Type to search

Caso clínico: mordedura de perro en mano con avulsión de tejido subcutáneo.

26 noviembre 2021

AUTORES

  1. Inés Moreno Arjol. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en Centro de Salud Torrerramona (Zaragoza).
  2. María Emilia Vargas Escuer. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en Centro de Salud Almozara (Zaragoza).
  3. Álvaro Fernández Álvarez. Graduado en Enfermería por la Universidad de Valladolid. Enfermero en Centro de Salud Fuentes Norte (Zaragoza).
  4. Guillermo Embid Sáez. Graduado en Enfermería por la Universidad San Jorge. Enfermero en Centro de Salud Fuentes Norte (Zaragoza).
  5. Raquel Cantín Barrera. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en centro de salud Las Fuentes Norte (Zaragoza).
  6. Juan Castro Pueyo. Graduado en Enfermería en la Universidad de Zaragoza. Enfermero en centro de salud Las Fuentes Norte (Zaragoza).

 

RESUMEN

Paciente de 40 años acudió al Centro de Salud por una mordedura de perro. La actuación que se llevó a cabo se centró en el tratamiento local de la herida, la anamnesis del estado vacunal y la prevención de una posible infección mediante antibioterapia profiláctica.

 

PALABRAS CLAVE

Mordeduras de perro, heridas, enfermería.

 

ABSTRACT

A 40-year-old patient attended the Health Centre for a dog bite. The action taken focused on local treatment of the wound, anamnesis of the vaccination status and prevention of possible infection by means of prophylactic antibiotherapy.

 

KEY WORDS

Dog bites, wounds, nursing.

 

INTRODUCCIÓN

Una mordedura se define como una herida o punción ocasionada por los dientes o la boca de un ser vivo. Dentro de las mordeduras causadas por animales, se estima que el 90% de ellas están producidas por perros. Este tipo de lesiones son bastante frecuentes en el medio de la Atención Primaria y, debido al elevado riesgo de infección que presentan, es necesario que los profesionales de la salud conozcan los protocolos de actuación ante estos casos para evitar las posibles complicaciones1,2.

 

DESCRIPCIÓN DEL CASO CLÍNICO

Una paciente de 40 años acude al servicio de Atención Continuada de su Centro de Salud por una mordedura de perro en la palma de la mano derecha. La paciente explica que la mordedura se la ha hecho su propio perro al irle a sacar un hueso de pollo de la boca, por temor a que se lo clavase. Al ver tanta sangre, se ha envuelto la mano en papel de cocina y ha acudido directamente al centro de salud.

ANTECEDENTES CLÍNICOS: alergia al polen de gramíneas sin otra patología relevante.

MEDICACIÓN ACTUAL: ebastina para rinitis alérgica.

 

VALORACIÓN SEGÚN NECESIDADES DE VIRGINIA HENDERSON

  1. Oxigenación: sin alteración.
  2. Nutrición e hidratación: consume una dieta equilibrada y una hidratación adecuada.
  3. Eliminación: no valorada
  4. Moverse y mantener posturas adecuadas: no existe limitación del movimiento en la extremidad afectada pero presenta dolor a la movilización del primer dedo.
  5. Descanso / sueño: no valorada.
  6. Usar prendas de vestir adecuadas: no valorada.
  7. Termorregulación: normotermia (36,2ºC)
  8. Higiene e integridad de la piel: adecuada higiene e hidratación de la piel. Herida de 3cm en palma de la mano derecha con exposición del tejido subcutáneo y abundante sangrado.
  9. Evitar peligros: no valorada.
  10. Comunicarse: sin alteración.
  11. Vivir según sus creencias y valores: no valorada.
  12. Ocuparse y realizarse: no valorada.
  13. Participar en actividades recreativas: no valorada.
  14. Aprendizaje: no valorado.

 

DIAGNÓSTICOS (NANDA4), OBJETIVOS (NOC5) E INTERVENCIONES (NIC6)

(00044) Deterioro de la integridad tisular r/c mordedura de perro m/p lesión con avulsión de tejido subcutáneo.

