Type to search

Actualización del papel de la enfermería en la prevención de la transmisión del coronavirus en el cuidado de los pacientes, revisión bibliográfica.

Categoría: ,
14 octubre 2021

AUTORES

  1. Anchel Mérida Donoso. Diplomado en enfermería.
  2. Esther Bielsa Olleta. Diplomada en enfermería.
  3. María Tomás Gracia. Graduada en enfermería.
  4. Lorena Martínez Gracia. Graduada en enfermería.
  5. Héctor Navarro Aznar. Graduado en enfermería.
  6. Marina Alda Ciriano. Graduada en enfermería.

 

RESUMEN

Ante el incremento constante de producción científica y con el fin de implementar las estrategias para disminuir la transmisión del coronavirus en el ejercicio de los cuidados de enfermería se realizó una revisión bibliográfica de los últimos 5 años. Los descriptores utilizados fueron: “Prevención”, “coronavirus”, “cuidados de enfermería”, “COVID-19”, “SARS-CoV2”, “SARS-CoV1” que se aplicaron en las bases de datos Google Académico, Pubmed, Cinahl, Cuidatge, Cuiden Plus ,Scielo, y páginas Web oficiales (OMS, OPS, CDC). De 159 artículos únicos recuperados, 17 cumplieron los criterios de inclusión. Entre las recomendaciones según la evidencia disponible se encuentran el correcto uso de las mascarillas FPP2 y FPP3, la ventilación de aire en las habitaciones, el refuerzo de personal en unidades de cuidados intensivos, el seguimiento de contactos de casos positivos, una adecuada formación de los profesionales y la disminución del stress y el miedo entre el equipo sanitario. Las enfermeras actúan como vectores fundamentales de propagación de la enfermedad y aunque se puede inferir que la evidencia disponible sobre la prevención en el uso de los cuidados para evitar el contagio por SARS-CoV-2 es escasa, los trabajos publicados son de considerable utilidad para ayudar a evitar esa trasmisión en el empeño del trabajo de enfermería y permitir el control de la pandemia de COVID-19.

 

PALABRAS CLAVE

Cuidados de enfermería, prevención, coronavirus, COVID-19, SARS-CoV2, SARS-CoV1.

 

ABSTRACT

Given the constant increase in scientific production and in order to implement strategies to reduce the transmission of the coronavirus in the exercise of nursing care, a bibliographic review of the last 5 years was carried out. The descriptors used were: “Prevention”, “coronavirus”, “nursing care”, “COVID-19”, “SARS-CoV2”, “SARS-CoV1” that were applied in the Google Academic databases, Pudmed, Cinahl , Cuidatge, Cuidenplus, Scielo, and official websites. Of 159 unique articles retrieved, 17 met the inclusion criteria. Among the recommendations, according to the available evidence, are the correct use of the FPP2 and FPP3 masks; air ventilation in rooms; the reinforcement of personnel in intensive care units; follow-up of contacts of positive cases; adequate training of professionals and reduction of stress and fear among the healthcare team. Nurses act as fundamental vectors for the spread of the disease and although it can be inferred that the available evidence on prevention in the use of care to avoid contagion by SARS-CoV-2 is scarce, the published works are of considerable use for help prevent this transmission in the nursing work endeavor and allow the control of the COVID-19 pandemic.

 

KEY WORDS

Nursing care, prevention, coronavirus, COVID-19, SARS-CoV2, SARS-CoV1.

 

INTRODUCCIÓN

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que define al COVID-19 como una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-COV-2, declaró que este agente, origen de diversas afecciones que abarcan síntomas leves como los de un resfriado común hasta complicaciones graves como el SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), daba lugar, a principios de 2020, a una pandemia que afectaba a todo el globo1. Esta situación apremiaba acciones inmediatas por parte de enfermería mediante acciones efectivas que disminuyeran el contagio y la propagación del COVID19. Los especialistas en cuidados se enfrentaron a partir de febrero de 2020 a numerosos casos en un contexto de incertidumbre ante un nuevo virus desconocido. La (OMS) conforme avanzaba la pandemia empezó a dar directrices de actuación a partir de publicaciones como “Consideraciones para aplicar y ajustar medidas de salud pública y sociales en el contexto de la COVID-19”2 donde exponía una serie de medidas para evitar la transmisión y reducir la mortalidad, entre ellas destacaba el lavado de manos y el uso de mascarilla como estrategia de protección personal, las medidas de limpieza y desinfección ambiental, el rastreo de casos y su aislamiento, y el distanciamiento social.

