Type to search

Anorexia nerviosa. Artículo divulgativo.

Categoría: ,
24 junio 2021

AUTORES

  1. Laura Miravall Badía. Enfermera servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  2. Claudia Capmartin Llop. Enfermera servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Sergio Couto Alfonso. Enfermero servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Mayte Saumell Ocáriz. Enfermera servicio de Medicina Interna del Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Rubén Serrano Estella. Enfermero servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Gabriela Gascón Vicente. Enfermera servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La necesidad de buscar tratamientos eficaces para los pacientes con anorexia nerviosa crónica ha llevado a los profesionales que les atienden a plantearse nuevos tipos de tratamiento que tengan en cuenta las causas de su resistencia al cambio. Para estos pacientes que no responden a un manejo conservador, la estimulación cerebral profunda ha surgido como una alternativa terapéutica. Los avances en técnicas neuroquirúrgicas, diagnósticos y la clasificación de las enfermedades psiquiátricas han evolucionado significativamente y se están desarrollando tratamientos para los pacientes resistentes al tratamiento conservador.

 

PALABRAS CLAVE

Anorexia, Anorexia Nerviosa, Neurocirugía.

 

ABSTRACT

The need to seek effective treatments for patients with chronic anorexia nervosa has led the professionals who care for them to consider new types of treatment that take into account the causes of their resistance to change. For these patients who do not respond to conservative management, deep brain stimulation has emerged as a therapeutic alternative. Advances in neurosurgical techniques, diagnostics, and the classification of psychiatric diseases have evolved significantly and treatments are being developed for patients resistant to conservative treatment.

 

KEY WORDS

Anorexia, Anorexia Nervosa, Neurosurgery.

 

INTRODUCCIÓN

La anorexia nerviosa es una enfermedad grave de trastornos psiquiátricos con prevalencia creciente. Este trastorno de la conducta alimentaria ocasiona malnutrición y riesgo de mortalidad. Su tasa de mortalidad es muy elevada y un 20% de pacientes presentan una evolución lenta y sin cambios apreciables. Muchos de los estudios de seguimiento a largo plazo que se realizan a estos pacientes indican que tienen un riesgo 10 veces mayor de morir que las personas sanas de su misma edad y sexo.

Los pacientes con esta enfermedad se caracterizan por tener un bajo peso corporal por debajo del considerado normal, como respuesta a una preocupación del paciente por su peso corporal, interpretado con temor a aumentarlo o engordar y búsqueda de la delgadez.

Tienen una distorsión de su imagen corporal que altera la percepción de su peso o silueta corporal y exageran la importancia de su autoevaluación o negación del peligro que conlleva su bajo peso corporal1.

Padecen alteraciones neuroendocrinas, con posibles trastornos en el eje hipotálamo – hipófisis – gonadal, produciendo amenorrea en las mujeres y pérdida del interés y potencia sexual en los hombres.

Cuando esta enfermedad aparece antes de la pubertad, la secuencia de cambios del cuerpo que corresponden a esta etapa se retrasa.

Los pacientes muestran una negación a mantener un peso corporal igual o mayor al valor mínimo normal, por lo que su peso corporal es menor del peso esperado para la edad y la talla, con un índice de Masa Corporal (IMC) inferior a 17’5.

La pérdida de peso la provoca el propio enfermo mediante la restricción de la ingesta de alimentos, vómitos auto inducidos, purgas intestinales, ejercicio físico excesivo y consumo de fármacos anorexígenos o diuréticos.

La anorexia nerviosa puede ser de dos tipos:

Restrictiva: El paciente no recurre regularmente a atracones o purgas.

Compulsiva / purgativa: El paciente recurre regularmente a atracones o purgas2.

El restablecimiento del peso corporal de estos pacientes es un reto para los profesionales sanitarios, por la dificultad de la educación nutricional y por las complicaciones que pueden derivar de la realimentación, entre las que destaca el síndrome de realimentación. Este síndrome es un trastorno hidroelectrolítico severo, que se genera tras la suplementación alimentaria en pacientes donde aparecen múltiples alteraciones electrolíticas, deficiencias vitamínicas y efectos cardiovasculares severos.

Esto requiere la colaboración de un equipo multidisciplinar con gran experiencia clínica para lograr óptimos resultados, con una exitosa educación nutricional y evitar el síndrome de realimentación3.

La mayoría de los expertos coinciden en que para tratar con efectividad un paciente con anorexia nerviosa hay que restablecer previamente el peso2.

 

DESARROLLO

Se han propuesto varios tipos de tratamiento farmacológico y psicoterapéutico, las intervenciones psicoterapéuticas incluyen terapia cognitivo-conductual y terapia familiar. A pesar de estos tratamientos aproximadamente un 20% de los pacientes adquiere un curso crónico, con serias consecuencias para su salud e importantes repercusiones familiares y sociales en su entorno. La mortalidad en este grupo de sujetos es aproximadamente de cuatro a seis veces mayor que la del resto de población de la misma edad, tratándose de uno de los trastornos psiquiátricos más difíciles en su manejo.

Al igual que en otros trastornos psiquiátricos graves, se han propuesto tratamientos quirúrgicos para pacientes con anorexia nerviosa crónica resistente a tratamientos conservadores, con resultados esperanzadores.

