Type to search

Ácido hialurónico en la condropatía rotuliana.

15 septiembre 2021

AUTORES

  1. Nuria Garín Portero. Diplomada en Fisioterapia por la Universidad de Zaragoza. Máster en Terapia Manual Ortopédica. Centro de Salud María de Huerva (Zaragoza, España).
  2. Miriam Aguerri Matute. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Centro de Salud de Borja (Zaragoza, España).
  3. Paloma Latorre Orte. Diplomada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Centro de Salud de Tarazona (Zaragoza, España). Centro de Salud de Tarazona (Zaragoza, España).
  4. Eva Monge Pelegrín. Diplomada en Fisioterapia por la Universidad de Zaragoza. Máster en Osteopatía Estructural. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).

 

RESUMEN

La condropatía de la rótula es la enfermedad o lesión del cartílago articular de la rótula que se manifiesta con dolor en la parte anterior de la rodilla. El síntoma más común es el dolor anterior de rodilla resultante del proceso inflamatorio generado por la lesión cartilaginosa. Aunque la rehabilitación con fisioterapia ayuda a reequilibrar el músculo cuádriceps, no puede minimizar los efectos localizados de la lesión en el cartílago. El ácido hialurónico es un componente principal del líquido sinovial y es uno de los principales componentes lubricantes del líquido. La inyección intraarticular de AH ácido hialurónico es una de las recomendaciones para el tratamiento de las enfermedades degenerativas de las articulaciones. La bibliografía muestra que la inyección de ácido hialurónico en el tratamiento de la condropatía rotuliana es una terapia segura, eficaz y mantenida en el tiempo.

 

PALABRAS CLAVE

Ácido hialurónico, condromalacia de la rótula, rótula, cartílago articular.

 

ABSTRACT

Chondropathy of the patella is the disease or injury of the articular cartilage of the patella that manifests with pain in the anterior part of the knee. The most common symptom is anterior knee pain resulting from the inflammatory process generated by the cartilaginous injury. Although physical therapy rehabilitation helps rebalance the quadriceps muscle, it cannot minimize the localized effects of the injury on cartilage. Hyaluronic acid is a major component of the synovial fluid and is one of the main lubricating components of the fluid. The intra-articular injection of HA hyaluronic acid is one of the recommendations for the treatment of degenerative diseases of the joints. The bibliography shows that the injection of hyaluronic acid in the treatment of patellar chondropathy is a safe, effective and sustained therapy over time.

 

KEY WORDS

Hyaluronic acid, chondromalacia patellae, patella, cartilage articular.

 

INTRODUCCIÓN

La condropatía de la rótula es la enfermedad o lesión del cartílago articular de la rótula que se manifiesta con dolor en la parte anterior de la rodilla. Es la causa más común de dolor crónico de la rodilla y resulta de la degeneración cartilaginosa1.

Suele ser el resultado de una anatomía ósea anómala entre la rótula y la tróclea femoral, o un desequilibrio de la musculatura del cuádriceps que puede aumentar la presión femororrotuliana. La repetición anormal del movimiento articular conduce a lesiones condrales u osteocondrales adyacentes2. El síntoma más común es el dolor anterior de rodilla resultante del proceso inflamatorio generado por la lesión cartilaginosa. Aunque la rehabilitación con fisioterapia ayuda a reequilibrar el músculo cuádriceps, no puede minimizar los efectos localizados de la lesión condral2.

El ácido hialurónico (AH) es un componente principal del líquido sinovial y, junto con la lubricina, es uno de los principales componentes lubricantes del líquido2,4. Las actividades biológicas de AH son muy complejas: inhibe las metaloproteinasas de matriz y la actividad fagocítica de macrófagos y leucocitos; favorece la normalización de la síntesis de hialuronano nativo y promueve la liberación de prostaglandinas y la producción de inhibidor tisular de metaloproteinasas ; actúa como eliminador de radicales libres y estimula la síntesis de proteoglicanos por los condrocitos; finalmente, se proporciona efectos protectores sobre condrocitos del cartílago de la degradación por enzimas3,4.

Se sabe que el AH inyectado en la articulación dura unas horas o incluso unos días, siendo eliminado por el hígado5,6,7. Sin embargo, sus efectos pueden durar meses. Su acción antiinflamatoria, analgésica y condroprotectora está relacionada con la modulación de la cascada de inflamación intra y extracelular5,8.

