Type to search

Artículo monográfico. La esclerosis múltiple.

13 noviembre 2021

AUTORES 

  1. Cristina Barcelona Blasco. Grado Universitario en Enfermería. Consultas Externas Hospital Universitario Miguel Servet.
  2. Laura Rebeca García García. Diplomatura Universitaria en Enfermería. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza. Consultas Externas Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.
  3. Yasmina Millán Duarte. Grado Universitario en Enfermería. Unidad de Cuidados Intensivos Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.
  4. Ana Cristina García Sacramento. Grado Universitario en Enfermería. Urgencias Hospital Royo Villanova.
  5. Paula Garcés Fuertes. Grado Universitario en Enfermería. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza. Atención Primaria Sector Zaragoza II.
  6. María García Velarte. Diplomatura Universitaria en Enfermería. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza. Atención Primaria Sector Zaragoza II.

 

RESUMEN

Trabajo monográfico sobre la esclerosis múltiple, tratando de resumir todo lo que se conoce sobre el tema.

 

PALABRAS CLAVE

Esclerosis múltiple, enfermedad autoinmune, enfermedad desmielinizante.

 

ABSTRACT

Monographic work on multiple sclerosis, trying to summarize everything that is known on the subject.

 

KEY WORDS

Multiple sclerosis, autoimmune disease, demyelinating diseases.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica inflamatoria que se produce en el sistema nervioso central. El sistema nervioso central está formado por el encéfalo y la médula espinal.

Mediante las neuronas el sistema nervioso central nos conecta con el exterior y con nosotros mismos.

Es capaz de captar las señales tanto internas como externas, procesarlas y emitir una respuesta.

La neurona está recubierta de una sustancia que facilita la trasmisión del impulso nervioso. Esa sustancia se denomina mielina, en la esclerosis múltiple esa mielina es atacada y deteriorada dando lugar a las conocidas placas de desmielinización que pueden aparecer en cualquier parte del SNC.

Esas placas son las que producen la sintomatología, en dependencia de donde estén situadas¹.

Aproximadamente 2.500.000 personas tienen EM en el mundo, 770.000 de ellas en Europa.

En abril de 2019, el Comité Médico Asesor de EME estimó que 55.000 personas en España tienen Esclerosis Múltiple (prevalencia de 120 casos por 100.000 habitantes), que la incidencia ronda los 4 casos por 100.000 habitantes en nuestro país, y que tres de cada cuatro personas con EM son mujeres. La prevalencia examina casos inexistentes, mientras que la incidencia examina casos nuevos².

Es la segunda causa de discapacidad entre los jóvenes después de los accidentes de coche, según la Sociedad Española de Neurología. y la primera causa de discapacidad no traumática en España”), según la Sociedad Española de Neurología².

 

TIPOS DE ESCLEROSIS MULTIPLE³:

Existen cuatro tipos de esclerosis múltiple:

  • Síndrome clínicamente aislado (SCA). Se trata de un primer y único episodio, en el cual los síntomas no sobrepasan las 24 horas de duración.
  • Esclerosis múltiple remitente recurrente (EMRR). Afecta a la mayoría de pacientes, de hecho, es la forma de inicio más frecuente.

Esta forma de presentación cursa con brotes imprevisibles, con síntomas nuevos o ya conocidos por el paciente.

Los síntomas duran desde unos días hasta semanas y después desaparecen.

También existe una forma subclínica en la cual se están produciendo lesiones inflamatorias sin que el paciente se dé cuenta.

  • Esclerosis múltiple primaria progresiva (EMPP). Se caracteriza por tener una progresión de la discapacidad desde el inicio de la enfermedad y se mantiene de forma continua.
  • Esclerosis múltiple progresiva secundaria (EMPS). Surge cuando entre los brotes el grado de discapacidad persiste o empeora. Muchos de los pacientes que comienzan con el remitente recurrente terminan desarrollando esta forma.