Según los datos oficiales del Ministerio de sanidad, Consumo y Bienestar Social de España3 han fallecido más de 80.000 personas por covid. A inicios del año 2020 se produjeron muchas de estas bajas en residencias de ancianos y hospitales tras contagiarse en el proceso de su cuidado. Aunque actualmente el proceso de vacunación y todo lo aprendido a lo largo de estos meses ha facilitado la disminución de esta forma de propagación, sigue siendo necesario el control de los contagios para evitar el colapso del sistema sanitario. Ante este panorama, el rol de la enfermería es clave para prevenir el contagio, para realizar el correcto aislamiento de los confirmados y para realizar un correcto seguimiento y control de sus contactos.

 

OBJETIVO

Presentar la evidencia científica disponible sobre cuidados para reducir el riesgo de contagio por coronavirus mediante una revisión bibliográfica.

 

METODOLOGÍA

Se llevó a cabo una revisión de las fuentes bibliográficas a través de las siguientes bases de datos: Google Académico, Cuidatge, Cuiden Plus, Pubmed, Cinahl, Scielo, y Webs oficiales (OMS, OPS, CDC).

Para delimitar las palabras clave, se utilizó el “thesaurus” de Descriptores en Ciencias de la Salud (DeCS). Como descriptores de búsqueda se utilizaron los siguientes términos: Prevención, coronavirus, cuidados de enfermería, COVID-19, SARS-CoV2, SARS-CoV1. Los términos utilizados como descriptores de búsqueda en inglés fueron : Disease prevention, coronavirus, nursing care, COVID-19, SARS-CoV2, SARS-CoV1. Los operadores booleanos utilizados fueron AND y OR.

Como criterios de inclusión, se tuvieron en cuenta los siguientes:

∙ Artículos publicados en los últimos cinco años.

∙ Artículos publicados en castellano e inglés.

∙ Estudios con evidencia científica usando los criterios del Joanna Briggs Institute (JBI)4 y los basados en revisiones bibliográficas.

Como criterios de exclusión, se tuvieron en cuenta los siguientes:

∙ Artículos a los que no se pudiera acceder al texto completo.

Se procedió a la inclusión o exclusión a fines de la revisión, de los artículos identificados según el método descrito tras la revisión de sus resúmenes.

Se detectaron 159 artículos potenciales. Tras una primera revisión, se eliminaron 39 artículos porque estaban duplicados. Posteriormente, se hizo un cribado de título e idioma según los criterios de inclusión planteados, desechando otros 37 estudios. Se excluyeron otros 36 al revisar el resumen (por no poder acceder a todo el texto, por ser guías de práctica clínica o estudios multidisciplinares y de acceso a los sistemas sanitarios). De los 47 estudios resultantes, se hizo un análisis de texto completo mediante las guías CASPE, que son un conjunto de guías para la lectura crítica de literatura médica, de este modo se rechazaron otros 30 estudios.

Finalmente, sólo 17 artículos fueron incluidos en el análisis.

 

RESULTADOS

Pese a que en los últimos meses se ha incrementado el número de artículos publicados sobre el COVID-19 y la pandemia actual, la evidencia científica existente sobre los cuidados encaminados a minimizar la transmisión por SARS-CoV-2 sigue siendo todavía escasa. De los estudios revisados anteriores a Diciembre de 2020, el 86% corresponden al ámbito hospitalario, a partir del 2021 se apreció un aumento de los estudios en relación a la prevención en los cuidados de enfermería centrados en la asistencia sanitaria en centros de salud, residencias de ancianos y domicilios.

