Type to search

Artículo monográfico: tratamiento de la esclerosis múltiple.

16 diciembre 2021

AUTORES

  1. Laura Cetina Pérez. Graduada en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.
  2. Antonio Manuel Sousa León. Diplomado Universitario en Enfermería. Docente en la Universidad San Jorge.
  3. Laura Sanz González. Graduada en Enfermería. Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  4. Alberto Maldonado Lario. Graduado en Fisioterapia. Hospital Universitario Miguel Servet.
  5. Rocío Maldonado Lario. Graduada en Enfermería. Hospital Ernest Lluch, Calatayud.

 

RESUMEN

La esclerosis múltiple es un trastorno inmune, en el que se produce la desmielinización de la sustancia blanca del sistema nervioso central. Los síntomas son muy numerosos y pueden afectar una gran parte del cuerpo. Existen tres tipos: la recurrente-remitente, secundaria progresiva y primaria progresiva. Para el diagnóstico se pueden realizar varias pruebas, la anamnesis, la visualización de la historia y exploraciones complementarias. No existe cura, por lo que el tratamiento irá encaminado a paliar los síntomas y a enlentecer la progresión de la enfermedad.

 

PALABRAS CLAVE

Esclerosis múltiple, tratamiento, tipos.

 

ABSTRACT

Multiple sclerosis is an immune disorder, in which demyelination of the white matter of the central nervous system occurs. The symptoms are very numerous and can affect a large part of the body. There are three types: relapsing-remitting, secondary progressive and primary progressive. Various tests, anamnesis, visualization of the history and complementary examinations can be carried out for the diagnosis. There is no cure, so treatment will be aimed at alleviating the symptoms and slowing down the progression of the disease.

 

KEY WORDS

Multiple Sclerosis, treatment, types.

 

DESARROLLO DEL TEMA

DEFINICIÓN:

La Esclerosis Múltiple (o mielopatía desmielinizante) es un trastorno autoinmune, crónico, progresivo, recidivante e inflamatorio. Se produce desmielinización (destrucción de las vainas de mielina) en la sustancia blanca del Sistema Nervioso Central1-5.

Afecta principalmente a adultos jóvenes y más a mujeres que a hombres. Es raro que aparezca antes de la pubertad y después de los 60 años1-5.

Las manifestaciones clínicas pueden aparecer por muchas partes del cuerpo, como trastornos a nivel muscular (pérdida del equilibrio, espasmos musculares…), vesical e intestinal (estreñimiento, incontinencia fecal e intestinal…), ocular (visión doble, movimientos oculares incontrolables…), cerebral y neurológico (pérdida de memoria, depresión…), sexual (problemas mas erección…) y del habla y la deglución. También se puede producir entumecimientos, dolor u hormigueo facial, muscular o de brazos y piernas y fatiga1-5.

 

Estos síntomas pueden variar de una persona a otra, pudiendo aparecer en forma de brotes o progresivamente, por lo que podemos encontrar diferentes tipos1,2,5,6:

  • Esclerosis múltiple recurrente-Remitente (EMRR)1,2,5,6:

Es la variante clínica más común y los síntomas aparecen como brotes de distintas duraciones con remisión completa o casi completa. Pueden aparecer secuelas neurológicas.

  • Esclerosis Múltiple secundaria progresiva (EMSP)2,5,6:

Se produce un deterioro progresivo de la función neurológica con el paso de los años. Puede darse o no, hay pacientes que no llegan a esta fase nunca. Las recurrencias son más infrecuentes. Se pueden dar brotes.

  • Esclerosis múltiple primaria progresiva (EMPP)2,5,6:

Se dan en personas de edad más avanzada, los síntomas aparecen progresivamente y afecta sobre todo a la marcha. No se dan brotes agudos.

El diagnóstico es complicado, para ello se realizan diferentes pruebas, que son, analítica de sangre, analítica del líquido cefalorraquídeo, resonancia magnética o TAC (tomografía axial computarizada) del cerebro y estudio de la función neurológica (potenciales evocados). También es importante ver la historia de la persona, su anamnesis y una exploración complementaria en la que poder ver los reflejos nerviosos anormales, sensibilidad anormal, respuestas anormales de la pupila…1-4,6,7

 

TRATAMIENTO:

No tiene cura, por lo tanto, el tratamiento irá encaminado a retrasar y frenar el progreso de la enfermedad, paliar los síntomas y mantener una normal calidad de vida1,4.

Tratamiento del brote agudo1,4,7:

  • Metilprednisona: En brote discapacitante, durante 3-5 días (según la severidad del brote) para disminuir la duración de este. Se puede dar tanto por vía intravenosa (IV) como oral.
  • Hormona antidiurética (ADH): Para brote discapacitante, cuando no es posible la vía IV. No se recomienda la dexametasona en brote discapacitante.
  • Tratamiento rehabilitador multidisciplinar: En brote discapacitante grave, cuando hay síntomas tras el tratamiento con fármacos.
  • Recambio plasmático (plasmaféresis): Para brote discapacitante grave, cuando no es efectivo el tratamiento con corticoides intravenosos.
  • Inmunoglobulina G IV: No dar sola o junto a metilprednisona cuando hay un brote discapacitante.

 

Tratamiento sintomático y rehabilitador4,7:

Se recomienda iniciar el tratamiento cuanto antes, no se debe interrumpir el tratamiento (salvo situaciones que lo requieran) y será individualizado.