 

SINTOMATOLOGÍA:

En cada paciente la sintomatología es diferente y varía mucho en función de las áreas que estén lesionadas.

Que no aparezcan síntomas no quiere decir que la enfermedad no esté progresando.

Muchas veces las manifestaciones ocurren en brotes. Se considera empeoramiento a un síntoma ya conocido que aumenta por un periodo más largo que 24h. Y se considera un síntoma nuevo aquel separado 30 días de un síntoma ya conocido.

Habría que hacer una diferenciación con los pseudobrotes, ya que este se trata de un empeoramiento de un síntoma que ya existía debido a la explosión a altas temperaturas, fiebre, infecciones. Por ello habría que descartar otras patologías orgánicas antes de confirmar el brote4,5.

Los síntomas más comunes de la esclerosis múltiple son:

Debilidad muscular. Por falta de uso de los músculos.

Entumecimiento y hormigueo. Una sensación de pinchazos es uno de los primeros síntomas de la esclerosis múltiple que puede afectar la cara, el cuerpo, o los brazos y las piernas.

Signo de Lhermitte. Descrita como sensación de descarga al mover el cuello.

Problemas de vejiga. Problemas de incontinencia de urgencia. Se concibe como una señal temprana de esclerosis múltiple.

Problemas intestinales. Pueden provocar una impactación fecal con salida de heces liquidad debido a la impactación.

Fatiga. La cual complica la realización de actividades de la vida diaria.

Mareos y vértigo. De forma extrema, con necesidad de agarrarse a un sitio fijo para no perder el equilibrio.

Disfunción sexual. Tanto los hombres como las mujeres pueden perder interés en el sexo.

Espasticidad y espasmos musculares. Es otra de las señales tempranas de esclerosis múltiple. Se en especial en extremidades inferiores.

Temblores. Involuntarios de cualquier parte del cuerpo.

Problemas de la vista. Visión doble o borrosa, pérdida total o parcial de la vista o distorsión del color rojo-verde. Molestias con luces brillantes durante la noche. Puede aceptar a uno o ambos ojos y es debido a la inflamación del nervio óptico.

Cambios en la marcha y la movilidad. A causa de los síntomas anteriores.

Cambios emocionales y depresión.

Problemas de aprendizaje y memoria. Dificultad en la concentración. La mayoría presentan problemas de memoria.

Dolor. El dolor es un síntoma común de la esclerosis múltiple. El dolor neuropático se debe directamente a la esclerosis múltiple. Otros tipos de dolor ocurren debido a la debilidad o rigidez de los músculos.

 

DIAGNÓSTICO:

A pesar de todos los avances de los que disponemos actualmente el diagnóstico de la EM, no se hace mediante una prueba específica, sino que es el resultado de una combinación de pruebas y exámenes físicos.

El estudio del LCR es útil para el diagnóstico y el pronóstico de la EM. Aunque el LCR no está incluido en los criterios de McDonald de 2010 para las formas remitentes-recurrentes, es muy útil cuando la presentación clínica es atípica o las lesiones de RM son inespecíficas. También puede servir como marcador pronóstico6,7.

La resonancia magnética es la prueba por excelencia elegida por los neurólogos, y la que ha supuesto un mayor avance en el diagnóstico de esta enfermedad.

Cuando se inicia la enfermedad, debemos obtener una resonancia magnética para identificar la existencia de lesiones desmielinizantes en el sistema nervioso central y definir sus características.

Las lesiones se juzgarán por los neurólogos según los criterios de McDonald 20108.

A pesar de que la RM orbitaria tiene una elevada sensibilidad en detectar la afección del nervio óptico en la fase aguda de una neuritis óptica, esta exploración no se considera necesaria para confirmar este diagnóstico, a menos que existan hallazgos clínicos atípicos, en cuyo caso la RM tiene como objeto descartar procesos causales de origen no desmielinizante9.

