son los pacientes diagnosticados de Estenosis Aórtica severa, los que se ven sometidos a este tipo de intervenciones quirúrgicas.1

La estenosis aórtica severa es la valvulopatía que más frecuentemente se opera. El mejor método diagnóstico de una EAo es el ecocardiograma transtorácico. La incidencia se da principalmente en la población más envejecida, ya que la causa principal es la arteriosclerosis. Debido a dicha enfermedad, se produce de manera fisiológica una hipertrofia ventricular como método de compensación ante el aumento de la presión en la cavidad. Para evitar un empeoramiento del paciente, el Recambio Valvular Aórtico es la técnica de elección.2

En la intervención quirúrgica del Recambio Valvular Aórtico se puede implantar una válvula mecánica o una válvula biológica. Con la primera, se necesita anticoagulación de manera crónica y no hace falta cambiarla de nuevo. Con la bioprótesis es al revés, ya que sí que necesita ser repuesta puesto que suele deteriorarse con el tiempo (dura unos 10-15 años) y el paciente no es necesario que tome anticoagulantes de por vida.1,2

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Varón de 77 años en seguimiento por la Unidad de Cardiología desde el 2009 por episodios de Insuficiencia Cardiaca Congestiva (ICC). En el 2010 es diagnosticado de miocardiopatía hipertrófica no obstructiva, con una fracción de eyección ventricular izquierda conservada.

Se halló en un ecocardiograma una estenosis aórtica moderada-severa e insuficiencia aórtica ligera. Debido al empeoramiento progresivo del paciente con una notable limitación de la actividad física habitual, se decide intervención quirúrgica de manera programada para realizarle un recambio valvular aórtico.

ANTECEDENTES PERSONALES:

– HTA, dislipemia, obesidad, exfumador.

– FA permanente.

– Tromboembolismo pulmonar y trombosis venosa profunda en 2005 (tratamiento con Clexane y Sintrom).

MEDICACIÓN HABITUAL: Omeprazol 20 mg (1-0-0), Bisoprolol 2,5 mg (1-0-1), Candesartán 16 mg (1-0-0), Atorvastatina 20 mg (0-0-1).

ALERGIAS: intolerancia al Augmentine.

Antes de la intervención quirúrgica, se realizan las pruebas pertinentes tales como espirometría, TAC y Doppler. No se evidencian alteraciones hemodinámicas significativas.

Durante la intervención quirúrgica no presenta ninguna incidencia. Hemodinámica y respiratoriamente estable. Transfusión por protocolo.

Ingresa en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos bajo los efectos de sedación (RASS -5) y con constantes estables. Portador de arteria radial izquierda, vía venosa central en yugular derecha, sonda vesical y drenaje pericárdico. A las horas es extubado sin incidencias.

 

VALORACIÓN DE ENFERMERÍA SEGÚN LAS 14 NECESIDADES DE VIRGINIA HENDERSON

Hemos realizado en el paciente la valoración de enfermería según las 14 necesidades de Virginia Henderson, después de haber permanecido en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos durante una semana.

  1. Respirar normalmente: Paciente que tras ser extubado sin incidencias, se pasa a Gafas Nasales a 4-5 litros. Mantiene saturaciones de O2 aceptables y buena mecánica respiratoria.
  2. Comer y beber adecuadamente: En dieta absoluta durante las primeras 24 horas, permanece con sueroterapia de mantenimiento. Tras esto, se inicia la tolerancia oral mediante líquidos, siendo bien tolerado. Se continúa con dieta blanda y se pasa a dieta rica en fibra. Manifiesta buen apetito.
  3. Eliminar por todas las vías corporales: Permanece con sonda vesical para control de diuresis horaria durante toda su estancia en la UCI. Patrón evacuatorio alterado, ya que se encuentra estreñido.
  4. Moverse y mantener posturas adecuadas: Encamado las primeras horas tras la intervención, donde se realizan movimientos posturales por parte del personal. A partir del 2º día se inicia sedestación en sillón mañana y tarde, siendo bien tolerada. Necesita ayuda con la grúa.
  5. Dormir y descansar: Manifiesta dormir adecuadamente.
  6. Escoger ropa adecuada: Vestirse y desvestirse: Necesita ayuda para poner el camisón en el momento de levantarlo al sillón.
  7. Mantener la temperatura corporal dentro de los límites normales, adecuando y modificando el ambiente: Se mira la Tª corporal cada 2-3 horas. Afebril.
  8. Mantener la higiene corporal y la integridad de la piel: Vigilamos el estado de la piel y las mucosas que permanecen normocoloreadas. Para mantener la integridad de la piel, se aplican ácidos hiperoxigenados por turno. Se vigila por turno los apósitos de la herida quirúrgica y se realiza cura diaria por las mañanas. Se comprueba el estado del drenaje pericárdico y se realiza cura diaria del mismo. Es retirado al tercer día. Se revisan y curan las inserciones según protocolo. Refiere en ocasiones dolor en la zona de la herida quirúrgica y del drenaje pericárdico.
  9. Evitar los peligros ambientales y evitar lesionar a otras personas: Mientras se encuentra encamado, las barras de la cama están subidas.
  10. Comunicarse con los demás expresando emociones, necesidades, temores u opiniones: Durante su estancia en UCI, el paciente está consciente, orientado y es colaborador. Se expresa correctamente con lenguaje fluido.
  11. Vivir de acuerdo con las propias creencias y valores: Es católico pero no practicante.
  12. Ocuparse en algo de tal forma que su labor tenga un sentido de realización personal: Jubilado desde hace años, ocupa su tiempo libre a labores en el huerto y a pasar tiempo con su familia.
  13. Participar en actividades recreativas: Todos los sábados va al club de los jubilados de su localidad donde realizan actividades de entretenimiento.
  14. Aprender, descubrir o satisfacer la curiosidad que conduce a un desarrollo normal y a usar los recursos disponibles: Manifiesta querer conocer más acerca de su enfermedad y de la intervención a la que se le ha sometido.