Tras el efecto protector de las vacunas sobre el que no se trata en esta revisión, la estrategia más efectiva fue el uso correcto de mascarillas, reduciendo los contagios en el caso del uso de la FPP2 en más del 90%5,6,7. Las mascarillas quirúrgicas pueden ayudar a bloquear las gotitas más grandes de partículas, derrames, aerosoles o salpicaduras, que podrían contener el virus, para que no lleguen a la nariz o la boca, pero no filtran los patógenos del aire muy pequeños, como los responsables del COVID-19, ofrecen una buena protección de barrera para evitar la propagación de aerosoles de los pacientes infectados, en el estudio de Rajeev et al8 se observó que si durante la tos el emisor llevaba una mascarilla quirúrgica de ajuste natural (F-SMnat) se reducía la exposición en aproximadamente 1,500 veces (FPR = 1,587), pero este tipo de mascarillas ofrecen una escasa protección en los sujetos sanos, por todo esto desde los inicios de la pandemia se recomendaba usar mascarilla FPP2 y FPP3 (N95) en la asistencia hospitalaria aunque se debe dar prioridad a la formación para su uso9. Pese a todas estas evidencias en relación a la prevención mediante el uso de mascarillas la propia OMS en su publicación “Recomendaciones sobre el uso de mascarillas en el contexto de la COVID-19”10 expresa que su utilización no basta para lograr un grado suficiente de protección, de modo que es preciso adoptar otras medidas personales y comunitarias para contener la transmisión, destacando entre ellas la higiene de manos, el distanciamiento físico y el aislamiento de posibles contagios como medidas también decisivas para prevenir la transmisión de persona a persona.

 

El trabajo de Jin et al.11 se considera a las enfermeras como contactos de riesgo por su exposición a positivos en su trabajo, por ello deberían ser evaluados periódicamente. Recomienda el uso de protector facial o gafas a parte de la mascarilla cuando se asiste a pacientes sintomáticos para reducir su riesgo de contagio. Si se utilizan terapias con O2, los sistemas de succión deberán ser cerrados para evitar la propagación del virus. En el trabajo de Adhikari et al12 se destacó, como medida efectiva, la renovación del aire ambiental sobre todo en las habitaciones de los pacientes. Ruymán et al.13, en su revisión bibliográfica, enumera una serie de recomendaciones para enfermeras en UCI entre las que destacan el uso de EPI (mascarilla N95, gafas, calzas, pantalla, protector del pelo, guantes y bata desechable), el lavado adecuado de manos con jabón, evitar tocar ojos, nariz y boca, limpieza de las unidades con lejía cada 4 horas, mantener la distancia de seguridad entre pacientes, no realizar nebulizaciones y desechar, como residuos clínicos, la ropa de los pacientes y de cama. En pacientes con ventilación mecánica se recomienda el uso de respiradores sometidos a desinfección de alto nivel y de tubos desechables. Para la prevención y control de infecciones en UCI Al-Dorzi et al.14 indicaron la recomendación de mejorar los ratios paciente/enfermera y mejorar el adiestramiento en el uso del equipo de protección individual (EPI). Tanto en hospitales y UCI, como en centros de salud y geriátricos se demostró que el miedo a contagiarse y el aumento de stress emocional en el equipo de enfermería ante la nueva pandemia era un factor que podía aumentar situaciones de descontrol que facilitaban el contagio15,16,17. En los estudios de casos revisados se aprecia la necesidad de realizar revisiones de los procedimientos de control de la infección analizando el papel de las enfermeras en la propagación del virus, rastreando contactos y estableciendo cuarentenas en el caso de situaciones en las que no se cuente con protección adecuada18,19.

La formación de la enfermería para la correcta colocación del EPI y para conseguir unas medidas de aislamiento y una vigilancia eficaz se analizan en una gran cantidad de los estudios revisados12,14,20, 21,22. Lo ideal en los programas formativos sería la combinación de distintos métodos: discusión grupal, visualizar videos formativos, práctica y seguimientos tutorizados23. Es fundamental formar a estudiantes y profesores en las facultades de enfermería y esta formación tiene que ser continua y evaluada periódicamente24, en otro trabajo se considera que la capacitación y educación sanitaria de los profesionales de la enfermería en el ámbito laboral ante nuevos rebrotes, pueden estar liderados por las enfermeras de salud laboral25.

