Type to search

Caso clínico. Disnea en un paciente con esclerosis múltiple.

8 noviembre 2021

AUTORES

  1. Laura Rebeca García García. Diplomatura Universitaria en Enfermería. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza. Consultas Externas Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.
  2. Yasmina Millán Duarte. Grado Universitario en Enfermería. Unidad de Cuidados Intensivos Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.
  3. Ana Cristina García Sacramento. Grado Universitario en Enfermería. Urgencias Hospital Royo Villanova.
  4. Paula Garcés Fuertes. Grado Universitario en Enfermería. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza. Atención Primaria Sector Zaragoza II.
  5. María García Velarte. Diplomatura Universitaria en Enfermería. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza. Atención Primaria Sector Zaragoza II.
  6. Cristina Barcelona Blasco. Grado Universitario en Enfermería. Lugar de trabajo: Consultas Externas Hospital Universitario Miguel Servet.

 

RESUMEN

Paciente que es captada mediante llamada telefónica al servicio de enfermería de neurología del Hospital Clínico Lozano Blesa.

Diagnosticada por nuestro servicio de Esclerosis Múltiple en 2020.

Sensación de disnea ante cualquier mínima actividad.

Se realiza un plan de cuidados de acuerdo a las 14 necesidades básicas descritas por Virginia Henderson.

 

PALABRAS CLAVE

Enfermería, terminología normalizada de enfermería, disnea.

 

ABSTRACT

Patient who is captured by telephone call to the neurology nursing service at Hospital Clínico Lozano Blesa.

Diagnosed by our Multiple Sclerosis service in 2020.

Feeling of dyspnea at any minimal activity. Clinical case. Dyspnea in a patient with multiple sclerosis.

A care plan is made according to the 14 basic needs described by Virginia Henderson.

 

KEY WORDS

Nursing, standardized nursing terminology, dyspnea.

 

INTRODUCCIÓN

La esclerosis múltiple es conocida también por llamarse la enfermedad de las mil caras, ya que en cada paciente los síntomas o la manera de percibirlos pueden ser completamente diferentes.

Los síntomas invisibles son aquellos que el paciente percibe, pero no se ven. Por ello el paciente tiende a ocultarlos al resto de personas, ya que piensan que no serán comprendidos por los demás¹.

Entre los síntomas invisibles más frecuentes podríamos describir; fatiga, dolor, disfunción vesical, depresión/ansiedad, problemas intestinales, síntomas cognitivos, disfunción sexual, intolerancia al calor, el abrazo de la esclerosis múltiple y trastornos del sueño².

Muchos de estos síntomas necesitan de planes de cuidados de enfermería, de la escucha activa y comprensión por parte de un profesional sanitario.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Enfermedad actual:

Paciente de 34 años de edad, mujer, diagnosticada recientemente de esclerosis múltiple. Realiza llamada telefónica a nuestro servicio aquejada de disnea acompañada de cansancio extremo que le imposibilita realizar sus actividades cotidianas. Refiere empeoramiento del estado de la disnea desde verano, sin identificar claro desencadenante. La situación ha empeorado a raíz de la sobrecarga laboral.

Acudió a consulta con MAP, el cual dio la baja laboral y la remitió al servicio de neurología.

Antecedentes personales:

  • Niega antecedentes personales de interés. Sin alergias medicamentosas hasta la fecha.
  • En la actualidad continúa desempeñando su actividad laboral, es profesora de infantil, añade que le encanta su trabajo y que ha intentado continuar trabajando, pero los días que trabaja es incapaz de hacer nada más, a excepción del trabajo, el resto del día lo pasa acostada intentando recuperarse para el día siguiente.

Medicación actual:

  • En tratamiento con medicación intravenosa Natalizumab, que recibe en hospital de día.

Antecedentes familiares:

  • Ningún miembro de su familia padece esclerosis múltiple.
  • Madre diabética.
  • Abuelo paterno hipertensión y cáncer de próstata.

 

VALORACIÓN SEGÚN LAS NECESIDADES DE VIRGINIA HENDERSON

1. Respirar normalmente:

Alteraciones en el patrón de respiración. Sensación disneica debido a uno de los síntomas invisibles de la esclerosis múltiple.

2. Comer y beber adecuadamente:

Sigue una dieta mediterránea rica en frutas, verduras y pescados pequeños.

Utiliza aceite de oliva para cocinar.

Toma dos litros de agua al día.

3. Eliminar los desechos corporales:

No alteración en patrón eliminación de desechos corporales.

4. Moverse y mantener una nueva postura:

No alteración en movimiento/mantener postura.

5. Dormir y descansar:

No existe alteración en el patrón sueño, es capaz de dormir 8 horas todos los días sin precisar de ayuda farmacológica.

6. Vestirse y desvestirse:

No alteración del patrón vestirse/desvestirse.

7. Mantener la temperatura corporal dentro de los límites normales:

Mantiene la temperatura corporal dentro de los límites fisiológicos.

Evita la explosión a altas temperaturas, ya que en paciente con esclerosis agrava los síntomas invisibles.