La inyección intraarticular de AH ácido hialurónico es una de las recomendaciones para el tratamiento de las enfermedades degenerativas de las articulaciones4. Varios ensayos clínicos han demostrado que la terapia con AH es segura y eficaz en el tratamiento de la osteoartritis resistente a las terapias convencionales. Este tratamiento ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos para la osteoartritis de rodilla, mientras que para otras articulaciones hay resultados muy prometedores pero no pruebas concluyentes3.

Esta revisión bibliografía muestra estudios donde los pacientes se benefician del uso intraarticular de AH en el cartílago rotuliano, mejorando el dolor y los síntomas funcionales de la rodilla1,2,4,5.

 

OBJETIVO

Este trabajo tiene como objetivo principal realizar la revisión de la literatura científica existente respecto a la administración de ácido hialurónico en el síndrome del dolor en la condropatía de rótula.

 

METODOLOGÍA

Se ha realizado una revisión bibliográfica principalmente consultando las bases de datos Pubmed, Google Académico y revisando la literatura. Las palabras clave en la lengua española son: Ácido hialurónico, condromalacia de la rótula, rótula, cartílago articular. En lengua inglesa, las palabras han sido: hyaluronic acid, chondromalacia patellae, patella, cartilage articular.

 

RESULTADOS- DISCUSIÓN

Santiago-Santos et al1, realizaron un estudio longitudinal y retrospectivo con pacientes con síndrome de dolor femororrotuliano tomando una muestra de 11 personas en cada grupo. Al grupo A se le administró hilano G-F 20 (ácido hialurónico) y al B solución salina 0.9%, en una dosis de 6 ml. En ambos se administró una sola dosis intraarticular posterior a la artroscopia. Ambos grupos se evaluaron con la escala análoga visual, Kujala y Oxford al inicio, a las 3 y 6 semanas y a los 3 y 6 meses. Ambos grupos se evaluaron con la escalas Likert que se aplicaron a las 3 y 6 semanas y a los 3 y 6 meses. Se evaluó la eficacia del ácido hialurónico G-F 20 con la escala análoga visual y con la escala de Likert de sin que se observara diferencia estadísticamente significativa entre ambos grupos. En la evaluación con la escala de Kujala y la Oxford se observó que en los pacientes a los que se aplicó el hilano G-F 20 había una mejoría clínica.

En el ensayo clínico no aleatorizado, Clarke et al9 evaluaron el efecto clínico de con inyección intraarticular de ácido hialurónico Hylan GF 20, donde el dolor de rodilla al subir escaleras mejoró a las 4 semanas y se mantuvo hasta las nuevas mediciones en la semana 26 y 52. Aun así, este estudio según GRADE (herramienta que permite evaluar la calidad de la evidencia y graduar la fuerza de las recomendaciones) es muy baja calidad y recomendación de uso débil para esta intervención.

Costa et al2, en su ensayo clínico aleatorizado con 70 pacientes divididos en 2 grupos, donde a un grupo los sometieron a fisioterapia durante 3 meses y al otro grupo lo sometieron a fisioterapia asociada a la administración intraarticular de 2 mil de ácido hialurónico durante el mismo período. Todos los miembros de la muestra presentaban dolor anterior de rodilla y lesión del cartílago rotuliano de grados II o III sin anomalías óseas significativas. Se realizó evaluación funcional y física antes de administrar tratamiento, a los 3 y 6 meses después del tratamiento. Tras analizar los datos, concluyeron que los pacientes con condropatía rotuliana de grados II o III tratados con ácido hialurónico y fisioterapia presentaron menos dolor y mejor función a los 3 y 6 meses de tratamiento en comparación con los pacientes sometidos a fisioterapia sola. Además, el número de casos con el signo de Clarke10 (prueba para evidenciar una alteración de la biomecánica femoropatelar) fue mayor en el grupo tratado después de 6 meses de tratamiento.

Hamawandi4, realizó un ensayo de control aleatorizado con noventa pacientes de edad (30-50) años con síndrome femororrotuliano y cambios degenerativos del cartílago y los dividió aleatoriamente en 2 grupos. El grupo A fue tratado mediante liberación lateral artroscópica y recibió una inyección intraarticular de ácido hialurónico 2 semanas después de la cirugía. El grupo B se trató únicamente mediante liberación lateral artroscópica. Los dos grupos fueron evaluados antes de la de la artroscopia y después a los 3 meses, 6 meses, 12 meses y 24 meses. Se evaluaron con la Escala Kujala (valorar el dolor anterior de rodilla) y la escala analógica visual. Ambos grupos, tras la operación mejoraron significativamente (p <0,001) en la puntuación de Escala Kujala y la escala analógica visual. El grupo que recibió la inyección intraarticular de ácido hialurónico mejoró más que el otro grupo, en la puntuación de escala Kujala hasta 2 años de seguimiento y también en la puntuación analógica visual a los 6 meses de la operación. Concluyendo así, que la inyección intraarticular de ácido hialurónico, puede escogerse como intervención para mejorar el dolor de rodilla y la funcionalidad hasta 2 años de seguimiento.

