Type to search

Banderas rojas en fisioterapia.

Categoría: ,
1 marzo 2021

AUTORES

  1. Elena Pilar Orós Ribes. Fisioterapeuta sanidad privada (Zaragoza).
  2. Isabel Badía Lázaro. Fisioterapeuta Hospital Reina Sofía (Tudela).

 

RESUMEN

Las banderas rojas son signos y síntomas que nos pueden indicar, a lo largo de la exploración o tratamiento de un paciente, un problema de salud que requiera atención médica y por tanto derivación.

La detección de estas banderas rojas, o “red flags” formará parte de la evaluación inicial que se hace en Fisioterapia y es de suma importancia conocerlas y saberlas reconocer en un paciente.

 

PALABRAS CLAVE

Bandera roja, fisioterapia, exploración.

 

ABSTRACT

Red flags are signs and symptoms that they can indicate to us in the exploration or treatment of a patient with a health problem that needs medical attention and derivation.

Detection of red flags Will be part of the initial physical therapy evaluation and it is very important to know how to recognize them in patients.

 

KEY WORDS

Red flags, physiotherapy, exploration.

 

INTRODUCCIÓN

El primer paso en la atención a un paciente es realizar la historia clínica, documento de carácter médico y legal entre el fisioterapeuta y el paciente. En él, se recogerán tanto los datos personales como médicos del paciente así cómo la exploración y el tratamiento que se le aplique a lo largo de la relación asistencial.1

Recabar información acerca del motivo de la consulta, descripción del dolor, antecedentes, historial médico, tiempo de evolución, comportamiento durante el día, traumas o accidentes, factores contribuyentes o de alivio o medicación será fundamental para realizar un diagnóstico fisioterapéutico y nos ayudará a identificar correctamente la presencia de banderas rojas.

Es papel del fisioterapeuta, como profesional sanitario, de saber identificar estos signos y síntomas que pueden esconder una patología más grave y derivar al paciente al profesional competente en la materia para confirmarlo o tratarlo en caso necesario.2

 

OBJETIVOS

  • Importancia de la detección de banderas rojas en el diagnóstico fisioterapéutico.
  • Conocer las banderas rojas más frecuentes en fisioterapia.

 

MÉTODO

Se realizó una revisión bibliográfica sobre las publicaciones acerca de la historia clínica en Fisioterapia y en especial de la presencia de banderas rojas en la exploración. Para ello se utilizaron bases de datos científicas como Pubmed y otras fuentes especializadas.

 

RESULTADOS

Existen múltiples clasificaciones sobre banderas rojas descritas en la literatura científica.

Sizer y cols. (2007)3 realizaron una clasificación de los principales tipos de banderas rojas y la actuación a seguir, aunque es considerada bastante generalista.

 

Categoría I: factores que requieren atención médica inmediata:

  • Sangre en esputo.
  • Pérdida de consciencia o estado mental alterado.
  • Déficit neurológico no explicado monoradicularmente.
  • Parestesia o entumecimiento en la zona perianal.
  • Cambios patológicos a nivel de intestino y vejiga.
  • Patrón de síntomas no compatible con dolor mecánico (o examen físico).
  • Déficit neurológico progresivo.
  • Masa abdominal pulsátil.

 

Categoría II: Factores que requieren exploración subjetiva y examen físico y tratamiento con precaución:

  • Edad >50 años.
  • Clonus (puede estar relacionado con el sistema nervioso central).
  • Fiebre.
  • Elevado índice de sedimentación.
  • Déficit en marcha.
  • Historia de enfermedad con predilección por infección o hemorragia, de problema metabólico óseo o de cáncer.
  • Discapacidad por trauma reciente.
  • Uso de corticosteroides a largo plazo.
  • Indemnización por trabajo a largo plazo.
  • Úlceras o heridas que no curan.
  • Historia reciente de pérdida de peso inexplicable.
  • Dolor de tipo torsión.

 

Categoría III: Factores que requieren examen físico y diagnóstico diferencial en profundidad:

  • Reflejos anormales.
  • Radiculopatía o parestesia unilateral o bilateral.
  • Dolor referido inexplicable.
  • Debilidad significativa en miembros superiores o inferiores e inexplicable.

 

Diferenciando por posibles patologías la siguiente clasificación se repite en la literatura científica4,5:

 

Fractura vertebral:

  • Dolor repentino severo a nivel de la columna, que se alivia en reposo y aumenta con la carga de peso.
  • Traumatismo directo o indirecto previo. Las fracturas presentan inflamación con las características que le corresponden, tumefacción, rubor, dolor, calor y pérdida de la función. Cabe destacar que, en personas con osteoporosis, un impacto leve podría llevar a una fractura.
  • Deformidad de la columna vertebral.
  • Posible dolor al tacto en la zona correspondiente a la vértebra, especialmente en la apófisis espinosa.

