Type to search

Abordaje de la disfagia en el paciente geriátrico.

17 diciembre 2021

AUTORES

  1. Paula Cristina García Buen. Diplomada en Enfermería. Servicio de Geriatría del Hospital General de la Defensa (Zaragoza).
  2. Cristina Trasobares García. Diplomada en Enfermería. Servicio de Geriatría del Hospital General de la Defensa (Zaragoza).
  3. Lorena Azabal Martín. Diplomada en Enfermería. Servicio de Geriatría del Hospital General de la Defensa (Zaragoza).
  4. Celia Ferrando Martínez. Graduada en Enfermería. Servicio de Geriatría del Hospital General de la Defensa (Zaragoza).
  5. Josué Martín Fuertes. Graduado en Enfermería. Servicio de Geriatría del Hospital General de la Defensa (Zaragoza).
  6. María Villabona Jiménez. Graduada en Enfermería. Servicio de Geriatría del Hospital General de la Defensa (Zaragoza).

 

RESUMEN

La disfagia orofaríngea se define como la dificultad o imposibilidad para deglutir alimentos sólidos y/o líquidos, saliva o pastillas, con una alta prevalencia en la población anciana, y considerada parte del proceso de envejecimiento. Según la European Society for Swallowing Disorders (ESSD) y la European Union Geriatric Medicine Society (EUGMS) la disfagia es considerada desde 2016 como un síndrome geriátrico 1.

Según afirma el Dr. Pere Clavé (director de la ESSD), la disfagia es un síntoma que afecta a dos millones de españoles, de los cuales solo un 10% está correctamente diagnosticado y tratado 2.

Tanto el diagnóstico precoz (mediante el test MECV-V), como el abordaje multidisciplinar y las medidas higiénico-dietéticas son cruciales para garantizar una buena calidad de vida del paciente y para prevenir complicaciones graves 3.

 

PALABRAS CLAVE

Disfagia, geriatría, diagnóstico, broncoaspiración.

 

ABSTRACT

Oropharyngeal dysphagia is the difficulty or inability to swallow certain foods, liquids, saliva or even pills, being very prevalent among the elderly, and considered part of the ageing process. According to a study by the European Society for Swallowing Disorders (ESSD) and the European Union Geriatric Medicine Society (EUGMS) dysphagia has been considered a Geriatric Syndrome since 2016. Dr Pere Clavé (ESSD director) claims that there are 2 million people who suffer from dysphagia in Spain, and only a 10% is correctly diagnosed and properly treated. Early diagnosis, along with a multidisciplinary approach and hygiene and dietetic measures are crucial to ensure a good quality of life and prevent severe complications.

 

KEY WORDS

Dysphagia, elderly, diagnosis, bronchoaspiration.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La disfagia orofaríngea es uno de los síndromes geriátricos menos conocidos, pese a cómo afecta a la calidad de vida de los pacientes, así como a su salud y a su capacidad funcional 3. El método de exploración clínica volumen-viscosidad (MECV-V) ha demostrado ser de gran utilidad a la hora de diagnosticar la disfagia de forma precoz en pacientes con edad avanzada, ya que muchas veces pasa desapercibido y origina complicaciones antes de ser detectada 1. El protocolo de la planta de geriatría del Hospital General de la Defensa consiste en realizarlo a las 24 horas del ingreso de forma protocolaria, debiendo tomar el paciente agua en forma de gelatinas hasta la realización del mismo. Antes de realizarlo se debe asegurar que el paciente se encuentra en sedestación (preferiblemente en silla o sillón, si no puede levantarse, colocarlo lo más incorporado posible en la cama con la espalda recta, elevando el cabecero) y monitorizar a lo largo de toda la prueba la saturación de oxígeno (si la saturación disminuye más de un 5% indicará que hay riesgo) 4. Se valorarán aspectos como la presencia de disfagia previa, si ha habido o no broncoaspiración durante el ingreso y si el paciente tomaba ya espesantes en domicilio. El test valora dos tipos de alteraciones: las de seguridad y las de eficacia. Las alteraciones de seguridad son tres: cambios en la voz, desaturación de oxígeno y tos, mientras que los signos de eficacia son cuatro: sello labial, residuos orales, deglución fraccionada y residuo faríngeo. Las texturas de los líquidos pueden ser (de más espesor a menos): pudding, miel, néctar y agua. En la planta de geriatría se trabaja con tres de las texturas (pudding, néctar y agua). Se administrarán volumen bajo, medio y alto (5, 10 y 20 ml respectivamente), en orden creciente según lo vaya tolerando el paciente. Se comienza por la textura néctar, dando primero el mínimo volumen (5ml) y continuando si no hay ninguna alteración de seguridad y/o eficacia con agua y posteriormente con viscosidad pudding (esto último para descartar disfagia a sólidos). Se deberá registrar en cada volumen si ha habido alguna alteración de seguridad o de eficacia, y en caso de ser así no se proseguirá al siguiente volumen. Siempre se establecerá como adecuado el volumen de la viscosidad anterior al que ha dado positivo, es decir, si un paciente tose con 20 ml de néctar deberá tomar los líquidos espesados textura néctar a volumen medio (10ml) 4

