Type to search

Adaptación domótica de una habitación para población anciana con déficit motor y cognitivo.

3 diciembre 2020

AUTORES

  1. Lorena Cartiel Marina. Grado en Fisioterapia, Hospital Royo Villanova, Zaragoza.
  2. Estela Meléndez Sánchez. Grado en Enfermería, Hospital Clínico Universitario, Lozano Blesa, Zaragoza.
  3. Javier Monserrat Cantera. Grado en Fisioterapia, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

Una vivienda domótica es aquélla que, a través de la tecnología, permite “una mayor calidad de vida, una reducción del trabajo doméstico, un aumento del bienestar y la seguridad de sus habitantes, y una racionalización de los distintos consumos.

La domótica está cada vez más presente en los hogares actuales, pero ha sido en los últimos años que se ha dado un gran impulso en este sector, gracias al abaratamiento de los componentes y el hecho que los edificios de obra nueva empiezan a estar preparados para soportar esta tecnología.

La dependencia puede ser a nivel físico o psicológico, afectando la primera a la movilidad y al desarrollo de las actividades de la vida diaria ( problemas de visión, audición, dificultad de la movilidad o pérdida de destreza), y la dependencia psíquica , la cual influye sobre las relaciones sociales y las funciones cognitivas.

Con la satisfacción de las necesidades se pretende contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas, gracias a la futura aportación de soluciones tecnológicas, podrá verse satisfecha la necesidad de seguridad, movilidad y confort, cuidados de salud, ocio y entretenimiento.

 

PALABRAS CLAVE

Domótica, dependencia, ancianidad, tecnología.

 

INTRODUCCIÓN

Una vivienda domótica es aquélla que, a través de la tecnología, permite “una mayor calidad de vida, una reducción del trabajo doméstico, un aumento del bienestar y la seguridad de sus habitantes, y una racionalización de los distintos consumos. En ella existen agrupaciones automatizadas de equipos, normalmente asociadas por funciones, que tienen la capacidad de comunicarse interactivamente entre ellas. Para ello, la Domótica prevé la ejecución de ciertas funciones, dependiendo de la información captada por sistemas de medida y transmitidas a través de redes de comunicación de acuerdo con ciertos estándares 1.

 

FUNCIONES

Algunos de los elementos que se pueden controlar en una casa domótica son los siguientes: la iluminación, la climatización, puertas, ventanas, persianas y toldos, electrodomésticos o el suministro de agua, gas y electricidad.

La domótica está cada vez más presente en los hogares actuales, pero ha sido en los últimos años que se ha dado un gran impulso en este sector, gracias al abaratamiento de los componentes y el hecho que los edificios de obra nueva empiezan a estar preparados para soportar esta tecnología. Esto último ha fomentado que la domótica ya no sea un producto sólo para ricos, cualquier persona de clase media puede optar a domotizar su casa por lo menos parcialmente.

 

DATOS DEMOGRÁFICOS

Debido a la disminución de la tasa de natalidad junto con el aumento de la esperanza de vida, en España se estima un progresivo aumento de la población anciana, hasta tal punto, que el porcentaje de este grupo de edad se haya duplicado para el año 2050.

En 2002, la Organización Mundial de la Salud adoptó el término “Envejecimiento Activo” con el fin de que las personas mayores aprovechan las oportunidades de las que disponen en los diferentes ámbitos: económico, sanitario, social, físico y mental.

 

SITUACIÓN ACTUAL

Por todo esto, se pretende mejorar la calidad de vida y la productividad haciéndolos partícipes en la sociedad. Para que esto se cumpla, se deben crear políticas activas que apoyen aspectos de su vida diaria como son: la buena nutrición, el ejercicio físico, el ejercicio mental, la adaptación de la vivienda, el entorno accesible (transporte público, zonas comunes y recursos sanitarios) y las actividades de ocio, las cuales aumentan su salud y su percepción de seguridad.

El 97,1% de los hogares presentan alguna barrera arquitectónica de difícil remoción en el interior, para el desempeño de las actividades de movilidad y autocuidado de la persona dependiente.

