Type to search

Atención domiciliaria en pacientes con fractura de cadera.

5 noviembre 2021

AUTORES

  1. Beatriz Garayoa Irigoyen. Graduada en Enfermería Universidad de Navarra. Especialidad en Enfermería Familiar y Comunitaria. Centro de salud Alagón.
  2. Silvia Millán Valero. Graduada en Enfermería Universidad de Zaragoza. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte Huesca. Máster en Urgencias y Emergencias Universidad de San Jorge. Centro de salud Alagón.
  3. Nuria Espeleta Cabrejas. Graduada en Enfermería Universidad de Valladolid. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte Huesca. Máster en Urgencias y Emergencias Universidad de San Jorge. Centro de salud Gallur.
  4. Gloria María Ezquerra Izaguerri. Diplomada en Enfermería Universidad San Jorge de Huesca. Experto Universitario en Enfermería en Atención Primaria a Patologías Agudas en Atención Primaria Universidad Cardenal Cisneros. Hospital Royo Villanova.
  5. Sandra Valero Barrios. Graduada en Enfermería Universidad de Zaragoza. Experto Título Propio en Gestión Integral de Cuidados en Enfermería por la Universidad Católica de Ávila y UCAV. Máster Título Propio por la Universidad Católica de Ávila. Hospital Royo Villanova.

 

RESUMEN

La incidencia de la fractura de cadera se sitúa en siete casos por cada 1.000 habitantes mayores de 65 años en España. Su importancia viene dada no solo por su elevada frecuencia, sino también por la mortalidad asociada (reducción de un 25% de la esperanza de vida), su morbilidad (presentan 4,2 veces más inmovilidad y 2,6 veces más dependencia funcional que los ancianos sin fractura de cadera) y su alto coste económico y social.

Vemos relevante realizar un buen seguimiento a estos pacientes en su domicilio tras el alta hospitalaria, con el objetivo de favorecer su recuperación precozmente y reducir las posibles complicaciones.

Se ha observado que la intervención puede influir en una ligera mejora en la recuperación de estos pacientes, ya que ven reforzadas las informaciones recibidas en su domicilio para mantener la realización correcta de los ejercicios prescritos. Mejora su autonomía en la realización de las actividades básicas de la vida diaria y se incide en la prevención de los síndromes geriátricos de inmovilización y riesgo de caídas.

 

PALABRAS CLAVE

Fracturas de cadera, visita domiciliaria, inmovilización, accidentes por caídas, atención de enfermería.

 

ABSTRACT

The incidence of hip fracture stands at seven cases per 1,000 inhabitants over 65 years of age in Spain. Its importance is given not only by its high frequency, but also by the associated mortality (reduction of 25% of life expectancy), its morbidity (they have 4.2 times more immobility and 2.6 times more functional dependence than the elderly without hip fracture) and its high economic and social cost.

We see it relevant to carry out a good follow-up to these patients at home after hospital discharge, with the aim of favoring their early recovery and reducing possible complications.

It has been observed that the intervention can influence a slight improvement in the recovery of these patients, since they see reinforced the information received at home to maintain the correct performance of the prescribed exercises. It improves their autonomy in the performance of basic activities of daily living and affects the prevention of geriatric syndromes of immobilization and risk of falls.

 

KEY WORDS

Hip fractures, house calls, immobilization, accidental falls, nursing care.

 

INTRODUCCIÓN

El envejecimiento de la población mundial es un indicador de la mejora de la salud en el mundo. En los países desarrollados, el aumento de la longevidad ha ido acompañado de una “compresión de la morbilidad”, es decir, aunque las personas viven más tiempo, no pasan más años padeciendo un mal estado de salud. Sin embargo, la fractura de cadera es capaz por sí sola de disminuir la esperanza de vida en casi dos años, y uno de cada cinco pacientes que la sufre requerirá asistencia socio-sanitaria permanente 1.

Los datos actuales muestran que la población española mayor de 65 años representa alrededor del 17% de la población total, con más de 7 millones de personas, de las que, aproximadamente, un 25% son octogenarias. De igual manera, las estimaciones llevadas a cabo por la Organización de las Naciones Unidas sitúan a España como el país más envejecido del mundo en el año 2050, año en el que el 40% de nuestra población tendrá más de 60 años 1.

La incidencia de la fractura de cadera se sitúa en siete casos por cada 1.000 habitantes mayores de 65 años en España. Su importancia viene dada no solo por su elevada frecuencia, sino también por la mortalidad asociada (reducción de un 25% de la esperanza de vida), su morbilidad (presentan 4,2 veces más inmovilidad y 2,6 veces más dependencia funcional que los ancianos sin fractura de cadera) y su alto coste económico y social 2.