 

Cáncer:

  • Persona de más de 50 años. Esto es debido a que parece ser que por encima de esta edad aumenta la probabilidad de ser diagnosticado con patologías serias.
  • Aparición de síntomas gradual.
  • Dolor severo que no remite con el descanso, dolor nocturno y dolor que se agrava por acciones como toser o estornudar.
  • Dolor vertebral localizado.
  • No hay mejora de síntomas tras 4-6 semanas de tratamiento.
  • Historia de cáncer.
  • Pérdida de peso inexplicable. Cuando tus hábitos alimenticios son los mismos que antes, pero has perdido peso sin explicación alguna. Un indicador de lo que se puede considerar a tener en cuenta es una pérdida de peso del 5% o más en un mes.

 

Infección:

  • Fiebre.
  • Diabetes, tuberculosis o infección urinaria reciente.
  • Antecedentes de uso de drogas.
  • VIH o conocimiento de cualquier forma inmunidad deficitaria/alterada, como en las enfermedades autoinmunes. Éstas se caracterizan por tener antecedentes familiares de enfermedad autoinmune, dolor en otras articulaciones, digestión difícil, rigidez matutina de más de 45 min de duración (dependiendo de la enfermedad).
  • Dolor constante.

 

Síndrome de cauda equina (afección que afecta al sistema nervioso):

  • Ciática bilateral (dolor lumbar irradiado hacia las dos piernas).
  • Déficit neurológico severo y progresivo en las dos piernas. Un ejemplo podría ser debilidad muscular en las dos piernas.
  • Incontinencia fecal o urinaria. La incontinencia fecal hace referencia al fallo del control del esfínter anal, cuando no puedes contener las ganas de ir al baño y te lo haces encima. La incontinencia urinaria hace referencia al mismo caso, pero refiriéndonos a orinar.
  • Anestesia-parestesia en «silla de montar». No tener sensibilidad o tener la sensibilidad alterada alrededor de la zona de la ingle, zona interna de los muslos y zona glútea.

 

En resumen, en la historia clínica el fisioterapeuta tendrá que reflejar las siguientes situaciones y valorar la idoneidad de su tratamiento o la decisión de derivar a otro profesional:6

  • Traumatismo o cirugías previas.
  • Infecciones.
  • Historia previa de cáncer.
  • Antecedentes.
  • Pérdida de peso sin causa justificada.
  • Enfermedades sistémicas.
  • Compromiso medular/mielopatía.
  • Fracaso de abordajes terapéuticos
  • Dolor severo que no se modifica o dolor severo nocturno.
  • Anestesia en silla de montar.
  • Trastornos psicológicos subyacentes.
  • Falta de correlación entre test ortopédicos y hallazgos clínicos.

 

CONCLUSIONES

Cada día tiene más importancia en fisioterapia realizar una historia clínica completa y una exploración exhaustiva por sencillo que parezca el problema del paciente. Pasar detalles por alto puede implicar no realizar el mejor tratamiento para el paciente, pero también empeorar su situación si no identificamos las banderas rojas descritas en la literatura científica.

Será fundamental también saber a qué profesional derivar potenciando el trabajo multidisciplinar y transmitir tranquilidad y seguridad al paciente para no fomentar mensajes nocivos que repercutan negativamente en su evolución.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Guía de actos fisioterápicos. Colfisio.org
  2. Boissonnault WG, Ross MD.J Orthop Sports Phys Ther. Fisioterapeutas que derivan pacientes a los médicos: una revisión de informes de casos y series. Mayo de 2012;42 (5):446-54. doi: 10.2519/jospt.2012.3890. Epub2012 25 de enero. PMID: 22282166 Revisión.
  3. Sizer PS, Brismée J-M, Cook C. Medical Screening for Red Flags in the Diagnosis and Management of Musculoskeletal Spine Pain. Pain Pract. 2007 Mar;7(1):53-71.
  4. Leerar, P. J., Boissonnault, W., Domholdt, E., & Roddey, T. Documentation of red flags by physical therapists for patients with low back pain. 2007. Journal of Manual & Manipulative Therapy, 15(1),42-49.
  5. Greenhalgh S, Selfe J. Red flags: a guide to identifying serious pathology of the spine. Churchill Livingstone Elsevier; 2006. 214 p.
  6. Diane U Jette 1, Kerry Ardleigh, Kellie Chandler, Lesley McShea. Capacidad de toma de decisiones de los fisioterapeutas: intervención de fisioterapia o derivación médica PMID: 17138843 DOI: 10.2522 / ptj.20050393