Al analizar las formas de convivencia de las personas mayores, el dato más relevante es la gran cantidad de ellas que viven de forma autónoma en su propia casa, bien sea solas, con el cónyuge o con otras personas. Sin embargo, la edad reduce significativamente la posibilidad de vivir de este modo, al aumentar el grado de dependencia.

La dependencia puede ser a nivel físico o psicológico, afectando la primera a la movilidad y al desarrollo de las actividades de la vida diaria ( problemas de visión, audición, dificultad de la movilidad o pérdida de destreza), y la dependencia psíquica , la cual influye sobre las relaciones sociales y las funciones cognitivas.

Con la satisfacción de las necesidades se pretende contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas, gracias a la futura aportación de soluciones tecnológicas, podrá verse satisfecha la necesidad de seguridad, movilidad y confort, cuidados de salud, ocio y entretenimiento.

  1. Seguridad:
  • Antiintrusión: las personas mayores que viven solas se sienten desprotegidas, por temor a posibles intrusiones.
  • Técnica: El envejecimiento provoca una pérdida de memoria, que puede redundar en pequeños descuidos o despistes (dejar grifos abiertos, gas encendido…) La seguridad técnica trata de detectar situaciones peligrosas.
  1. Movilidad:
  • Fuera del domicilio: problemas a la hora de hacer la compra, ir al médico….
  • Dentro del domicilio: la dificultad de desplazarse, impide el desempeño de tareas domésticas
  1. Cuidados de Salud:
  • Alarmas de salud: mejoran la confianza a las personas mayores con necesidades de salud.
  • Necesidad de una labor de prevención: los dos más influyentes, la alimentación y el ejercicio físico.
  • Cuidados asistenciales: la administración de medicamentos, la realización de pruebas básicas de carácter general o específico de una actividad, para la realización de muchas de ellas es necesario desplazarse.
  1. Ocio y entretenimiento:
  • Comunicación con su entorno próximo: la soledad, es un sentimiento muy declarado por las personas mayores.
  • Actividades de ocio y entretenimiento: creación de espacios de participación social.
  • Actividades de formación: fomenta la realización personas y la participación activa en la sociedad.
  • Actividades de participación: iniciativas que estimulen a participar a estas personas mayores al entorno rural y urbano, ya que llevan a cabo estas personas, aportaciones para la sociedad poco visibles.

No solo es necesario considerar las necesidades de las personas mayores, sino también conocer cuáles son sus percepciones acerca de la tecnología e involucrarse en la toma de decisiones, ya que las tecnologías de la información, se han convertido en una herramienta esencial para promover la vida independiente y mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

Así pues, está disciplina tecnológica u hogar digital o domótica aumenta, la seguridad, mejora el confort y favorece las comunicaciones, con un importante ahorro energético, imprescindible para las personas mayores, acabando con sus miedos:

  1. Seguridad antes una intrusión como ante una incidencia técnica.
  2. Comodidad y confort, gracias al control y automatización de dispositivos.
  3. Ahorro energético: con la programación, regulación y optimización.
  4. Comunicaciones, tanto en el interior como en el exterior de la vivienda.

Por lo tanto las tecnologías del hogar digital pueden utilizarse, en el domicilio de la persona mayor, para fomentar su autonomía y minimizar dependencia, así como en residencias, para facilitar las tareas de los cuidadores.

 

VENTAJAS E INCONVENIENTES 

  • VENTAJAS:
  • Enriquecimiento y optimización de la vida privada y personal.
  • Aumento de la seguridad personal y patrimonial.
  • Seguridad constante al individuo.
  • Reducción de la dependencia.
  • Simplificación de la gestión del hogar.
  • Automatizar tareas que de otro modo la persona no puede realizar.
  • Reducción del coste de atención sanitaria e institucionalización.
  • Posible utilidad en tareas de prevención y rehabilitación.
  • Ampliación y mejora de las relaciones sociales.
  • Aumento de las posibilidades de acceso a la información.
  • INCONVENIENTES:
  •  Tecnología demasiado cara.
  • Compleja de manejar, sobre todo en personas mayores.
  • Los costes de reparación son altos.
  • Falta de confidencialidad.
  • Falta de compatibilidad entre los distintos sistemas.