 

PLAN DE CUIDADOS3,4,5

El plan de cuidados se basa en la estancia de nuestro paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos. En el presente apartado, se disponen unos diagnósticos de enfermería basados en la taxonomía NANDA, junto con sus resultados (NOC) y sus intervenciones (NIC).

NANDA: [00011] Estreñimiento.

NOC: [0501] Eliminación intestinal.

NIC:

– [4120] Manejo de líquidos.

Actividades:

● Realizar un registro preciso de ingesta y alimentación.

● Fomentar el aumento de la ingesta de líquidos.

– [0450] Manejo del estreñimiento / impactación fecal.

Actividades:

● Administrar el enema o irrigación cuando proceda.

● Comprobar movimientos intestinales.

● Consultar con el médico si persisten los signos y síntomas del estreñimiento.

NANDA: [00046] Deterioro de la integridad cutánea.

NOC: [1101] Integridad tisular: piel y membranas mucosas.

NIC:

– [3660] Cuidados de las heridas.

Actividades:

● Mantener técnica esteril al realizar los cuidados de las heridas.

● Colocar de manera que se evite presionar la herida.

● Comparar y registrar regularmente cualquier cambio producido en la herida.

– [1870] Cuidados del drenaje.

Actividades:

● Mantener la permeabilidad del drenaje.

● Administrar cuidados de la piel en el sitio de inserción del tubo.

NANDA: [00132] Dolor agudo.

NOC: [1605] Control del dolor.

NIC:

– [2210] Administración de analgésicos.

Actividades:

● Comprobar el historial de alergias a medicamentos.

● Administrar los analgésicos a la hora adecuada para evitar picos y valles de la analgesia, especialmente con dolor severo.

● Atender a las necesidades de comodidad y otras actividades que ayuden en la relajación para facilitar la respuesta a la analgesia.

– [5270] Apoyo emocional.

Actividades:

● Comentar la experiencia emocional con el paciente.

● Escuchar las expresiones de sentimientos y creencias.

NANDA: [00161] Disposición para mejorar los conocimientos de su enfermedad.

NOC: [1830] Conocimiento: control de la enfermedad cardíaca.

NIC:

– [5602] Enseñanza del proceso de enfermedad.

Actividades:

● Evaluar el nivel actual de conocimientos del paciente relacionado con el proceso de enfermedad específico.

● Explicar la fisiopatología de la enfermedad y su relación con la anatomía y la fisiología, según cada caso.

● Revisar el conocimiento del paciente sobre su estado.

 

CONCLUSIÓN

El Proceso de Atención de Enfermería ofrece gran valor para continuar con los cuidados pertinentes al paciente. En este caso, nuestro paciente es dado de alta a la planta, junto con el Proceso de Atención enferamera que hemos realizado respecto a su estancia en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos. Es una buena manera de continuar con los cuidados que necesitará en el servicio.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Abad C. Recambio Valvular Aórtico. Revista Cubana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. 2016; 22(4).

2. Velazquez CJ, Barquero JM, Rodríguez E. Tratamiento de la estenosis aórtica severa: la visión del cirujano. Cardiocore. 2010; 45(2): 62-64.

3. Nanda International, Herdman TH ed, Kamitsuru S ed. Diagnósticos Enfermeros. Definiciones Y Clasificación. 2018-2020. Edición Española. Barcelona: Elsevier; 2019.

4. Moorhead S, Johnson M, Maas ML., Swanson E. Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC). 6ª Edición. Barcelona: Elsevier; 2019.

5. Bulechek GM, Butcher HK, Dochterman JM, Wagner CM. Clasificación de Intervenciones de Enfermería (NIC). 7º Edición. Barcelona: Elsevier; 2019.