Type to search

Caso clínico: cuidados de enfermería a un paciente con meningitis.

16 diciembre 2021

AUTORES

  1. Laura Sanz González. Graduada en Enfermería. Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  2. Delia Esteban Lorente. Diplomada Universitaria en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet.
  3. Antonio Manuel Sousa León. Diplomado Universitario en Enfermería. Docente en la Universidad San Jorge.
  4. Laura Cetina Pérez. Graduada en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.

 

RESUMEN

La meningitis es una enfermedad muy virulenta que puede ser de tipo bacteriana o vírica. Puede ocurrir a cualquier edad, aunque suele ocurrir más en niños y adolescentes. El diagnóstico y tratamiento debe ser rápido para evitar la progresión de la enfermedad y aparición de discapacidades en el paciente.

Una correcta educación sanitaria por parte de enfermería favorece la prevención de esta patología con la administración de la vacuna en los recién nacidos y adolescentes.

 

PALABRAS CLAVE

Neisseria meningitidis, infección meningocócica aguda, meningitis.

 

ABSTRACT

Meningitis is a very virulent disease that can be bacterial or viral. It can occur at any age, although it tends to occur more in children and adolescents. Diagnosis and treatment must be rapid to avoid the progression of the disease and the appearance of disabilities in the patient.

A correct health education by nursing favors the prevention of this pathology with the administration of the vaccine in newborns.

 

KEY WORDS

Neisseria meningitidis, acute meningococcal infection, meningitis.

 

INTRODUCCIÓN

La meningitis se trata de una enfermedad que ocasiona la inflamación aguda del Sistema nervioso central, causada por determinados microorganismos que afectan a líquido cefalorraquídeo (LCR) y meninges, estructuras que rodean el encéfalo.

Podemos encontrar varios tipos de meningitis: bacterianas (las más peligrosas), virales, autoinmunes, farmacológicas y neoplásicas1.

Se trata de una enfermedad de declaración obligatoria por lo tanto se notifican los casos de manera individualizada utilizando la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE)2.

Generalmente cualquier persona puede contraer la enfermedad, pero los grupos de mayor vulnerabilidad son los niños menores de 5 años y los jóvenes entre 15 y 24 años3.

 

Epidemiología:

La meningitis es una enfermedad infecciosa causada por diferentes bacterias, las cuales se transmiten de persona a persona por intercambio de secreciones respiratorias (saliva o esputo) o en el caso de que la bacteria causante sea la Listeria monocytogenes, puede transmitirse a través del consumo de alimentos contaminados4.

  • Factores de Riesgo:
  • Huésped: edad, esplenectomizados, anemias (drepanocíticas), sistema de complementos alterados, asplenias congénitas y asistencias a guarderías.
  • Genéticos.
  • Etnia negra.
  • Presencia de HLA _ b-12 5.

Según la OMS: “La meningitis meningocócica es una infección bacteriana grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Puede causar importantes daños cerebrales y es mortal en el 50% de los casos no tratados6.”

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Una familia acude a Urgencias porque su hijo de 6 años presenta cefalea intensa de 14 horas de evolución que mejora con la administración de analgésicos, fiebre de 39º grados en las últimas 24h, así como tres vómitos durante el último día.

Antecedentes personales:

  • Sin alergias medicamentosas.
  • Vacunación al día.
  • Sin antecedentes quirúrgicos de importancia.

Antecedentes familiares:

  • Padre diabético.
  • La madre padece migrañas.

Constantes: Peso 18 kg. TA 115/68. FC 95 lpm. FR 19 rpm. Sat O2 99%. EVA dolor 5. TEP normal. ACP: normal.ORL: normal. No exantemas ni lesiones cutáneas. Abdomen: blando depresible no doloroso a la palpación. SNC: Consciente, colaborador. Pupilas isocóricas normoreactivas. No focalidad neurólogica. Fuerza y sensibilidad conservadas. . No ataxia ni dismetría. Presenta rigidez de nuca.