 

TRATAMIENTO:

El tratamiento para esta enfermedad se compone de tres pilares fundamentales.

  • El tratamiento del brote: No está establecida la dosis óptima, pero sí que queda claro que la metilprednisolona es el mejor tratamiento en brotes, pudiendo ser oral o intravenosa, en dependencia de cómo se encuentre al paciente8.
  • Tratamiento modificador del curso de la enfermedad: En las últimas 2 décadas, la enfermedad ha dado un giro con la introducción en los tratamientos del interferón beta. Ya demostró que modifica el curso de la enfermedad.

Posteriormente se aprobaron los inmunomoduladores de varios tipos, estos fueron aprobados hace tan solo 8 años10,11.

Inmunosupresores y anticuerpos monoclonales; son otro tipo de tratamiento que se utiliza en la EM.

Las indicaciones del tratamiento modificador del curso de la enfermedad se pautan de acuerdo a la forma clínica en la que se presenta la misma.

-Tratamiento sintomático de la sintomática de la enfermedad: Es aquí realmente donde el papel de enfermería se hace más patente.

Aunque lógicamente se utilizan fármacos para paliar la sintomatología, también se puede trabajar por parte de enfermería toda la sintomatología mediante planes de cuidados12.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Observatorio de esclerosis múltiple. ¿Qué es la esclerosis múltiple? [Página principal en Internet]. Cataluña: Fundació Esclerosi Múltiple. [Última actualización a las 21:52:49 02 de noviembre de 2021; acceso 03 de noviembre2021] Disponible en: https://www.observatorioesclerosismultiple.com
  2. Esclerosis múltiple España. ¿Qué es la esclerosis múltiple? [Página principal en Internet]. Madrid: Esclerosis Múltiple España. [Última actualización 5 de agosto de 2021;acceso 03 de noviembre2021] Disponible en: https://esclerosismultiple.com/publicaciones-eme
  3. Yvette Brazier. Esclerosis múltiple: Lo que necesitas saber [monografía en Internet]. Madrid: Medical New Today:2019[acceso 03 de noviembre2021]Disponible en: www.medicalnewstoday.com
  4. Lublin, F D. MD; Reingold, Stephen C. PhD for the National Multiple Sclerosis Society (USA) Advisory Committee on Clinical Trials of New Agents in Multiple Sclerosis. Defining the clinical course of multiple sclerosis: Results of an international survey. Neurology 1996; 46: 907-911.
  5. Compston A, McDonald I, Noseworthy J et a. The symptoms and signs of multiple sclerosis. En: McAlpine ́s Multiple Sclerosis, 4Th edition. Philadelphia: Churchill Livingstone 2006.
  6. Deisenhamer F, Bartos A, Egg R et al. Routine cerebrospinal fluid (CSF) analysis. European Hand-book of Neurological Management. Second Edition, Volume 1. 2011.
  7. Adelmann M, Bamborschke S, Becker D et al. Leitlinien der Liquordiagnostik der DGLN. 2007.
  8. Polman CH, Reingold SC, Banwell B y cols. Diagnostic criteria for multiple sclerosis: 2010 revisions to the McDonald criteria. Ann Neurol 2011; 69: 292-302.
  9. Rocca MA, Hickman SJ, Bö L, Agosta F, Miller DH, Comi G, Filippi M. Imaging the optic nerve in multiple sclerosis. MultScler 2005; 11: 537-41
  10. Guía oficial para el diagnóstico y tratamiento de la esclerosis múltiple. Barcelona: Sociedad Española de Neurología. 2007.
  11. Nos C, Sastre-Garriga J, Borras C, et al. Clinical impact of intravenous methylprednisolone in attacks of multiple sclerosis. Mult Scler 2004; 10(4): 413-6.
  12. Multiple sclerosis, national clinical guideline for diagnosis and management in primary and secondary care. London (UK): National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE). 2004.