 

En la actualidad, la asistencia a los pacientes con fracturas de la cadera (que generalmente tienen edades por encima de los 65 años), debe contemplarse bajo un punto de vista multidisciplinario, ya que esta asistencia no queda reducida solamente al tratamiento local de la fractura (que básicamente ha de ser quirúrgico), sino también a todas las actuaciones que hay que realizar desde el mismo momento de la caída y que comprenden las llevadas a cabo durante las fases de emergencia y urgencia, pasando por el tratamiento médico de la fase aguda, la recuperación funcional y los cuidados continuados y de rehabilitación, tanto hospitalarios, como a domicilio, y en los diferentes centros residenciales.

Por otra parte, existe en la actualidad un interés plenamente justificado por la prevención de las fracturas osteoporóticas, en general, y sobre todo, de manera particular, por las que tienen lugar a nivel de la cadera. Esto ha supuesto que se hayan desarrollado estrategias preventivas con medidas farmacológicas y no farmacológicas, que independientemente de su mayor o menor eficacia, son motivo de permanente debate.

La fractura de cadera afecta en especial a mujeres seniles de raza blanca; las causas principales son la osteoporosis y las caídas.

 

La osteoporosis es un trastorno generalizado del esqueleto muy prevalente ─afecta a tres millones de personas en España─, en el cual existe una alteración de la resistencia ósea que predispone a la persona a un mayor riesgo de fracturas, especialmente en cadera, columna y muñecas. Es una de las enfermedades asociadas al envejecimiento, por lo que representa un problema de gran magnitud e importancia creciente 2.

Los pacientes con fractura de cadera suelen presentar diversos problemas y/o síndromes geriátricos, entre ellos: pluripatología, polimedicación, inmovilidad, incontinencia, riesgo de caídas, déficit sensorial y viven con personas de edad avanzada.

Como enfermeras de Atención Primaria vemos relevante realizar un buen seguimiento a estos pacientes en su domicilio, con el objetivo de favorecer su recuperación precozmente y reducir las posibles complicaciones.

 

OBJETIVOS

GENERAL:

Evaluar los resultados de la aplicación de cuidados de enfermería de Atención Primaria en la autonomía de pacientes con fractura de cadera tras el alta hospitalaria, realizados en el entorno de su recuperación.

ESPECÍFICOS:

  • Valorar los beneficios de comunicar al Equipo de Atención Primaria (EAP) el alta de los pacientes atendidos en el hospital por la Unidad de Valoración Sociosanitaria (UVSS) para realizar una visita en sus domicilios.
  • Cumplimentar un protocolo de valoración personal para cada paciente.
  • Establecer los principales Diagnósticos de Enfermería que presentan los pacientes con fractura de cadera en su domicilio.
  • Desarrollar planes de cuidados de enfermería adaptados a las características y necesidades que presentan este tipo de pacientes, incidiendo en las actividades dirigidas a los síndromes geriátricos de inmovilidad, deterioro cognitivo y caídas.
  • Adaptar las actividades a cada paciente según su situación para obtener el mejor resultado en autonomía y entorno cuidador.
  • Actuar en función de las limitaciones de cada paciente y su cuidador principal para mejorar la situación global de salud.
  • Valorar el nivel de comprensión de la información que reciben los pacientes al alta y aclarar las dudas que puedan surgir al llegar al domicilio.
  • Reevaluar al paciente tras un periodo determinado con el fin de valorar si la atención prestada anteriormente ha mejorado su situación.
  • Supervisar la correcta realización de ejercicios recomendados en la primera visita.
  • Medir la satisfacción percibida por los pacientes y su entorno al visitarlos en sus domicilios tras el alta hospitalaria.

 

METODOLOGÍA

  • Ámbito de estudio: Atención Primaria del Sector II de Zaragoza. Atención Domiciliaria.
  • Criterios de inclusión:

Los pacientes serán incluidos en el proyecto si:

  • Han estado ingresados en el hospital Miguel Servet por fractura de cadera y han sido atendidos por la Unidad de Valoración Sociosanitaria (UVSS).
  • Pertenecen a los Centros de Salud de Almozara, Torreramona y San Pablo del Sector II.
  • Se les prescribe descarga o pueden cargar parcialmente.
  • Tienen más de 75 años.
  • Existe cierto grado de colaboración personal y ayuda física en su domicilio.
  • Criterios de exclusión:

Los pacientes serán excluidos del proyecto si:

  • Al alta hospitalaria no regresan a su domicilio.
  • Tienen un gran deterioro cognitivo.
  • Su situación previa es de gran dependencia (Índice de Barthel <40).
  • Diseño del estudio: analítico, longitudinal.
  • Actividades a realizar:
  • Captación del paciente antes de 10 días tras el alta hospitalaria.
  • Aviso de primera visita a través de llamada telefónica.
  • Primera visita domiciliaria, antes de 7 días tras su captación:
    • Registro del Índice de Barthel, cuestionario Pfeiffer y escala de riesgo de caídas (J.H.Downton) (Anexo 1).
    • Aplicación del protocolo de valoración para recoger información sobre movilidad y riesgo de caídas (Anexo 1).
    • Instrucción de ejercicios para prevenir la inmovilidad (Anexo 2).
    • Repaso de citas con traumatología.
  • Segunda visita domiciliaria, pasado un mes de la primera visita:
    • Registro del Índice de Barthel y cuestionario Pfeiffer de nuevo.
    • Reevaluación con protocolo de valoración.
    • Educación para la salud en prevención de caídas (Anexo 3).
  • Instrumentos:
  • Planes de cuidados de enfermería para pacientes de riesgo relacionados con los síndromes geriátricos de inmovilidad y caídas (Anexo 4):
  • Riesgo de caídas.
  • Conocimientos deficientes.
  • Riesgo de síndrome de desuso.
  • Deterioro de la movilidad física.
  • Déficit de autocuidados: baño/higiene.
  • Escalas de valoración: Cuestionario de Pfeiffer, Escala de riesgo de caídas de J.H.Downton e Índice de Barthel.
  • Base de datos realizada con una hoja de cálculo Excel.
  • Variables: edad, sexo, zona básica de salud, puntuación Barthel (previa, UVSS, domicilio pre-post), puntuación Pfeiffer (hospitalario-domicilio), puntuación Downton, pluripatología, polimedicación, cuidador principal, presencia de síndromes geriátricos (deterioro cognitivo, inmovilidad y caídas), grado de satisfacción, verificación de citas, número de comidas, caídas previas, uso de dispositivos de ayuda (pre-post) y salida a exteriores (primera-segunda visita).

 

PRUEBA PILOTO-CONCLUSIONES

Se captaron cuatro pacientes de los centros de salud indicados para descubrir posibles problemas imprevistos en el método de investigación y se les aplicó el protocolo completo descrito.

En una hoja de cálculo de Excel se registraron los datos obtenidos de las variables anteriormente citadas.

Los resultados obtenidos en los individuos fueron los siguientes:

Las conclusiones obtenidas tras la prueba piloto nos indican que la intervención puede influir en una ligera mejora en la recuperación de estos pacientes, ya que ven reforzadas las informaciones recibidas en su domicilio para mantener la realización correcta de los ejercicios prescritos. A su vez la enfermera en el domicilio corrige “in situ” los posibles factores de riesgo que aumentan las caídas. Se observa también que en los cuatro sujetos el Índice de Barthel mejora entre las dos visitas realizadas.

Por otra parte, el grado de satisfacción de la familia es elevado en todos los casos y expresan sentirse más empoderados para cuidar a sus familiares.

Por todo esto las enfermeras de Atención Primaria deberían apoyar de forma más cercana a todos los pacientes que presentan una fractura de cadera en el domicilio, insistiendo en la prevención de los síndromes geriátricos de inmovilización y riesgo de caídas.

Los principales diagnósticos de enfermería detectados en los pacientes con fractura de cadera han sido:

  • Riesgo de caídas R/C deterioro de la movilidad física y estados postoperatorios.
  • Conocimientos deficientes R/C falta de exposición y mala interpretación de la información M/P verbalización del problema y seguimiento inexacto de las instrucciones.
  • Déficit de autocuidados: baño/higiene R/C deterioro neuromuscular o musculoesquelético M/P incapacidad para lavar total o parcialmente el cuerpo.
  • Riesgo de síndrome de desuso R/C inmovilización prescrita.
  • Deterioro de la movilidad física R/C sedentarismo, desuso o mala forma física M/P inestabilidad para las actividades de la vida diaria.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Fernández-García M., Martínez J., Olmos J.M., González-Macías J., Hernández J.L. Revisión de la incidencia de la fractura de cadera en España. Osteoporos Metab Miner. 2015; 7(4).
  2. Llamas M., Joaniquet S. La incidencia de la fractura de cadera se sitúa en siete casos por cada 1.000 habitantes mayores de 65 años en España. Sociedad Española de Medicina Interna. 25 de noviembre de 2020: 2.
  3. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Boletín Informativo: prevención de las caídas en las personas de edad avanzada. España [acceso 19 de noviembre de 2013]. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/docs/caidas.pdf
  4. Prevención de caídas en la persona mayor. [acceso 29 de noviembre de 2013]. Disponible en: http://www.slideshare.net/CPRDEAVILESASTURIAS1/prevencion-de-cadas-en-personas-de-edad-avanzada
  5. OMS. Caídas. Centro de prensa: Nota descriptiva Nº 344. Octubre de 2012 [acceso 16 de diciembre de 2013]. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs344/es/

 

ANEXOS EN PDF