Ricardo da Costa et al5, en su revisión de bibliografía llegan a la conclusión de que la terapia con de AH previene la degradación del cartílago y promover su regeneración e inhibir los procesos inflamatorios celulares. Por lo que, es un tratamiento eficaz y seguro para combatir enfermedades articulares degenerativas y postraumáticas, postartroscopia, recuperación postquirúrgica, cicatrización de heridas y después de una inmovilización prolongada.

 

CONCLUSIONES

Los autores coinciden en que el tratamiento de inyección intraarticular en la rodilla mejora el dolor y la funcionalidad.

En líneas generales los autores obtienen buenos resultados mantenidos en el tiempo, incluso hasta 2 años tras la administración de AH en el cartílago articular.

Por lo tanto, en base a la literatura científica publicada concluimos que la administración de AH inyectado es una terapia segura y eficaz para el tratamiento de la condropatía rotuliana.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Santiago-Santos A, Blancas-Vargas ME, Silva-Escobedo JG. Eficacia de la dosis única intraarticular de hylan GF 20 después del tratamiento artroscópico del síndrome de dolor femororrotuliano. Rev Sanid Milit Méx. 2015; 69 (4): 301-308.
  2. Costa Astur D, Berteli Angelini F, Abdulchlek Santos M, Gonçalves Arliani G, Santoro Belangero P, Cohen M. Uso de ácido hialurónico exógeno para el tratamiento de la condropatía rotuliana: ensayo controlado aleatorio de seis meses. Rev Bras Ortop (São Paulo). Septiembre de 2019; 54 (5): 549-555. doi: 10.1055 / s-0039-1697974.
  3. Abate M, Schiavone C, Salini V. El uso de ácido hialurónico después de la cirugía de tendón y en tendinopatías. Biomed Res Int. . 2014; 2014: 783632. doi: 10.1155 / 2014/783632.
  4. Hamawandi SA. Uso de la inyección de ácido hialurónico después de la liberación artroscópica en el síndrome de compresión rotuliana lateral con cambios degenerativos del cartílago: ensayo de control aleatorizado. Trastorno musculoesquelético del BMC. 6 de enero de 2021; 22 (1): 24. doi: 10.1186 / s12891-020-03876-0
  5. Ricardo da Costa S, Freire da Mota E Albuquerque R, Partezani Helito C, Camanho GL. El papel de la viscosuplementación en la condropatía rotuliana. Ther Adv Musculoesquelético Dis. 13 de mayo de 2021; 13: 1759720X211015005. doi: 10.1177 / 1759720X211015005.
  6. Otsuki S, Nakajima M, Lotz M, Kinoshita M. Contenido de ácido hialurónico y sulfato de condroitina en el cartílago de la rodilla humana con osteoartritis: correlación específica del sitio con la fuerza de carga basada en la medición del ángulo femorotibial. J Orthop Res. Septiembre de 2008; 26 (9): 1194-8. doi: 10.1002 / jor.20571.
  7. Kumar P, Oka M, Toguchida J, Kobayashi M, Uchida E, Nakamura T, Tanaka K. Papel de la capa superficial más superficial del cartílago articular en el mecanismo de lubricación de las articulaciones. J Anat. Septiembre de 2001; 199 (Pt 3): 241-50. doi: 10.1046 / j.1469-7580.2001.19930241.x.
  8. Väätäinen U, Lohmander LS, Thonar E, Hongisto T, Agren U, Rönkkö S et al. Marcadores de cartílago y metabolismo sinovial en líquido articular y suero de pacientes con condromalacia de la rótula. Cartílago de la osteoartritis. Marzo de 1998; 6 (2): 115-24. doi: 10.1053 / joca.1997.0101.
  9. Clarke S, Rock V, Duda J, Sheriff M, Newman JH, Miran JR. Hylan GF 20 intraarticular (Sindis) en el tratamiento de la osteoartritis femororrotuliano de la rodilla (POAK) Rodilla. 2005; 12 ((1)): 57–62.
  10. Bucul K, Bucul J. Pruebas clínicas para patología ósea, articular y muscular. Exploraciones, signos y síntomas. Elzevir. 5ª Edición. 233-234. ISBN-13: ‎ 978-8445825211