En la revisión se aprecia que un gran número de autores destacan la responsabilidad y la gran contribución de la enfermería como un trabajo fundamental para afrontar la pandemia de la COVID-1926. Sin embargo, las enfermeras han sufrido la falta o escasez de elementos de protección personal, sobre todo al inicio de la pandemia, y un acceso insuficiente a las pruebas diagnósticas27. Durante todo el proceso del cuidado a lo largo de la pandemia los sanitarios han soportado stress laboral y emocional por eso en distintos trabajos se enfatiza la importancia de que se cuente con recursos en salud mental y apoyo psicosocial a través de grupos de intervención para impedir que esta situación influya en la prevención del contagio entre los profesionales del cuidado28, 29. Por todo ello algunos autores apuntan la prioridad de invertir en personal de enfermería contemplando la seguridad laboral, el apoyo emocional y el cuidado integral30, 31.

 

CONCLUSIONES

La mayoría de los trabajos analizados se centran en la prevención y control de contagios. Los países con mayor producción científica fueron Estados Unidos, Reino Unido y China. En el estudio de Adhikari et al.12 se comprobó que las enfermeras presentaron niveles más altos que otros profesionales en la probabilidad de sufrir una infección hospitalaria asociada a la exposición del coronavirus por aerosoles debido a su alta exposición durante los cuidados. Otros autores9, 14, 32 enumeran medidas de prevención y control en la asistencia sanitaria y cuidados, recomendando el uso de mascarillas FPP2 y FPP3 (N95) así como restringiendo las visitas y facilitando el lavado de manos. En otros trabajos se identificaron zonas de mayor riesgo en hospitales y atención primaria, describiendo altos porcentajes de uniformes contaminados en el personal sanitario11,33.

A la hora de analizar los contagios entre el personal de enfermería el origen más importante de la transmisión fue el contacto con aerosoles y el momento de mayor riesgo fue durante la retirada del EPI. En el trabajo de Alfaraj et al.18 se examinaron pautas de transmisión del MERS-CoV en grupos de enfermeras de centros de salud. En el artículo de González et al.19 se describe el contagio de un sanitario durante la realización de una RCP a un paciente aislado por COVID-19. En otro estudio34, se tomaron medidas de aislamiento al personal tras el contacto con casos positivos .

Numerosos autores13,20,21, tras realizar encuestas y entrevistas entre el personal de enfermería, concluyeron que el descuido era el factor más habitual en la aparición de brotes y la falta de personal formado y la infraestructura hospitalaria los principales factores que ayudaban a la diseminación del virus. En estos estudios se vio que más de la mitad del personal declaraba no estar instruidos en el correcto lavado de manos y en el uso de mascarillas FPP2 y FPP3 y casi dos tercios del personal desconocían los protocolos, detallándose prácticas inadecuadas.

 

Otros autores22,23,24,35 se centran en la importancia de la formación de la enfermería en este contexto, con resultados de impacto positivo sobre el alivio del miedo y la ansiedad en los profesionales y el aumento de sus capacidades frente a la nueva situación. En estos trabajos se expresa la necesidad de formar a profesores universitarios y alumnos de las ciencias sanitarias para reducir contagios, incrementando los conocimientos en medidas de protección, sobre todo en el uso correcto de mascarillas y del lavado de manos.

Pese al incremento de producción científica en los últimos meses aún se considera una limitación para esta revisión el escaso número de trabajos existentes sobre cuidados de enfermería y prevención del COVID-19, además se evidencia una falta de estudios con altos niveles de evidencia científica. La magnitud de la epidemia provoca un enorme ritmo de producción de nuevas publicaciones que podrían arrojar resultados diferentes a los ya revisados en este artículo.