Estimulación magnética transcraneal: Es un tratamiento no invasivo que estimula la corteza cerebral, con la aplicación de campos magnéticos en el cerebro a través de una corriente eléctrica de una determinada fuerza y duración, que proviene de una bobina de estimulación situada en el cuero cabelludo. Los volúmenes de los campos magnéticos dependen de la forma y tamaño de la bobina de estimulación, de la intensidad del campo magnético y de la frecuencia y la duración de los pulsos magnéticos producidos.

Estos pulsos magnéticos con una intensidad específica producen una despolarización selectiva de neuronas de la corteza cerebral, situadas entre 1,5 y 2 cm por debajo del cráneo. Estos pulsos pueden ser únicos o regulares repetitivos.

Neurocirugía: Realización de leucotomía prefrontal, procedimiento quirúrgico para interrumpir de forma selectiva los tractos de sustancia blanca que conectan las estructuras corticales frontales con los ganglios basales y el tálamo.

Ablación estereotáxica: Consiste en implantar un marco metálico en la cabeza del paciente, con unas coordenadas tridimensionales externas, que detallan de forma muy precisa su correspondencia con estructuras internas cerebrales.

Estimulación cerebral profunda: Es una técnica neuroquirúrgica utilizada para el tratamiento del dolor y trastornos de movimiento. Su uso se está expandiendo a otros trastornos neuropsiquiátricos. Se aplican estímulos eléctricos mediante electrodos intracraneales y regula la actividad de los circuitos cerebrales disfuncionales, es una técnica eficaz y segura. La introducción del electrodo en el cerebro se realiza mediante técnica estereotáxica, por lo que hay una gran precisión de contacto en la zona del cerebro donde se cree que se produce los síntomas. Este procedimiento es reversible y regulable según las necesidades del paciente, su efecto es a nivel local y en estructuras distantes por los axones de redes sinápticas.

La estimulación se genera mediante una corriente que proviene de una batería colocada en la zona pectoral, esta batería permite realizar ajustes de tipo e intensidad de corriente.

No produce lesión del tejido nervioso, si la técnica fracasa, puede retirarse quirúrgicamente sin dejar secuelas. La aparición de efectos secundarios puede ser revertida modificando la estimulación, esto permite crear terapias personalizadas para aumentar la eficacia y no producir efectos adversos4.

 

CONCLUSIONES

A pesar de los tratamientos médico y psicoterapéuticos que se utilizan en pacientes con Anorexia Nerviosa, este trastorno psiquiátrico llega a cronificarse en un 20% de los casos, teniendo una mortalidad del 6-11%. Se han buscado otros tratamientos para poder llegar a normalizar el peso de los pacientes, así como poder normalizar los síntomas psiquiátricos en los pacientes resistentes.

Estos nuevos tratamientos usando la estimulación cerebral profunda, son tratamientos seguros y eficaces en varias enfermedades neuropsiquiátricas. En literaturas especializadas podemos ver que el tratamiento neuroquirúrgico en la Anorexia Nerviosa se ha estado realizando desde los años 50 con altas eficacias según los autores, siendo las pacientes muy seleccionadas5. No hay datos muy precisos sobre estos estudios por lo que hay que interpretarlos con cierta cautela. Hay que realizar más estudios con más pacientes para confirmar la verdadera eficacia de estos tratamientos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Calvo Sagardoy R, Gallego Morales LT, García de Lorenzo y Mateos A. Modelo de capacitación para el tratamiento integral de pacientes con trastornos de la conducta alimentaria resistentes al cambio. Nutrición Hospitalaria 2012; 27 (3). http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112012000300012&lang=es
  2. Pelegrina Cortés Beatriz, Guillén Sacoto María Augusta, Palma Milla Samara, Lisbona Catalán Arturo, Martín Fuentes María, Gómez-Candela Carmen. A propósito de un caso de malnutrición muy extrema en una paciente que presenta Anorexia Nerviosa Restrictiva de larga evolución y no recibía tratamiento. Nutr. Hosp.  [Internet]. 2014  Sep [citado  2021  Mayo  22] ;  30( 3 ): 690-694. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112014001000030&lng=es.  https://dx.doi.org/10.3305/nh.2014.30.3.7806.
  3. Macias Toro JD, Saurina Sole A, Pou Potau M, Esteve Simo V, Duarte Gallego V, Fulquet Nicolas M, Moreno Guzman F, Ramirez de Arellano Serna M. Trastornos hidroelectrolíticos secundarios a síndrome de realimentación. Nefrología Madrid 2013; 33(2). http://www.revistanefrologia.com/es-publicacion-nefrologia-articulo-trastornos-hidroelectroliticos-secundarios-sindrome-realimentacion-X0211699513002774.
  4. Torres Díaz Cristina V., Martín Peña Gonzalo, Ezquiaga Elena, Navas García Marta, García de Sola Rafael. Tratamiento quirúrgico de la anorexia nerviosa resistente al tratamiento médico. Nutr. Hosp.  [Internet]. 2016  Ago [citado  2021  Mayo  22] ;  33( 4 ): 1001-1007. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112016000400034&lng=es.  https://dx.doi.org/10.20960/nh.403.
  5. Gempeler J. Terapia de remediación cognoscitiva para la anorexia nerviosa. Revista Colombiana De Psiquiatría 2010; 39(4). http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-74502010000400010&lang=es