Por lo que un hogar digital que pretenda cubrir las necesidades de las personas mayores, tienen que ser asequibles económicamente, fáciles de instalar, mantener y utilizar, flexibles y modulares, fácilmente adaptables al entorno del mayor, con funcionalidad bien conocida y adaptada a las necesidades, que posean interactividad para que le mayor pueda interactuar con la tecnología si lo desea, fiables, interoperables, personalizadas a las características de las personas mayores y mínimamente invasivas en la intimidad de la persona.

Las TIC contribuirán a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y mayores dependientes, con sillas de rueda “inteligentes” que previenen colisiones, que suben escaleras o que se adapten a diferentes tipos de terreno, o para las personas ciegas o con déficit visual, para las cuales, además de las señales pedestres audibles, o las vibrotáctiles.

Actualmente ya existen sistemas de información de ubicación personalizada con indicación de que peligros pueden encontrarse en su camino y describir lo que se encuentra a su alrededor, o el desarrollo de aplicaciones de lectura asociados a la accesibilidad en la identificación de medicamentos, los sistemas inteligentes podrán “leer” la información de las etiquetas y ampliar la información como avances de la comunicación para personas con necesidades especiales.

También se contribuye definitivamente a una mejora que se extiende a toda la población, como ha ocurrido con los desarrollos de sistemas que traducen voz a texto y viceversa y con los que convierten y reproducen el lenguaje de signos, los desarrollos de entrenamiento cognitivo que “guían” al mayor en su día a día o que estimulan su memoria a largo y/o corto plazo (demencias), que tanto pueden afectar a sus capacidades de comunicación.

Objetivo: Determinar las posibilidades de las tecnologías domóticas en el hogar, en este caso una habitación, para satisfacer las necesidades de las personas mayores.

Se busca la convergencia entre las necesidades de las personas mayores y las soluciones tecnológicas existentes, de modo que la satisfacción de estas necesidades mejore su calidad de vida, fomentando la autonomía, que inevitablemente se va reduciendo con los años. Para permanecer en su lugar de residencia.

El dormitorio es el lugar de mayor confort de la vivienda, por lo que debe satisfacer todas las necesidades propias del usuario, de descanso y espacio, (véase Anexo I).

La habitación será espaciosa, para que las personas de edad avanzada tengan la suficiente holgura para moverse y realizar giros, en el caso que vayan en silla de ruedas. (4,7 x 3,4 m)

No habrá demasiados objetos de adorno en el suelo, ni alfombras, para impedir el tropiezo de estas personas. El suelo estará revestido por cerámica, con tratamiento antideslizante, para evitar tropiezos y resbalones, combinada con dos texturas, para cuando haya cambios de dirección u objetos fijos.

El espacio entre cama y pared u otro objeto, será como mínimo de 80cm, así como entre armario y ese mismo espacio 2. Las puertas serán anchas (0,80 m de ancho), para poder entrar en silla de ruedas si es preciso, con un balancín de fácil accionamiento, que permita abrir la puerta hacia el interior, así como accionamiento automático. Entre la puerta y la entrada de la habitación habrá un espacio de 1,20 m, así como entre la cama de la parte de los pies y ese mismo espacio libre.

La habitación tendrá agarraderos, por diferentes lugares.

La calefacción, deberá estar reducida en el espacio, ocupando lo menos posible, como sistema pla-card (1,40 m. de altura), para que persona en silla de ruedas acceda perfectamente, a alcanzarlo. Esta misma se encenderá al abrir las puertas correderas.

Las mesillas estarán fijas empotradas junto a la pared, para que no haya movimiento.

La cama presentará un mando para ponerla a la medida oportuna, según requiera la persona según sus necesidades, estar incorporada o no, levantarla o bajarla.

Sobre la pared de la cabecera, habrá una superficie de madera, color caoba, que permite conectar por detrás de la misma todos los dispositivos domóticos oportunos y necesarios.