  • NOC: (10102) Curación de la herida: por segunda intención.
  • NIC:
  • (4028) Disminución de la hemorragia: heridas.
  • (3661) Cuidado de las heridas.

(00004) Riesgo de infección r/c solución de continuidad cutánea (mordedura de perro).

  • NOC:
  • (0702) Estado inmune.
  • NIC:
  • (6530) Manejo de la inmunización / vacunación.

 

EVALUACIÓN

La primera atención se llevó a cabo de manera conjunta entre la enfermera y la médica de atención continuada.

En primer lugar, se realizó el lavado de la herida con agua y jabón durante 5 minutos y a continuación se examinó la herida con la ayuda de una pinza y una gasa estéril. No se encontró ningún cuerpo extraño, pero presentaba abundante sangrado y una ligera avulsión del tejido subcutáneo que se redujo fácilmente con la pinza. Para frenar la hemorragia se realizó una hemostasia mecánica mediante presión con gasas estériles. A continuación, se procedió a la desinfección de la herida mediante la irrigación con povidona yodada al 10%.

Al tratarse de una mordedura de perro, se considera una herida contaminada con alto riesgo de infección por lo que la colocación de puntos de sutura no está indicada. Sin embargo, en este caso particular, se procedió a la colocación de 5 tiras de aproximación para corregir la avulsión del tejido subcutáneo dejando espacio para la que la herida pudiera drenar adecuadamente. Encima de las tiras se colocó un apósito de gasa estéril y se realizó un vendaje con venda cohesiva para proteger la zona de la lesión. Se le explicaron a la paciente los cuidados de la herida (mantenerla seca y limpia y desinfectar con povidona yodada al 10% por encima de las tiras de aproximación) y los posibles signos de alarma por los que debería acudir al centro de salud (supuración purulenta, eritema y calor local, inflamación del miembro, fiebre…). Además, se le recetó antibioterapia oral (amoxicilina-ác. Clavulánico) de manera profiláctica, durante 14 días, debido al elevado riesgo de infección.

Se descartó la infiltración de inmunoglobulina antirrábica humana debido a que el incidente ocurrió con el perro de la paciente que estaba correctamente vacunado de la rabia y estaba aparentemente sano en el momento del incidente. La paciente fue informada de la importancia de la observación del animal para vigilar la aparición de los posibles signos de alarma ante los que habría que volver a valorar la necesidad de iniciar el tratamiento antirrábico.

La paciente tampoco precisó la aplicación de profilaxis antitetánica puesto que ya tenía puestas 5 dosis, la última de ellas hace tan solo 1 año.

Por último, se le indicó que se citase con su enfermera de atención primaria para valorar la evolución de la herida.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Felipe Blanco L. Heridas por mordedura de perro: Revisión Exploratoria (Trabajo de Fin de Grado). 2020. Disponible en: https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/107187/1/HERIDAS_POR_MORDEDURA_DE_PERRO_REVISION_EXPLORATORIA_Felipe_Blanco_Lucia.pdf
  2. Baizán Fernández R. Heridas por mordedura de perro: conocimientos sobre su manejo por parte de los profesionales de enfermería del servicio de urgencias del hospital vital Álvarez Buylla. 2021. Disponible en: https://digibuo.uniovi.es/dspace/handle/10651/60204
  3. Protocolo de actuación ante mordeduras o agresiones de animales (tratamiento post-exposición). Ministerio de Sanidad de España. 2012. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/zoonosis/protocolo_actuac_agresiones_rabia_nov-2012.pdf
  4. Heather Herdman T, Shigemi Kamitsuru S, Takáo Lopes C. Diagnósticos enfermeros. Definiciones y clasificación. 2021-2023. 12ª ed. Elsevier; 2021.
  5. Moorhead S, Swanson E, Johnson M, Maas M. Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC). 6ª ed. Elsevier; 2018.
  6. Butcher H, Bulechek G, Dochterman J, Wagner C. Clasificación de Intervenciones de Enfermería (NIC). 7ª ed. Elsevier; 2018.