  • Fatiga: Amantadina, modafinilo, premolina, metilfenidato y estrategias rehabilitadoras de conservación de la energía.
  • Espasticidad: Baclofeno, tizanidina y diazepam, gabapentina, nabiximols, toxina botulínica A y fisioterapia.
  • Alteración en la capacidad de la marcha: Dalfampridina.
  • Dolor neuropático: Gabapentina, carbamacepina, amitriptilina, pregabalina.
  • Déficit cognitivo: Donepezilo, interferón beta, acetato de glatirámero, rivastigmina, memantina y rehabilitación cognitiva.
  • Disfunción vesical: Oxibutinina, tolterodina, desmopresina, tratamiento rehabilitador del suelo pélvico y cateterismo vesical intermitente.
  • Calidad de vida relacionada con la salud alterada: Tratamiento rehabilitador multidisciplinar (para mejorar la calidad de vida de la persona).

 

Tratamientos modificadores de la enfermedad1,4,7:

  • Interferón beta: En EMRR y EMSP para disminuir los brotes y enlentecer la discapacidad. No se recomienda para EMPP.
  • Acetato de glatirámero: En EMRR para disminuir los brotes y enlentecer la discapacidad. No se recomienda para EMPP.
  • Natalizumab: En EMRR que no responde a los dos tratamientos anteriores. Se usará en EMRR agresiva para disminuir los brotes y enlentecer la discapacidad, debiendo cumplir las indicaciones vigentes de las autoridades sanitarias. Requerirá controles para ver si se desarrolla leucoencefalopatía multifocal progresiva.
  • Fingolimod: En EMRR que no responde a los tratamientos anteriores. Se usará en EMRR agresiva para disminuir los brotes y enlentecer la discapacidad, debiendo cumplir las indicaciones vigentes de las autoridades sanitarias. Seguir las pautas de vigilancia de la Agencia Europea del Medicamento por la afectación del ritmo cardíaco que se puede producir.
  • Mitoxantrona: En EMRR agresiva y EMSP cuando los brotes no responden al tratamiento y hay inflamación activa. Control ecográfico y hematológico durante y tras el tratamiento.
  • Metotrexato: No se recomienda como antiinflamatorio ni para enlentecer la discapacidad.
  • Azatioprina: En EMRR y en alguna sintomatología.
  • Ciclofosfamida: No se recomienda en EM progresiva. Se usa en formas agresivas que no responden al tratamiento.
  • Trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas: En EMRR y EMSP, que, tras realizarse una resonancia magnética, presenta brotes, aumento de la discapacidad e inflamación.

 

CONCLUSIONES

La EM es una enfermedad con una gran variedad de síntomas, y como no tiene un tratamiento curativo, éste irá encaminado a paliar estos síntomas. Además, es importante aprender a afrontar esta enfermedad y poner todos los medios para intentar que la enfermedad progrese lo más despacio posible.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cholvi M. ¿Sabes qué es la esclerosis múltiple? Despejamos todas las dudas sobre esta enfermedad sin cura [Internet]. Elsevier; 2017 [acceso 10 noviembre 2021] Disponible en: https://www.elsevier.com/es-es/connect/actualidad-sanitaria/sabes-que-es-la-esclerosis-multiple-despejamos-todas-las-dudas-sobre-esta-enfermedad-sin-cura
  2. Samaniego D. Enfermedad incurable, silenciosa y poco conocida [Internet]. Elsevier; 2018 [acceso 10 noviembre 2021] Disponible en: https://www.elsevier.com/es-es/connect/medicina/enfermedad-incurable,-silenciosa-y-poco-conocida
  3. Arévalo MJ, Soler AA, Batlle J, Bonaventura I, Bori I, Brieva L, et al. Guía de práctica clínica sobre la atención a las personas con esclerosis múltiple. Barcelona: Agència d’Informació, Avaluació i Qualitat en Salut; 2013. Depósito legal: B.4794-2013. [acceso 10 noviembre 2021] Disponible en: https://portal.guiasalud.es/wp-content/uploads/2018/12/GPC_518_Esclerosis_mulitple_rapida.pdf
  4. MedlinePlus [sede Web]. Rockville Pike: ADAM [actualizado 2 noviembre 2021; acceso 10 noviembre 2021]. Esclerosis múltiple. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000737.htm
  5. Domingo M, Blanes F, Izquierdo N y las enfermeras del Servicio de Neurología del Hospital General Universitario de Alicante. Plan de cuidados al paciente con Esclerosis Múltiple (GRD 013). Alicante; 2010. Código plan: 05/40NER. [acceso 10 noviembre 2021]. Disponible en: http://cuidados20.san.gva.es/documents/16605/18125/Planesclerosis2_2010.pdf
  6. Fundación esclerosis múltiple (FEM) [sede web]. Barcelona: FEM [actualizado 9 noviembre 2021; acceso 10 noviembre 2021]. Tipos de esclerosis múltiple. Disponible en: https://www.observatorioesclerosismultiple.com/es/la-esclerosis-multiple/como-evoluciona-la-em/tipos-de-esclerosis-multiple/
  7. Aguilar PA, Castillo RA, Ceballos M, Colorado HJ, Espinosa JP, Flores FG, et al. Consensus for the diagnosis and treatment of multiple sclerosis in ISSSTE patients. Medicina interna de México [Internet] 2019 septiembre/octubre [acceso 10 noviembre 2021]; 35 (5). Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0186-48662019000500732&lang=es