Como conclusión final de esta revisión bibliográfica se puede destacar que la enfermería ha desarrollado un papel importante y fundamental en la implementación de planes preventivos y de bioseguridad que han ayudado tanto en la atención individual, como comunitaria a evitar la expansión del virus. Aun con todo, se debe reforzar su actuación mediante una adecuada formación y el incremento de recursos tanto personales como materiales para evitar la situación de desconocimiento y precariedad de medios que se produjo al inicio de la pandemia.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Alocución de apertura del director general de la OMS en la rueda de prensa sobre la COVID-19 celebrada el 11 de marzo de 2020. Organización Mundial de la Salud. Marzo 2020. Disponible en: https://www.who.int/es/dg/speeches/detail/who-director-general-s-opening-remarks-at-the-media-briefing-on-covid-19—11-march-2020.
  2. Consideraciones para aplicar y ajustar medidas de salud pública y sociales en el contexto de la COVID-19: orientaciones provisionales. Organización Mundial de la Salud. 14 de Junio de 2021. Disponible en: ‎ https://apps.who.int/iris/handle/10665/343055.
  3. Enfermedad por nuevo coronavirus, COVID-19, situación actual. Ministerio de sanidad, Consumo y Bienestar Social [consultado Septiembre 2021]. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/ profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov/situacionActual.htm.
  4. Joanna Briggs Institute [Internet]. Adelaida: Faculty of Health and Medical Sciences. The University of Adelaide; 2013 [consultado Septiembre. 2021]. JBI Approach to Evidence-Based Healthcare. Disponible en: https://joannabriggs.org/jbi-approach.html#tabbed-nav=Grades-of-Recommendation.
  5. Lepelletier D, Grandbastien B, Romano S, Aho S, Chidiac C, Géhanno J. et al. Journal of Hospital Infection. What face mask for what use in the context of COVID-19 pandemic? The French guidelines. 2020:30211-5. DOI: 10.1016/j.jhin.2020.04.036.
  6. Azap, A. Erding S. Medical mask or N95 respirator: when and how to use?. Turk J Med Sci. 2020;50:1-5. DOI: 10.3906/sag-2004-199.
  7. Long Y, Hu T, Liu L, Chen R, Guo Q. Effectiveness of N95 respirators versus surgical masks against influenza: A systematic review and meta-analysis. J Evid Based Med. 2020;13(2):1–9. DOI: 10.1111/jebm.12381
  8. Rajeev B, Shaji D, Mohamed M, Gerald C. Control de la fuente respiratoria mediante el uso de una mascarilla quirúrgica: un estudio in vitro. JOEH.2021; 18:sup1, S25-S34, DOI: 10.1080/15459624.2021.1877068
  9. Matuschek C, Moll F, Fangerau H, Fischer JC, Zänker K, Griensven M et al. Face masks: benefits and risks during the COVID-19 crisis. Eur J Med Res. 2020; 25 (32).
  10. Recomendaciones sobre el uso de mascarillas en el contexto de la COVID-19: orientaciones provisionales. Organización Mundial de la Salud. 5 de junio de 2020. Disponible en: https://apps.who.int/iris/handle/10665/332657.
  11. Jin YH, Cai L, Cheng ZS, Cheng H, Deng T, Fan YP, et al., Zhongnan Hospital of Wuhan University Novel Coronavirus Management and Research Team, Evidence-Based Medicine Chapter of China International Exchange and Promotive Association for Medical and Health Care (CPAM). A rapid advice guideline for the diagnosis and treatment of 2019 novel coronavirus (2019-nCoV) infected pneumonia (standard version). Mil Med Res. 2020; 7:4.
  12. Adhikari U, Chabrelie A, Weir M, Boehnke K, McKenzie E, Ikner L, et al. A case study evaluating the risk of infection from Middle Eastern Respiratory Syndrome Coronavirus (MERS-CoV) in a hospital setting through bioaerosols. Risk Anal. 2019; 39(12):2608-2624.
  13. Ruymán P, Martínez-Alberto CE, Cuéllar-Pompa L. Cuidados enfermeros orientados a mitigar la transmisión del coronavirus en casos positivos: una revisión narrativa. Enferm Clin. 2020; Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.enfcli.2020.05.008.
  14. Al-Dorzi HM, Aldawood AS, Khan R, Baharoon S, Alchin JD, Matroud AA, et al. The critical care response to a hospital outbreak of Middle East respiratory syndrome coronavirus (MERS-CoV) infection: an observational study. Ann Intensive Care. 2016; 6:101.
