Type to search

Caídas, un gran problema entre nuestros mayores.

30 octubre 2020

AUTORES

  1. Juan José Vallejo Maldonado. Graduado en Fisioterapia, Fisioterapeuta en el Servicio Público de Salud de Andalucía SAS – Hospital de Almería.
  2. Eva Leticia Trujillo Maldonado. Graduada en Fisioterapia, Fisioterapeuta en el Servicio Público de Salud de Andalucía SAS – Hospital de Huelva.
  3. Rubén Velasco Redondo. Graduado en Fisioterapia, Fisioterapeuta en el Servicio Público de Salud de Castilla la Mancha – SESCAM.

 

RESUMEN

Con el paso de los años, el descenso de la actividad deportiva y enfermedades asociadas, hacen que poco a poco nos volvamos más frágiles. Las caídas entre las personas de edad avanzada es uno de los principales motivos de incapacidad. Esta incapacidad además de ser física, puede ser psicológica. En muchas ocasiones los problemas psicológicos asociados a una caída son más graves que los problemas físicos. Muchas personas mayores se sienten frágiles y con miedo a volver a caminar.

Con la actividad física adecuada podemos conseguir que dichas personas se sientan más seguras tanto psicológica como físicamente.

Objetivos: Se va a realizar una revisión bibliográfica sobre el problema de las caídas en personas mayores y cómo a través de la actividad física podemos ayudar a evitarlas

Material y método: Para ello se realizó una búsqueda bibliográfica en algunas bases de datos (AcademicSearch Premier, PEDro, Medline ,PubMed y google académico Esta búsqueda arrojó 15 resultados, de los que se seleccionaron 4 artículos para la revisión.

Resultados:En todos los artículos revisados nos hablan del gran beneficio del deporte adaptado en personas mayores. Se muestra una gran diferencia en la calidad de vida entre personas mayores activas y las personas mayores sedentarias. Las personas activas tienen menos patologías asociadas (diabetes tipo 2, depresión, hipertensión, etc.) y un mayor control postural.

Los planes de trabajo más efectivos, son aquellos que mezclan una parte de la sesión realizando ejercicios que mejoran la capacidad aeróbica, una segunda parte trabajando la fuerza y elasticidad y como parte final interiorizando esos ejercicios con ejercicios de propiocepción para tener control corporal.

Conclusiones: En esta vida solo tenemos un cuerpo y en muchas ocasiones depende de nosotros mantenerlo con salud. La actividad deportiva nos da calidad de vida.

 

PALABRAS CLAVE

Caídas, personas mayores, deporte, fisioterapia.

 

INTRODUCCIÓN-JUSTIFICACIÓN

La más eficaz de las armas contra el envejecimiento es el ejercicio físico, pues no solo retrasa los procesos biológicos de aquel, sino que determina una relajación psíquica, tan importante estos días para ellos, distensión, euforias y confianza en la personalidad propia de cada uno. El ejercicio físico en estas edades tiene gran importancia para la prevención y tratamiento de lesiones orgánicas y funcionales, así como, la prevención de las caídas.2,3

Prevenir las caídas en las personas mayores es de vital importancia dado el alto índice de morbilidad y de limitación que producen en las actividades diarias, así como secuelas y mortalidad que sus complicaciones ocasionan.

Para muchas personas mayores, la caída constituye la entrada en un periodo de dependencia e inicio de invalidez.4

La incidencia de caídas en la tercera edad es aproximadamente de un 35% y constituyen la causa principal de muerte accidental en el anciano. Las fracturas de cadera en la tercera edad son una de las causas más importantes de morbilidad y mortalidad.

Diferentes estudios han aportado informaciones que parecen demostrar modificaciones (degeneración), en los sistemas motores y sensoriales de las personas mayores.

De estas alteraciones, las más importantes parecen producirse a nivel de propiocepción con menor sensibilidad posicional en las rodillas y dudosamente en los tobillos y dedos del pie; disminuye el umbral vibratorio y de la sensibilidad táctil, así como la velocidad y amplitud de los potenciales de acción.5

La fuerza muscular isométrica y asociada al movimiento se encuentra reducida. El paso es más corto, disminuye la velocidad de marcha, la cual se hace más torpe y dificultosa. Por otro lado, el equilibrio estático y dinámico se reduce y la falta de información (deficiencia sensorial), o su interacción favorecen claramente un mayor desequilibrio.