Las ventanas, estarán a 0,60 m del piso, para evitar accionar por colisión y permitir visuales hacia el exterior en caso de tener que llevar silla de ruedas. Estas primeras contarán con un dispositivo domótico, que accederá a la apertura o cierre de las cortinas exteriores e interiores. La apertura de las hojas de la ventana será hacia el exterior, para evitar ocupar espacio en el interior. Las cortinas contarán con un sistema automático de back out 3.

En caso de que el usuario contenga una disminución acústica o hipoacusia, le alertará sobre las distintas funciones de la vivienda, con un interfaz. Este color contará con un color específico para cada función, verde, rojo y blanco.

En el caso de disminución visual, obtendremos un espacio con iluminación puntual, difusa y decorativa. Las diferentes intensidades de luces se controlarán por medio de un dispositivo domótico, donde habrá diferentes escenas de luz dependiendo de la hora del día.

La iluminación general, consta por tubos fluorescentes, colocados en nichos en placas blancas, falsas de techo.

Las paredes están empapeladas con diferentes texturas, para poder distinguir con el tacto, en qué espacio se encuentran, con un color anaranjado que da calidez al entorno, y látex.

Los zócalos y las guardas serán líneas guía, distribuidos por toda la habitación.

Habrá un baño en esta misma habitación, ya que las personas mayores, se levantan durante la noche a orinar. También sería conveniente que tuvieran un orinal, al lado de la cama, ya que por la noche se desorientan y se pueden caer 4.

Está habitación tendrá los puntos de luz, interruptores, enchufes, toma de televisión (será de plasma), teléfono al alcance de la persona.

Llevarán una pulsera, que por telemática detectará cualquier caída, desmayo, cambios en el ritmo cardíaco de la persona.

Así habrá detectores de humo, alarmas… ante cualquier incidencia.5.

 

CONCLUSIONES

En esta nueva era donde las TIC e internet evolucionan rápidamente es de vital importancia que estos recursos estén al alcance de todos los usuarios, y que no existan barreras que dificultan trabajar con ellos.

La accesibilidad, la usabilidad y la sencillez son propiedades que deben estar presentes en las tecnologías para que puedan ser utilizadas con éxito por todos los ciudadanos.

Asimismo es necesario asegurarse de que las innovaciones tecnológicas en comunicación vayan acompañadas de medidas que fomenten la apropiación y utilización de éstas por parte de los adultos mayores 6.

Todos los ciudadanos: niños, jóvenes, adultos y mayores tienen necesidad de formación en esta área con el fin de participar de manera activa en la sociedad de la información.

En unos años seremos “mayores” los que ya hemos tenido contacto y estamos familiarizados con la tecnología, de modo que la edad ya no será una variable que influya en el uso de las mismas en la vida cotidiana.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. informesdelaconstruccion.revistas.csic.es. (n.d.). Retrieved from http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es/index.php/informesdelaconstruccion/article/view/827/912
  2. Hernández. D; control casa domótica para personas dependientes. Facultad de informática de Barcelona; diponible en: http://upcommons.upc.edu/bitstream/handle/2099.1/11486/66259.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  3. Santos. M, Carmen. A. Envejecer activamente para vivir más y mejor. Ucrea. 2016. Disponible en: https://repositorio.unican.es/xmlui/handle/10902/8942
  4. De Rosende. I. Productores y tecnología para las actividades de la movilidad y autocuidado de las personas dependientes: análisis de barreras y facilitadores. Universidad de A Coruña. 2014; disponible en: http://ruc.udc.es/dspace/bitstream/handle/2183/12449/DeRosendeCeleiro_Ivan_TD_2014.pdf?sequence=4&isAllowed=y
  5. Portillo. J, Nieto. A, Barballa. A; et al. El hogar digital como solución a las necesidades de las personas mayores. Ceditec. Disponible en: http://envejecimiento.csic.es/documentos/documentos/asimelec-hogar-01.pdf
  6. http://www.ceapat.es/InterPresent1/groups/imserso/documents/binario/reto_8.p

 

ANEXO I