8. Mantener una higiene corporal y la integridad de la piel:

No alteración en la higiene corporal e integridad de la piel.

9. Prevenir los peligros ambientales:

Se encuentra consciente y orientada y es capaz de cuidar el ambiente que le rodea.

10. Comunicarse:

Es capaz de comunicarse de forma clara y concisa. No utiliza prótesis auditivas, ni visuales.

No presenta problemas de comprensión ni de entendimiento. Discurso coherente y organizado.

11. Vivir según las creencias:

La paciente refiere que vive de acuerdo con su ética y sus valores.

12. Trabajo satisfactorio:

Situación laboral: activa.

Lleva 10 años en el mismo puesto de trabajo y no tiene ningún tipo de problema. Le gusta mucho su trabajo y se siente valorada.

Últimamente le cuesta más concentrarse debido a su cansancio, es capaz de cumplir su horario laboral, pero llega agotada a casa.

13. Ocio y acciones recreativas:

Antes era muy activa, le encantaba ir al gimnasio todas las tardes y relacionarse con su grupo de spinning.

Últimamente no tiene energías y ha dejado de ir, cree que si sigue así va a desapuntarse.

14. Aprender, descubrir o satisfacer la curiosidad que conduce a un desarrollo:

Consciente de su enfermedad está constantemente en contacto con la asociación y lee todos los artículos de investigación relacionados con el tema. Sigue las recomendaciones de los profesionales sanitarios y tiene una buena adherencia al tratamiento.

 

DIAGNÓSTICOS NANDA, NOC, NIC3-5

Diagnóstico NANDA; Riesgo de intolerancia a la actividad (00094).

El riesgo de intolerancia a la actividad nombra una situación en que existe el riesgo de que el grado de energía psicológica o fisiológica de la persona no sea suficiente para resistir o completar las actividades diarias necesarias o deseadas.

Resultados NOC:

002 Conservación de la energía: Acciones personales destinadas a manejar la energía necesaria para iniciar y realizar actividades.

Intervenciones NIC:

0180 Manejo de la energía: regulación del uso de la energía para tratar o evitar la fatiga y mejorar las funciones.

Actividades:

  • 018001 Determinar los déficits del estado fisiológico del paciente que producen fatiga según el contexto de la edad y el desarrollo.
  • 018008 Controlar la ingesta nutricional para asegurar recursos energéticos adecuados.
  • 018013 Animar a realizar ejercicios aeróbicos, según la tolerancia.
  • 018027 Limitar los estímulos ambientales (luz y ruidos) para facilitar la relajación.
  • 018029 Favorecer el reposo en cama/limitación de actividades (aumentar el número de períodos de descanso) con períodos de descanso protegidos de elección.
  • 018042 Recomendar la actividad física (deambulación o realización de actividades de la vida diaria), coherente con los recursos energéticos del paciente.
  • 6480 Manejo ambiental: manipulación del entorno del paciente para conseguir beneficios terapéuticos, interés sensorial y bienestar psicológico.

 

CUIDADOS DE ENFERMERÍA:

Desde el primer día, se ofreció disponibilidad telefónica en cualquier momento, esta acción redujo en gran medida la ansiedad de la paciente, ya que tal y como expresó, sentía un acompañamiento claro durante el proceso de recuperación.

Se le hizo una llamada cada dos días como mínimo, para conocer sus avances y preocupaciones.

Se trazó un plan con la paciente que consistió en incrementar ligeramente los hidratos de la dieta con el fin de incrementar la energía disponible a lo largo del día. Se añadió almuerzo con frutos secos, ya que la paciente no realizaba ninguna comida a media mañana.

Recomendamos continuar con la actividad física en la medida de lo posible.

El centro de trabajo facilitó una reducción de jornada hasta mejoría de la paciente, lo cual facilitó el ahorro de energía, al no llegar tan cansada a casa pudo realizar mejor las tareas domésticas.

 

CONCLUSIONES

El papel de enfermería es fundamental en pacientes crónicos, el empoderamiento del paciente mediante planes de cuidados que se trazan conjuntamente resulta muy beneficioso para ambos.

Los planes de cuidados facilitan el trabajo de la enfermería y son una herramienta que reduce la ansiedad del paciente al tener un objetivo hacia el que trabajar.

Debemos centrarnos en pocas actividades para poder alcanzar los objetivos para luego ir ampliando poco a poco cuando el paciente se sienta con fuerzas y preparado.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Garlit, D. Don’t Apologize For Having Fun. Multiple Sclerosis (2017).
  2. Invisible symptoms in MS. Momentum Magazine (2017). Disponible en: http://www.momentummagazineonline.com/invisible-symptoms-ms/
  3. Moorhead S, Jognson M, Maas M, Swanson E. Clasificación de resultados de Enfermería (NOC). 5ª ed. Barcelona: Elsevier; 2013.
  4. Bulecheck G, Butcher H, McCloskey J. Clasificación de intervenciones de Enfermería (NIC). 6ª ed. Barcelona: Elsevier; 2013.
  5. NNNConsult [Internet]. Barcelona: Elsevier; [Actualizado 2021; citado 9 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://www.nnnconsult.com/