En consecuencia, opinamos que en las personas mayores se debe realizar una correcta exploración de la marcha teniendo en cuenta la velocidad, longitud del paso, frecuencia, simetría (fase de apoyo y elevación), movimientos de cadera y pelvis, movimientos de brazos, postura del tronco y regularidad en el apoyo del pie.1,2

La mayor  parte de las alteraciones de la marcha son inespecíficas, aunque existen situaciones patológicas que determinan anomalías en la deambulación: patología neurológica (trastornos sensoriales, enfermedad de Parkinson, hemiparesias, etc.) patología del aparato osteoarticular (osteoporosis, patología degenerativa, artritis) patología vascular (insuficiencias vasculares, amputación), medicación (ansiolíticos, tranquilizantes, relajantes) y otros cuadros de afectación general como trastornos nutricionales, insuficiencia respiratoria y cuadros depresivos.3

 

FACTORES DE RIESGO

Para nuestros mayores hay varios riesgos que pueden causarles que tengan una caída estos son, entre otros:

  • TROPIEZOS. Elementos mal situados que puedan generar un tropiezo. Alfombras, objetos, elementos de nuestras mascotas…).
  • EQUILIBRIO. Reflejo y equilibrio disminuidos.
  • FUERZA MUSCULAR Y MOVILIDAD. Pérdida de fuerza muscular y dificultades para la movilidad.
  • MEDICAMENTOS. Efectos secundarios de algunos medicamentos.
  • VISIÓN. Pérdida de la agudeza visual.

El mayor factor predictor de una caída es el antecedente de otra caída. Sin embargo, las caídas en las personas ancianas rara vez tienen una sola causa o factor de riesgo. Una caída suele ser el resultado de una interacción compleja entre varios elementos.

 

MATERIAL Y MÉTODOS

Estrategia de búsqueda de los estudios: Para ello se realizó una búsqueda bibliográfica en algunas bases de datos (PEDro, Medline, PubMed y Google Académico) Esta búsqueda arrojó 16 resultados, de los que se seleccionaron 6 artículos para la revisión.

 

RESULTADOS

La mejor medicina es la preventiva, y como hemos visto es imprescindible tomar medidas adecuadas para prevenir las caídas en las personas mayores; para ello se habrán de detectar los factores de riesgo y se deberán tomar las medidas de tratamiento adecuadas para corregir las patologías o déficits existentes (lentes, nutrición disminución de fármacos sedantes, tratamientos del Parkinson etc…).1,5

A nivel fisioterapéutico se insistirá en ejercicios de reentrenamiento del equilibrio y corrección de la marcha, fortalecimiento muscular, adiestramiento en transferencias, prescripción de ayudas de marcha adecuadas y evaluación de la seguridad del domicilio para realizar las adaptaciones precisas: disminuir la altura de los pasos entre superficies, deslizantes como alfombras, adecuar zonas conflictivas (pasillos, escaleras, entradas, etc…)realizar adaptaciones en el cuarto de baño y la cocina (zonas de mayor riesgo)

Se aconseja al anciano sobre su vestimenta: evitar zapatillas mal ajustadas y zapatos inadecuados, utilizar prendas de vestir que permitan una libre movilidad.

Deberá tener precaución con los animales domésticos que se cruzan en la marcha

Resumiendo, los elementos principales para la prevención de caídas en el anciano serán.3

  • EJERCICIO FÍSICO. Ejercicios de reentrenamiento del equilibrio y corrección de la marcha, fortalecimiento muscular, etc…
  • ADAPTACIÓN DE DOMICILIO. Domicilio seguro. Escaleras, alfombras, cuarto de baño y cocina, animales domésticos.
  • CALZADO ADECUADO. Evitar zapatillas mal ajustadas y zapatos inadecuados.
  • CHEQUEOS MÉDICOS. Realizar los chequeos médicos establecidos y mantener una vida activa y saludable.

A su vez, será de vital importancia que las personas mayores estimulen su cerebro, trabajando sus capacidades cognitivas. Plantearse retos y aprendizajes, no importa lo pequeño que sea, cualquier reto es válido y merece la pena intentarlo (dibujar, pintar, escribir, leer, tocar algún instrumento, aprender a manejar las nuevas tecnologías etc.).2,3,5

 

CONCLUSIONES

En esta vida solo tenemos un cuerpo y en muchas ocasiones depende de nosotros mantenerlo con salud. La actividad deportiva nos da calidad de vida.1,3

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Saiz Llamosas, J. R. (2012). Impacto de un programa de fisioterapia sobre la movilidad, el equilibrio y la calidad de vida de las personas mayores.
  2. Landinez Parra, N. S., Contreras Valencia, K., & Castro Villamil, Á. (2012). Proceso de envejecimiento, ejercicio y fisioterapia. Revista cubana de salud pública38(4), 562-580.
  3. da Silva Gama, Z. A., & Conesa, A. G. (2008). Morbilidad, factores de riesgo y consecuencias de las caídas en ancianos. Fisioterapia30(3), 142-151.
  4. Fernández, V. P., Vinuesa, R. S., & Fernández, E. C. (2018, March). 14.-IMPORTANCIA DEL DESARROLLO DE UN PROGRAMA DE FISIOTERAPIA EN LA REEDUCACIÓN DEL EQUILIBRIO EN NUESTROS MAYORES. In VI Congreso internacional de deporte inclusivo: Salud, desarrollo y bienestar personal (Vol. 83, p. 119). Universidad de Almería.
  5. Amores, J. T. (2015). Fisioterapia acuática para la mejora del equilibrio en personas mayores: una revisión sistemática. Cuestiones de fisioterapia: revista universitaria de información e investigación en Fisioterapia, 44(2), 110-119.