 

En caso de que el resultado sea positivo y el paciente sea diagnosticado de disfagia, se procede a proporcionar información educativa al paciente y a su familia. Para ello, se entrega un tríptico de disfagia donde se explica de manera sencilla qué es la disfagia, cuáles son sus síntomas (tos o carraspeo, atragantamientos frecuentes, babeo, cambios en el tono de la voz, necesidad de tragar varias veces para tomar una misma cucharada, mantener la comida en la boca…), así como cuáles son las complicaciones más frecuentes (pérdida de peso, deshidratación y riesgo de atragantamientos e infecciones respiratorias porque el alimento va al pulmón en lugar de al esófago) 5. También se insiste en propiciar un entorno tranquilo, eliminar distracciones como la televisión, la radio, personas hablando, etc. La postura más adecuada será sedestación con la espalda recta y la cabeza ligeramente hacia delante. Se esperan entre 30 y 60 minutos antes de acostarse tras comer Las pajitas y las jeringas están contraindicadas debido a que aumentan el riesgo de broncoaspiración; en cambio la cuchara es más segura y beneficiosa. Se deben evitar las dobles texturas, los alimentos secos, pegajosos, fibrosos, o que al masticarlos desprendan líquidos. En caso de atragantamiento no se debe ingerir ningún líquido ni sólido, y el paciente deberá inclinarse hacia delante e intentar toser con fuerza 6. Sería conveniente que la familia y/o cuidadores conocieran la maniobra de Heimlich.

Los líquidos se espesarán con un espesante comercial. Aun así, sería conveniente que los pacientes y sus familias identificarán las diferentes texturas:

– Néctar: puede beberse del vaso, al caer forma un hilo.

– Pudding: se debe tomar a cucharadas.6

Todas estas medidas, así como la realización del test MECV-V de forma correcta y a tiempo ayudarán al paciente a preservar su calidad de vida y evitar complicaciones que podrían comprometer seriamente su estado de salud.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Talleda N. La disfagia, un síndrome geriátrico. Geriatricarea [revista en internet] 2020 Mayo [acceso 11 de noviembre de 2021] Disponible en: https://www.geriatricarea.com/2020/05/03/la-disfagia-orofaringea-es-muy-prevalente-entre-personas-mayores/
  2. Alcalde Muñoz S, Rodríguez Rodríguez R. Guía de disfagia. internet] 2020 [acceso 12 de noviembre 2021] Disponible en: https://www.semergen.es/files/docs/grupos/digestivo/manejo-disfagia-ap.pdf
  3. Zamora Mur, A. Palacín Ariño, C. Guardia Contreras, A.I. Zamora Catevilla, A. Clemente Roldán, E. Santaliestra Grau, J. Importancia de la detección de la disfagia en pacientes geriátricos. Semergen. [Internet]. 2018; [citado 2018 Oct 29] 44(3): 151-222 Disponible en: http://www.elsevier .es/es-revista-medicina-familia- semergen-40- resumen-importancia- deteccion-disfagia- pacientes-geriatricos-S113835 9317300783
  4. Álvarez Sagüés I, Garde Echalecu R. Aplicación del test MECV-V para el diagnóstico precoz de la disfagia orofaríngea. Ocronos editorial científico técnica. [revista en internet] 2019 noviembre [acceso 11 de noviembre de 2021] Disponible en: https://revistamedica.com/test-mecv-v-diagnostico-precoz-disfagia-orofaringea/
  5. Aslam M, Vaezi M. Dysphagia in the elderly. Gastroenterology & hepatology. 2013; 9(12): 784–795.
  6. González Alted C, Casado Romo M, Gómez Blanco A, Pajares García S, Dávila Acedo R, Barroso Pérez L, Panizo Velasco E. Guía de nutrición de personas con disfagia. Imserso [internet] 2017. 19-26. [acceso 10 de noviembre de 2021] Disponible en: https://www.imserso.es/InterPresent1/groups/imserso/documents/binario/402017002_guia_nutricion_perso.pdf

.