Ante un niño con sospecha de meningitis es necesario realizarle una serie de pruebas complementarias entre las que se incluyen PCR, hemocultivo, PCT, hemograma y la punción lumbar con recogida de cultivo y PCR para virus y bacterias que permita distinguir el tipo de meningitis, adecuando el mejor tratamiento. En la exploración física se realizará los signos de Brudzinski y de Kernig, ya que al resultar positivo pueden indicar irritación meníngea y meningitis.

 

Tratamiento:

Ante los resultados obtenidos de la PCR, PCT, hemocultivo nos orienta a una meningitis de tipo bacteriano por lo que se le ingresará en la planta administrándole Ceftriaxona IV, analgésicos adaptándose al nivel del dolor del niño realizando la EVA cada 4 horas.

Los cuidados de enfermería a aplicar a estos pacientes son muy importantes, cabe destacar entre ellos:

  • Control del balance hídrico.
  • Realización de cambios posturales para evitar la aparición de úlceras por presión.
  • Hacer un registro de la Escala de Glasgow por hora, que nos permitirá conocer el nivel de conciencia del paciente.
  • Monitorización de constantes vitales.
  • Administración de antieméticos, antibióticos y analgésicos.
  • Proporcionar un ambiente tranquilo, sin ruidos para el niño.
  • Si la meningitis es contagiosa, debe aislarse al paciente en una habitación individual.

Tras la aplicación de los cuidados de enfermería se observa una mejoría del estado del niño, así como buenos parámetros sanguíneos, cesa la fiebre, cefalea, vómitos y rigidez de nuca. El niño es dado de alta al recuperar un estado óptimo de salud.

 

Prevención:

En cuanto a la prevención de la enfermedad, está la vacuna antineumocócica pero no previene de nuevos episodios de meningitis neumocócica en pacientes con meningococo. Esta es el único tipo de meningitis que se manifiesta a nivel epidérmico, por lo que es fácil su contagio a personas cercanas como al personal sanitario7.

 

CONCLUSIONES

La meningitis es una enfermedad grave que puede dejar secuelas en los pacientes e incluso producir la muerte. Por ello, la detección temprana y su diferenciación para conocer el tipo (bacterianas o víricas) es muy importante para aplicar el tratamiento adecuado y evitar la progresión de la enfermedad. Por parte de Enfermería, los cuidados tienen que ser individualizados y logran la mejoría del paciente. También tienen un papel destacado en la prevención de esta enfermedad con la recomendación y administración de la pauta vacunal.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Baquero Artigao, F, Vecino López,R, and del Castillo Martín, F. Meningitis bacteriana. Aeped.es. [Internet] [citado 19 OcT 2021]. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/meningitis.pdf
  2. Gutiérrez González E, Martínez Sánchez EV, Amillategui dos Santos R, Cano Portero R. Enfermedad meningocócica en España. Análisis de la temporada 2015-2016. Boletín Epidemiológico Semanal 2017; Vol 25(5): 57-72.
  3. Asociación Española contra la Meningitis. Madrid: AEM; [actualizado 3 Nov 2021, citado 20 octubre 2021]. Disponible en: https://www.contralameningitis.org/
  4. CDC.gov [Internet]. USA: CDC; 1 nov 2016 [actualizado 15 Jul 2021; citado 20 Oct 2021]. Disponible en: https://www.cdc.gov/meningitis/bacterial-sp.html
  5. Basulto, R. Meningitis bacteriana aguda. Scielo. [Internet]. 2007 [citado 23 Oct 2021]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-02552007000300017
  6. Who.int [Internet]. USA: WHO; 2 Nov 2021 [citado 23 Oct 2021].Disponible en: http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/meningococcal-meningitis
  7. Herrera Gomar M, Méndez-Sanchez N. Meningitis meningocócica. Médica Sur [Internet].2004 [citado 21 Oct 2021]; 11 (3).Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/medsur/ms-2004/ms043h.pdf