  15. Lu W, Wang H, Lin Y, Li L. Psychological status of medical workforce during the COVID-19 pandemic: A crosssectional study. Psychiatry research. 2020: 112936.
  16. Ruymán P , Fernández DA , Cuéllar L. Emotional management of the health crisis by coronavirus: A narrative review. Enferm Clin. 2021 ;31:S107-S111. DOI : 10.1016/j.enfcli.2020.05.010.
  17. Bueno M, Barrientos-Trigo S. Cuidar al que cuida: el impacto emocional de la epidemia de coronavirus en las enfermeras y otros profesionales de la salud. Enferm Clin. 2021; 31 Supl 1:S35-S39. DOI: 10.1016/j.enfcli.2020.05.006.
  18. Alfaraj SH, Al-Tawfiq JA, Altuwaijri TA, Alanazi M, Alzahrani N, Memish ZA. Middle East respiratory syndrome coronavirus transmission among health care workers: Implication for infection control. Am J Infect Control. 2018; 46:165-168.
  19. González A, Escudero P, Peñasco Y, Leizaola O, Martínez de Pinillos V, García de Lorenzo A. Intensive care during the 2019-coronavirus epidemic. Medin. 2020; 44(6):351-362.
  20. Rabaan AA, Alhani HM, Bazzi AM, Al-Ahmed SH. Questionnaire-based analysis of infection prevention and control in healthcare facilities in Saudi Arabia in regard to Middle East Respiratory Syndrome. J Infect. Public Health. 2017; 10:548-563.
  21. Alsahafi AJ, Cheng AC. Knowledge, attitudes and behaviours of healthcare workers in the Kingdom of Saudi Arabia to MERS Coronavirus and other emerging infectious diseases. Int. J. Environ. Res. Public Health. 2016; 13(12):1214.
  22. De Andrés B, Solís M, Revuelta M, Sánchez H, Santano A; Nursing care for hospitalized patients in COVID-19 units. Enferm Clin. 2021; 31 Suppl 1:S49-S54. DOI: 10.1016/j.enfcli.2020.05.016.
  23. Al-Tawfiq JA, Rothwell S, Mcgregor HA, Khouri ZA. A multi-faceted approach of a nursing led education in response to MERS-CoV infection. J. Infect Public Health 2018; 11:260-264.
  24. Aldohyan M, Al-Rawashdeh N, Sakr FM. Rahman S, Alfarhan A, Salam M. The perceived effectiveness of MERS-CoV educational programs and knowledge transfer among primary healthcare workers: a cross-sectional survey. BMC Infect Dis. 2019; 19(273).
  25. Chew NWS, Lee GKH, Tan BYQ, Jing M, Goh Y, Ngiam NJH, et al. A multinational, multicentre study on the psychological outcomes and associated physical symptoms amongst healthcare workers during COVID-19 outbreak. Brain, Behavior, and Immunity. 2020; 88:559-565.
  26. McMichael TM, Clark S, Pogosjans S, Kay M, Lewis J, Baer A, et al. COVID-19 in a Long-Term Care Facility — King County, Washington. February 27–March 9, 2020. CDC; 69(12): 339-42.
  27. Sun H, Lu M, Chen S, Cheng Z, Xiong Y, Wang X. Nosocomial SARS-CoV-2 infection among nurses in Wuhan at a single centre. J Infect. 2020; 80(6): e41-e42.
  28. Louise D. What the COVID-19 pandemic tells us about the need to develop resilience in the nursing workforce. Nurs Manag. 2020; 27(3):22-7.
  29. Zhang L, Ji R, Ji Y, Liu M, Wang R, Xu C. Relación entre las respuestas al estrés agudo y la calidad de vida en los trabajadores sanitarios chinos durante el brote de COVID-19. Front. Psychol. 2021; 12:722.
  30. Bagnasco A, Zanini M, Hayter M, Catania G, Sasso L. COVID 19-A message from Italy to the global nursing community. J Adv Nurs. 2020; 76(9):2212-4.
  31. Buitrago F, Ciurana R, Fernández MC, Tizón JL. Pandemia de la COVID-19 y salud mental: reflexiones iniciales desde la atención primaria de salud española. Aten Primaria. 2020; 53(1):89-101.
  32. Howard J, Huang A, Li Z, Tufekci Z, Zdimal V, Van der Westhuizen HM. Et al. An evidence review of face masks against COVID-19. PNAS. 2021 ;118(4): e2014564118.
  33. Martín Y, González A, Muñoz B. Manejo seguro de la ropa e higiene de la piel en pacientes y profesionales sanitarios frente a la COVID-19. Enferm Clin.2021;31(1):89-93.
  34. Burdorf A, Porru F, Rugulies R. The COVID-19 (Coronavirus) pandemic: consequences for occupational health. Scand J Work Environ Health. 2020; 46(3): 229-230.
  35. Huang L., Lin G., Tang L., Yu L., Zhou Z. Special attention to nurse’s protection during the COVID-19 epidemic. Crit Care. 2020; 24:120.