Type to search

Cáncer de tiroides: principales factores de riesgo modificables.

Categoría: ,
16 febrero 2021

AUTORES

  1. Ignacio Bruna Barranco. Graduado Universitario en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.
  2. Laura Martínez Giménez. Graduada Universitaria en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.
  3. Begoña López Zapater. Diplomada Universitaria en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.
  4. Rubén Maestre Aguilar. Diplomado Universitario en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.
  5. Adrián Valdrés López. Graduado Universitario en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.

 

RESUMEN

El cáncer de tiroides es el tumor endocrino de carácter maligno más frecuente; de hecho, su incidencia se ha visto en constante crecimiento durante las últimas décadas, mientras que su mortalidad ha disminuido durante el mismo periodo. Las mujeres, y las personas con antecedentes familiares de primer grado positivos tienen una mayor probabilidad de padecerlo. Dentro de los factores de riesgo modificables se han hallado la exposición a radiaciones ionizantes, la obesidad, y algunas ocupaciones laborales como las profesiones sanitarias.

 

PALABRAS CLAVE

Cáncer tiroideo, factores de riesgo, enfermería, exposición a la radiación, obesidad.

 

ABSTRACT

Thyroid cancer is the most common malignant endocrine tumor; in fact, its incidence has been in constant growth during the last decades, while its mortality has decreased during the same period. Women and people with a positive first degree family history are more likely to develop it. Among the modifiable risk factors have been the exposure to ionizing radiation, obesity, and some occupations such as the health professions.

 

KEY WORDS

Nursing, obesity, radiation exposure, risk factors, thyroid cancer.

 

INTRODUCCIÓN

El cáncer de tiroides es el tumor endocrino de carácter maligno que se encuentra con mayor frecuencia en el mundo, teniendo en las últimas décadas una gran tendencia ascendente en cuanto a su incidencia debido a mejoras en la detección; mientras, su tasa de mortalidad ha ido decayendo en ese mismo periodo, entre otras cosas por avances en el tratamiento, llegando a presentar en Europa una tasa de supervivencia a los 5 años por encima del 98% para el tipo papilar1-3.

Afecta en mayor proporción a las mujeres (3 contra 1 respecto a los hombres) con una edad media de presentación comprendida entre los 25 y 65 años; aunado a estos dos factores, aquellas personas con antecedentes familiares positivos de primer grado pueden multiplicar su riesgo hasta en 10 veces, y diversas alteraciones genéticas o hereditarias también pueden aumentar estas probabilidades1-4. No obstante, existen otros factores modificables involucrados en el desarrollo de esta neoplasia, por lo que el análisis y estudio de los mismos tiene el potencial para generar programas por parte de enfermería, ayudar a prevenir esta enfermedad y disminuir su incidencia.

 

OBJETIVO

Establecer los principales factores de riesgo modificables asociados a la aparición del cáncer de tiroides.

 

METODOLOGÍA

Se elaboró una revisión bibliográfica a través de una búsqueda en diversas bases de datos, tales como Scielo y PubMed, seleccionando los artículos escritos en inglés o en castellano que aportaran la información precisa para lograr el objetivo de la investigación.

 

RESULTADOS-DISCUSIÓN

Mediante la lectura y análisis de la documentación obtenida, se establecieron que los principales factores modificables de riesgo que intervienen en el desarrollo del cáncer de tiroides son:

  • Radiación: se trata de un factor de riesgo claramente vinculado con la aparición de este tumor. La exposición a radiaciones ionizantes es altamente perjudicial sobretodo en menores de un año, disminuyendo el riesgo conforme aumenta la edad siendo más baja en adultos; es por ello que este factor supone una gran trascendencia en niños y adolescentes. El cáncer de tiroides puede tardar hasta varias décadas en aparecer tras la exposición a la radiación, de hecho el tipo papilar suele desarrollarse tras al menos 5-10 años del suceso. Por todo esto, aquellas pruebas dirigidas sobre la zona del tiroides y que irradien deberán limitarse lo máximo posible en personas de corta edad, y en caso de realizarse se deberían practicar con la mínima dosis necesaria1,3-6.
  • Obesidad y perímetro de la cintura: tener un alto índice de masa corporal, es decir padecer de sobrepeso u obesidad, se ha asociado con incremento en el riesgo de padecer cáncer de tiroides. Por otro lado, y unido a lo recién expuesto se ha visto cómo presentar un gran perímetro de la cintura (mayor de 109 cm) se muestra como un indicador independiente del riesgo de sufrir esta tumoración, teniendo más probabilidades aquellas personas con mayor perímetro2,4,5.
  • Alimentación. El consumo de ciertos alimentos ricos en yodo, como el pescado y el marisco, parece proteger frente al desarrollo de cáncer de tiroides en zonas pobres de este mismo elemento; mientras que la alta ingesta de vegetales también puede resultar beneficiosa y disminuir la incidencia de este tumor para cualquier población1,7,8.
  • Lugar de trabajo. Determinadas exposiciones en el ámbito laboral pueden repercutir en la aparición del cáncer de tiroides. Todo personal expuesto a radiaciones ionizantes, como por ejemplo los trabajadores sanitarios basada en la lectura de dosimetría o empleados de centrales nucleares, pueden estar más predispuestos a padecer este cáncer, tal y como sucedió con los profesionales que actuaron en la catástrofe de Chernobyl. Los trabajos enfocados a la agricultura y el uso de pesticidas, así como otros puestos diversos relacionados por ejemplo con la industria textil o la limpieza de edificios, pueden tener una vinculación negativa con el cáncer de tiroides, pero esta asociación genera controversia y se necesitan más investigaciones9,10.
  • Factores reproductivos. Parece existir una relación entre los factores menstruales y la aparición del cáncer de tiroides: a mayor edad en la menarquía y menor edad en la menopausia se incrementa el riesgo de padecer este tumor. Por otro lado, las hormonas pueden jugar un papel importante al tener un efecto protector las mujeres con tratamiento anticonceptivo oral, y aquellas con terapia hormonal posmenopáusica. No obstante, estos hallazgos no son todavía concluyentes y precisan de mayores estudios11.

 

CONCLUSIONES

Haber estado expuesto a radiaciones ionizantes especialmente durante la infancia, tener obesidad, y ciertas ocupaciones laborales como las profesiones sanitarias son los principales factores de riesgo modificables para el cáncer de tiroides. Comer pescado, marisco y vegetales, así como llevar tratamiento anticonceptivo oral o terapia hormonal para la menopausia parecen mostrarse como factores protectores frente al desarrollo de este cáncer.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. La Vecchia C, Malvezzi M, Bosetti C, Garavello W, Bertuccio P, Levi F, et al. Thyroid cancer mortality and incidence: a global overview. Int J Cancer. 2015;136(9):2187-95.
  2. Eissa MS, Abdellateif MS, Elesawy YF, Shaarawy S, Al-Jarhi UM. Obesity and Waist Circumference are Possible Risk Factors for Thyroid Cancer: Correlation with Different Ultrasonography Criteria. Cancer Manag Res. 2020;12:6077-89.
  3. Carling T, Udelsman R. Thyroid cancer. Annu Rev Med. 2014;65:125-37.
  4. Cubero Alpízar C, González Monge A. Factores de riesgo para cáncer de tiroides. Estudio de casos y controles. Horiz. sanitario. 2019;18(2): 167-75.
  5. Iglesias ML, Schmidt A, Al Ghuzlan A, Lacroix L, de Vathaire F, Chevillard S, et al. Radiation exposure and thyroid cancer: a review. Arch Endocrinol Metab. 2017;61(2):180-7.
  6. Rodríguez Grimán O. Cáncer del tiroides. Gac Méd Caracas. 2001;109(4): 468-87.
  7. Liu ZT, Lin AH. Dietary factors and thyroid cancer risk: a meta-analysis of observational studies. Nutr Cancer. 2014;66(7):1165-78.
  8. Cao LZ, Peng XD, Xie JP, Yang FH, Wen HL, Li S. The relationship between iodine intake and the risk of thyroid cancer: A meta-analysis. Medicine (Baltimore). 2017;96(20):e6734.
  9. Aschebrook-Kilfoy B, Ward MH, Della Valle CT, Friesen MC. Occupation and thyroid cancer. Occup Environ Med. 2014;71(5):366-80.
  10. Ba Y, Huang H, Lerro CC, Li S, Zhao N, Li A, et al. Occupation and Thyroid Cancer: A Population-Based, Case-Control Study in Connecticut. J Occup Environ Med. 2016;58(3):299-305.
  11. Cordina-Duverger E, Leux C, Neri M, Tcheandjieu C, Guizard AV, Schvartz C, et al. Hormonal and reproductive risk factors of papillary thyroid cancer: A population-based case-control study in France. Cancer Epidemiol. 2017;48:78-84.